Menú Cerrar

Comité de Derechos Humanos de la ONU dictamina que no hay evidencias suficientes de responsabilidad del Estado en desaparición de Alcedo Mora

Comité de Derechos Humanos de la ONU dictamina que no hay evidencias suficientes de responsabilidad del Estado en desaparición de Alcedo Mora

El pasado 22 de abril de 2020 el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas al analizar los alegatos expuestos por los hijos del dirigente social Alcedo Mora asistidos por Provea y los argumentos presentados por el Estado venezolano, dictaminó que no quedó suficientemente evidenciado que hayan sido funcionarios del Estado venezolano quienes produjeron la desaparición de Alcedo Mora

Los familiares presentaron el caso ante el Comité ante la falta de investigación del Ministerio Público. El Comité de Derechos Humanos indicó que “El Comité toma nota de que han transcurrido más de cinco años desde la primera denuncia presentada por la desaparición del Sr. Mora Márquez. También nota que el Estado parte ha proporcionado únicamente información muy general para justificar dicho retraso. En vista de lo anterior, el Comité considera que las investigaciones se han dilatado excesivamente y que, en consecuencia, el artículo 5, párrafo 2, apartado b, del Protocolo Facultativo no le impide examinar la presente queja”

El 28 de junio de 2016 el Comité de Derechos Humanos recibió la comunicación donde se expusieron los hechos y se argumentó las razones por las cuales el Estado venezolano era responsable de la desaparición puesto que había suficientes elementos para señalar al Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) como responsable de la detención y desaparición.

Alcedo Mora Márquez era un conocido dirigente regional del Partido de la Revolución Venezolana, que difundía sus opiniones políticas en programas de las emisoras Radio Horizonte, Radio Zamora y Radio los Andes 1040, denunciando hechos de corrupción, criticando las políticas del gobierno y exhortando a la población a organizarse en la defensa de sus derechos.

El 27 de febrero de 2015, en horas de la mañana, Alcedo Mora salió de su casa en dirección a su trabajo; fue la última vez que sus hijos lo vieron con vida.

El 5 de marzo de 2015, los hijos Simón Mora Carrero y Alcedo Guaicamacuto Mora Carrero interpusieron una denuncia por desaparición forzada ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas de Mérida, que quedó radicada bajo el número K-15-0262-00618. Tanto la Defensoría del Pueblo como la Asamblea Nacional fueron igualmente notificadas.

Informaron a las autoridades que dos días antes de su desaparición forzada, Alcedo Mora Márquez fue interceptado cerca de su vivienda por una camioneta negra, modelo Hilux, de donde descendieron hombres armados quienes lo amenazaron de muerte. Según varias informaciones recibidas por la familia de Alcedo Mora Márquez, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) utilizaba un vehículo de similares características.

El día 25 de febrero a las 7:41 pm Alcedo Mora Márquez envió desde su teléfono celular un mensaje de texto a varios amigos indicando que: “Camaradas, alerta, tengo requisitorio de orden de captura por el Sebin [Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional]. Se me quiere involucrar en unos recuperos; la cosa es complicada; es parte donde se me quiere cobrar por unas denuncias de corrupción en Pdvsa [Empresa estatal Petróleos de Venezuela S.A.] que he venido haciendo y me quieren montar una olla . Hay que estar pendiente”.

En su escrito ante el Comité los familiares indicaron que en particular, si bien observan que las investigaciones llevadas a cabo por el Ministerio Público avanzaron en los primeros meses a un buen ritmo, y que se ha realizado un conjunto de actuaciones orientadas a investigar la desaparición forzada de su padre, como la solicitud de información a varios operadores telefónicos sobre el cruce de llamadas, y la convocación a declarar de una serie de personas cercanas al desaparecido, los familiares indicaron también  que el Ministerio Público no realizó otras actuaciones importantes, tales como llamar a declarar a otros testigos, solicitar el rastreo de otros teléfonos, hacer inspecciones de campo, o identificar la camioneta sospechosa. Por lo tanto, consideran que, al no haber arrojado ningún resultado, la investigación no ha sido efectiva.

En su escrito de Defensa el gobierno de Venezuela expresó que no solamente no ha surgido ningún elemento que permita evidenciar la participación directa o indirecta de agentes del Estado parte en la desaparición del Sr. Mora Márquez, sino que se mantiene abierta la hipótesis de que la referida desaparición haya podido ser practicada sin el consentimiento o autorización de las autoridades del Estado parte, por grupos irregulares que operan en la República de Colombia e ingresan de manera irregular a Venezuela.

Al respeto el Comité de Derechos Humanos concluyó: “El Comité toma nota de que los autores afirman que los hechos del presente caso constituyen una desaparición forzada por motivos políticos, y que existe en el Estado parte un incremento de denuncias de casos de desaparición forzada por dichos motivos. El Comité también toma nota de que el Estado parte sostiene que no existe ningún elemento que permita evidenciar la participación directa o indirecta de agentes del Estado en la desaparición del Sr. Mora Márquez, y que se mantiene abierta la hipótesis de que la referida desaparición haya podido ser practicada, sin el consentimiento o autorización de las autoridades del Estado parte, por grupos irregulares que operan en la República de Colombia e ingresan de manera irregular a Venezuela.”

Agregó el Comité: “Si bien el Comité observa las denuncias existentes por desapariciones forzadas llevadas a cabo en el Estado parte antes de la época de los hechos del presente caso, las cuales llevaron a la creación en febrero de 2012 de la Comisión por la Justicia y la Verdad para investigar y sancionar los crímenes, desapariciones, torturas y otras violaciones de los derechos humanos por razones políticas ocurridas entre 1958 y 1998, así como las denuncias existentes por desapariciones forzadas llevadas a cabo en el Estado parte después de la época de los hechos del presente caso, también observa que no se presentó información sobre un contexto específico de desapariciones forzadas en la época ni en el lugar de los hechos del presente caso. Además, en ausencia de prueba indiciaria para fundamentar la presunción de participación, apoyo o aquiescencia de agentes del Estado en la desaparición del Sr. Mora Márquez, el Comité no puede llegar a ninguna conclusión con relación al carácter forzado o no de dicha desaparición.”

Lamentamos la decisión de la mayoría de expertos del Comité de Derechos Humanos ya que como bien lo afirman los votos disidentes había razones para establecer la responsabilidad del Estado.

Desde Provea seguiremos acompañando a los familiares de Alcedo Mora para que haya justicia. La desaparición forzada de Alcedo Mora no puede quedar impune y obliga al Ministerio Público a seguir investigando, establecer las responsabilidades y presentar ante los órganos de administración de justicia a los presuntos culpables para que sean sancionados.

El escrito completo del Comité de Derechos Humanos puede ser consultado aquí:

Decisión del CDH de ONU ALcedo Mora

Fuente de TenemosNoticias.com: www.derechos.org.ve / Marino Alvarado

Publicado el: 2020-05-14 13:19:37
En la sección: PROVEA

Volver al inicio