Menú Cerrar

La tecnología revela viejos secretos del gran camino blanco maya

[Img #59254]

¿Una poderosa reina de Cobá, una de las ciudades más grandes del antiguo mundo maya, construyó el camino maya más largo para invadir a un vecino más pequeño y aislado y establecerse contra el emergente imperio Chichén Itzá? La pregunta ha intrigado durante mucho tiempo a Traci Ardren, arqueóloga y profesora de antropología de la Universidad de Miami. Ahora, ella y sus colegas académicos pueden estar un paso más cerca de una respuesta, después de realizar el primer estudio LIDAR de la carretera de piedra de 100 kilómetros que conectaba las antiguas ciudades de Cobá y Yaxuná en la Península de Yucatán hace 13 siglos.

 

Una vez utilizada principalmente por los meteorólogos para estudiar las nubes, LIDAR, abreviatura de «detección y alcance de la luz», esta tecnología está revolucionando la arqueología al permitir a los arqueólogos detectar, medir y mapear estructuras ocultas debajo de la densa vegetación que, en algunos casos, ha crecido siglos, envolviendo ciudades enteras. A menudo desplegados desde aviones de bajo vuelo, los instrumentos LIDAR disparan pulsos rápidos de luz láser en una superficie y luego miden la cantidad de tiempo que tarda cada pulso en recuperarse. Las diferencias en los tiempos y las longitudes de onda del rebote se utilizan para crear mapas digitales en 3D de estructuras de superficie ocultas.

 

El estudio LIDAR, que Ardren y otros investigadores del Proyecto de Interacción del Centro de Yucatán (PIPCY) llevaron a cabo en 2014 y 2017 de Sacbé 1 o Camino Blanco 1, como se llamaba esta vía recubierta de yeso blanco, puede arrojar luz sobre las intenciones de K’awiil Ajaw, la reina guerrera que Ardren cree que encargó su construcción a principios del siglo VII.

 

En un análisis del estudio LIDAR, publicado recientemente en Journal of Archaeological Science, los investigadores identificaron más de 8.000 estructuras cubiertas de árboles de diferentes tamaños a lo largo del camino, con suficiente volumen total para llenar aproximadamente 2.900 piscinas olímpicas. El estudio también confirmó que el camino, que mide unos ocho metros de ancho, no es una línea recta, como se supone desde que los arqueólogos del Instituto Carnegie de Washington cartografiaron toda su longitud en la década de 1930, con poco más que una cinta métrica y una brújula.

 

 

Mapa realizado con tecnología LIDAR del centro de Yaxuná. (Imagen: Traci Ardren y Dominique Meyer/University of Miami)

 

Más bien, la carretera elevada se desvió para incorporar pueblos y ciudades preexistentes entre Cobá, que es conocida por sus monumentos tallados que representan a gobernantes belicosos que se alzan sobre cautivos atados, controlaban el este de Yucatán y Yaxuná, una ciudad más pequeña y antigua en el centro de la península. Sin embargo, el aislado Yaxuná todavía logró construir una pirámide casi tres veces más grande y siglos antes que el famoso Castillo de Chichén Itzá, a unas 15 millas de distancia.

 

«El LIDAR realmente nos permitió entender el camino con mucho más detalle. Nos ayudó a identificar muchos pueblos y ciudades nuevos a lo largo del camino, nuevos para nosotros, pero preexistentes», dijo Ardren. «Ahora también sabemos que el camino no es recto, lo que sugiere que fue construido para incorporar estos asentamientos preexistentes, y eso tiene implicaciones geopolíticas interesantes. Este camino no solo conectaba Cobá y Yaxuná; conectaba a miles de personas que vivían en la región intermediaria».

 

Fue en parte la proximidad de Yaxuná a Chichén Itzá, la ruina maya más famosa de México, que floreció después de que Yaxuná y Cobá desaparecieron, lo que llevó a Ardren y otros investigadores del PIPCY a teorizar que K’awiil Ajaw construyó el camino para invadir Yaxuná y ganar un punto de apoyo en medio de la peninsula. Gobernante de Cobá durante varias décadas, comenzando en el año 640 d.C., está representada en esculturas de piedra pisoteando a sus cautivos atados.

