Menú Cerrar

Lucy, el primer australopithecus | Noticias de la Ciencia y la Tecnología (Amazings® / NCYT®)

[Img #59163]

Durante las últimas décadas, la paleontología humana ha efectuado grandes saltos adelante. Nuestro árbol genealógico se ha ido completando, y se entienden mucho mejor las relaciones entre nuestro género, Homo, y otros que vivieron con anterioridad a él. La edad de oro de esta búsqueda incansable de fósiles de antepasados humanos se inició con el hallazgo de un espécimen muy particular: el australopithecus Lucy.

 

A principios de la década de 1970, Maurice Taieb, un paleoantropólogo francés que estaba trabajando en Etiopía, descubrió una formación geológica especialmente atractiva, llamada Hadar, en el valle de Awash. Su estructura la hacía muy prometedora como contenedora de fósiles y objetos relacionados con el hombre, así que organizó una expedición para efectuar diversas excavaciones en la región. Junto a él participarían el estadounidense Donald Johanson, la británica Mary Leakey y el francés Yves Coppens, así como otros colaboradores.

 

La primera temporada de trabajos se inició en otoño de 1973. En noviembre, poco antes de finalizarla, Johanson y sus colegas empezaron a localizar fósiles interesantes, cuyo estudio sugirió que pertenecían a algún homínido capaz de desplazarse de forma bípeda. Su datación, unos 3 millones de años, demostraría que esta característica estaba ya presente en esa especie mucho antes de lo que se creía.

 

La campaña de 1974 se inició igualmente con éxito. Su punto álgido se produjo el 24 de noviembre, cuando Johanson, junto a Tom Gray, hicieron un descubrimiento particular. En un entorno casi desértico, los dos científicos examinaron visualmente una zona ya revisada con anterioridad, una especie de pequeña hondonada en la que algo les llamó la atención: un hueso perteneciente a un brazo descansaba sobre la pendiente. Sorprendidos, lo examinaron más de cerca, y junto a él hallaron un trozo de la parte trasera de un cráneo.

 

El examen continuó, y siguieron apareciendo fósiles óseos a poca distancia, incluyendo vértebras, pedazos de una mandíbula, etc. Todo parecía indicar que se trataba de huesos pertenecientes a un mismo ejemplar, lo cual es a menudo infrecuente.

 

El hallazgo fue comunicado al resto de la expedición, que inició de inmediato la recuperación de los restos. Durante tres semanas, los paleontólogos extrajeron con todo cuidado el material, clasificándolo y preparándolo para su almacenamiento y transporte. Sin saber del todo aún lo que habían descubierto, le otorgaron un apodo: Lucy. Durante la primera noche tras haberlo encontrado, sonó en el equipo de música del campamento la canción “Lucy in the Sky with Diamonds”, de los Beatles, y se decidió que era un buen nombre, ya que las características de su pelvis parecían indicar que era una hembra.

 

Siguiendo los cauces previstos, Johanson acordó con el gobierno etíope la salida de los fósiles del país para llevarlos a Estados Unidos, donde serían estudiados. Fueron puestos en manos de Owen Lovejoy, un antropólogo del Museo Cleveland de Historia Natural, quien se ocupó de poner en orden todos los huesos y de verificar su estado. Quedó entonces claro que los expedicionarios habían logrado recuperar el 40 por ciento de un espécimen de una especie posiblemente desconocida, el cual correspondía, efectivamente, a una hembra.

 

La descripción de Lucy indicó que se trataba de un animal con algunas características humanas: aunque tenía un cerebro pequeño, similar al de los actuales chimpancés, era bípedo, y por tanto la criatura podía caminar erguida gracias a la especialización de ciertos huesos, sobre todo de la pelvis y de las piernas. Lucy debió pesar unos 29 kg y medir aproximadamente un metro de altura.

 

 

Interpretación de la vida de una familia de australopithecus. (Foto: Wikipedia Commons)

 

Una nueva especie: Australopithecus afarensis

 

Tras su completa descripción, los especialistas señalaron a Lucy, llamada también AL 288-1, como el primer miembro representativo de una nueva especie: Australopithecus afarensis. No pertenecía al género Homo, pero su edad, unos 3,2 millones de años, le situaba como posible antepasado de este.

 

La importancia del descubrimiento hizo de Lucy uno de los fósiles más famosos de la historia. Regresaría a Etiopía 9 años después, tras su análisis en Estados Unidos. El interés despertado propició con posterioridad (2007) que fuera expuesta durante seis años en este último país, volviendo en 2013 a Etiopía. Desde entonces, no ha salido de ahí, ante el temor de que pueda dañarse.

 

Lucy es actualmente solo uno de varios especímenes de Australopithecus afarensis. Otros han sido encontrados después, permitiendo obtener nuevos datos sobre sus características anatómicas. Pudo aún habitar en zonas arboladas, pero debió pasar mucho tiempo en posición bípeda, y  probablemente su especie se hallaba ya en un proceso de acortamiento de brazos y/o de alargamiento de piernas, acercándose a la proporción humana. Su inteligencia, sin embargo, sería limitada, debido a su pequeña capacidad craneal, inferior a 500 centímetros cúbicos. Su dieta debió estar basada sobre todo en plantas. El examen de su dentadura indica que Lucy debió tener unos 12 años en el momento de su muerte, siendo ya entonces adulta. Se desconoce de qué murió, aunque se han propuesto varias teorías, como la caída desde un árbol.

 

La importancia de este fósil impide que esté expuesto actualmente al público en general. Solo está disponible para su estudio científico, en el Museo Nacional de Etiopía, y son reproducciones las que podemos encontrar en museos y exposiciones.

 

Donald Johanson ha sido repetidamente galardonado debido a su descubrimiento. El suyo fue uno de esos que han permitido avanzar notablemente en el conocimiento de los orígenes de nuestra especie. El éxito mediático de Lucy, además, ha acercado la paleontología humana a millones de personas. Pocas veces el título de una canción habrá servido para popularizar un hecho tan importante y antiguo de la historia… (Fuente: NCYT Amazings/Manel Montes)

 

 

Fuente de TenemosNoticias.com: noticiasdelaciencia.com /

Publicado el: 2020-02-19 03:45:06
En la sección: Ciencia Amazings® / NCYT®

Noticias relacionadas

Aumentan casos de coronavirus en Corea del Sur

Aumentan casos de coronavirus en Corea del Sur

Corea del Sur reportó el viernes 52 nuevos casos confirmados de infección con coronavirus, elevando el total a 156. Los ... Leer más
[Img #59149]

Visitas de cometas provenientes de fuera de nuestro sistema solar

No todos los cometas siguen órbitas ancladas alrededor del Sol. Algunos vuelan a través del sistema solar a alta velocidad ... Leer más
Ciudad surcoreana queda desierta tras "evento de superpropagación" del virus en glesia

Ciudad surcoreana queda desierta tras «evento de superpropagación» del virus en glesia

Las calles de la cuarta ciudad más grande de Corea del Sur estaban desiertas el jueves, con los residentes dentro ... Leer más
[Img #59162]

Solar Orbiter envía sus primeras mediciones

Las primeras mediciones efectuadas por un instrumento de Solar Orbiter llegaron a la Tierra el jueves, 13 de febrero, confirmando ... Leer más
Cargando...
Publicado en Ciencia

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Volver al inicio