 

«Personalmente creo que el ascenso de Chichén Itzá y sus aliados motivaron el camino», dijo Ardren. «Fue construido justo antes del año 700, al final del Período Clásico, cuando Cobá está haciendo un gran esfuerzo para expandirse. Está tratando de mantener su poder, por lo que con el ascenso de Chichén Itzá, necesitaba una fortaleza en el centro de la península. El camino es uno de los últimos esfuerzos de Cobá para mantener su poder. Y creemos que puede haber sido uno de los logros de K’awiil Ajaw, quien llevó a cabo guerras de expansión territorial «.

 

Para probar su teoría, Ardren, una experta en género en la antigua sociedad maya que editó el libro de 2002 «Ancient Maya Women», y otros académicos de PIPCY recibieron fondos de la National Science Foundation para excavar antiguos grupos de hogares a lo largo del gran camino blanco. Su objetivo es determinar el grado de similitudes entre los artículos para el hogar en Cobá y Yaxuná antes y después de la construcción de la carretera. El pensamiento, dijo Ardren, es que después de que el camino uniera las dos ciudades, los bienes encontrados en Yaxuná mostrarían similitudes crecientes con los de Cobá.

 

Hasta ahora, los investigadores han excavado grupos de hogares en el borde de Cobá y Yaxuná, y planean comenzar una tercera excavación este verano, en un lugar informado por el estudio LIDAR. Se encuentra entre las dos antiguas ciudades mayas, en el gran camino blanco que Ardren dice que habría brillado incluso en la oscuridad de la noche.

 

Como señaló, el camino era tanto una maravilla de la ingeniería como las pirámides monumentales que los mayas erigieron en el sur de México, Guatemala, el norte de Belice y el oeste de Honduras. Aunque construido sobre terreno ondulado, el camino era plano, con el terreno irregular lleno de enormes rocas de piedra caliza y la superficie cubierta con yeso blanco brillante. Esencialmente, la misma fórmula que los romanos usaban en el siglo III a.C., el yeso se hizo quemando piedra caliza y agregando cal y agua a la mezcla.

 

«Hubiera sido un faro a través del denso verde de los campos de maíz y los árboles frutales», dijo Ardren. «Toda la jungla que vemos hoy no estaba allí en el pasado porque los mayas limpiaron estas áreas. Necesitaban madera para construir sus hogares. Y ahora que sabemos que el área estaba densamente ocupada, sabemos que necesitaban mucha madera. Porque también lo necesitaban para quemar piedra caliza» y construir el camino más largo del mundo maya hace 13 siglos. (Fuente: DICYT)

Fuente de TenemosNoticias.com: noticiasdelaciencia.com /

Publicado el: 2020-02-25 07:45:44
En la sección: Ciencia Amazings® / NCYT®

Noticias relacionadas

8 de Agosto es el Día Mundial del Orgasmo: Cinco Tips para llegar al clímax

Cada 8 de agosto se celebra el Día Mundial del Orgasmo Femenino, una fecha que invita a reflexionar sobre la ... Leer más
[Img #61290]

Un censo de las galaxias más pequeñas ayuda a la búsqueda de la materia oscura

Los científicos del Dark Energy Survey han publicado los resultados de cinco años de trabajos. Los investigadores utilizaron el censo ... Leer más
Cinco Tips para llegar al clímax: 8 de Agosto, el Día Mundial del Orgasmo

Cinco Tips para llegar al clímax: 8 de Agosto, el Día Mundial del Orgasmo

Cada 8 de agosto se celebra el Día Mundial del Orgasmo Femenino, una fecha que invita a reflexionar sobre la ... Leer más
[Img #61297]

Una icónica tecnología de herramientas de piedra de los nativos americanos descubierta en Arabia

Un nuevo estudio dirigido por arqueólogos del CNRS, el Inrap, la Universidad del Estado de Ohio y el Instituto Max ... Leer más
Cargando...
Volver al inicio