Menú Cerrar

Medicinas existentes, la ruta más corta para una cura al coronavirus

Medicinas existentes, la ruta más corta para una cura al coronavirus

Con el saldo de muertes por el coronavirus sobrepasando las 20.000 esta semana, los esfuerzos acelerados para desarrollar tratamientos para el COVID-19 están primordialmente enfocados en adaptar medicamentos ya existentes para combatir la enfermedad.

“El sendero más corto para un tratamiento, creemos, es reutilizar algo que ya existe basado en nuestro conocimiento de sus mecanismos de acción”, dijo el doctor Hana Akselrod, profesor asistente de enfermedades contagiosas de la Facultad de Medicina en la Universidad George Washington.

Esta nueva variedad de coronavirus, que produce una enfermedad respiratoria llamada COVID 19, que puede resultar fatal para aproximadamente un dos por ciento de la población, especialmente ancianos y aquellos que tienen condiciones subyacentes como diabetes o presión arterial alta. El nuevo coronavirus está vinculado a otros virus de influenza potencialmente mortales, como el SARS Y EL MERS.

Expertos en enfermedades infecciosas tienen confianza de que una vacuna pueda ser desarrollada para prevenir las infecciones de coronavirus, pero las pruebas para desarrollar una vacuna segura y efectiva, y organizar su producción a nivel mundial, podrían tomar un año o más.

Actualmente no existe ningún tratamiento para los pacientes infectados, pero una amplia variedad de medicamentos están siendo probados. Estos caen dentro de tres categorías: neutralizan el virus, alivian algunos de los síntomas más peligrosos y fortalecen el sistema inmunológico del paciente.

Neutralizar el virus

Los antiguos medicamentos contra la malaria, chloroquine e hidroxychloroquina, están siendo estudiados en varios países para posiblemente prevenir el coronavirus , o para matar el virus en las primeras etapas de la infección. Esta es una combinación de medicamentos que el presidente Donald Trump dijo que “cambiaría el juego” , pero científicos dicen que faltan más estudios para verificar los resultados.

¿Cómo trabajan la chloroquina y la hidroxychloroquina?

La teoría de mayor peso es que esta droga interfiere con la habilidad del virus para entrar a una célula anfitriona y hace esa célula menos acogedora para el virus. Y si el virus no está infectando la célula, no será tan efectiva para reproducirse y crear copias suyas, etc.”, dijo el doctor Akselrod.

Este cocktail de medicamentos para la malaria ha sido probado en pequeños grupos en Francia y China con resultados mixtos. Se están llevando a cabo estudios más amplios.

Aún si la chloroquina y la hidroxychloroquina resultan efectivos contra el coronavirus, hay posibles efectos colaterales serios que considerar, incluyendo posibles arritmias cardíacas o palpitaciones irregulares, y podría ser tóxica si es tomada en una dosis muy alta.

“También sabemos que ha habido casos en los que personas pensaron que podrían estar libres de riesgo del coronavirus tomando estos medicamentos y trágicamente terminaron envenenándose”, dijo el doctor Akselrod.

Otro fármaco llamado Remdesivir que demostró ser efectiva para tratar a pacientes infectados con el mortal virus del Ébola, ha resultado prometedora para el tratamiento de coronavirus. Al igual que el medicamento para la malaria, Remdesivir también inhibe al coronavirus de entrar a la celula anfitriona y reproducirse. También se hacen pruebas de gran escala para este medicamento.

Alivio de síntomas

El COVID-19 se adhiere a los pulmones, ocasionando en muchos casos una inflamación severa, congestión, problemas respiratorios, neumonía y paro respiratorio. Una medicina para la artritis reumática llamada Kevzara está entre los fármacos en prueba para tratar los síntomas del coronavirus. El medicamento se enfoca en una parte del sistema inmunológico del cuerpo humano.

¿Funciona el Kevzara?

“Interfiere con una parte importante de los procesos inflamatorios, que es una parte de los mecanismos de defensa ante los procesos infecciosos, y esto es luego que la infección tuvo lugar y se ha desarrollado, quizás la severidad de los efectos del virus y la gravedad de los síntomas puedan ser reducidos al bloquear esta parte de la respuesta inmunológica”, dijo Akselrod.

Mientras el Kevzara y otros antiinflamatorios pueden ayudar a reducir la congestión y problemas respiratorios, hay preocupación de que también podría interferir con la habilidad del sistema inmunológico para combatir la infección.

La chloroquina y la hidroxychloroquina también tienen características antiinflamatorias que pueden ayudar a aliviar la congestión relacionada con el coronavirus.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) aprobó esta semana terapias a base de plasma de enfermos ya recuperados. Esto implica sacar anticuerpos del plasma de la sangre de pacientes totalmente recuperados e inyectárselo a pacientes aún enfermos.

“Lo que estamos haciendo es este tratamiento de baja tecnología, una solución chapada a la antigua de tomar la sangre de pacientes recuperados, tal como hacían antes de que se inventaran los antibióticos”, dijo el doctor Shmuel Shoham, un profesor de medicina en la Universidad John Hopkins, quien es parte de un equipo que ha experimentado con plasma de recuperados contra varios tipos de virus de influenza.

Usar plasma de convalecientes en pacientes sumamente graves puede ameritar las pruebas, dijo Shoham, pero pruebas anteriores en etapas más avanzadas de la infección no han resultado efectivas. En su lugar, dijo, “tiene más sentido científicamente” usar este proceso para la prevención o el tratamiento inicial.

Un reciente fracaso de una prueba fue de un medicamento para tratar el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), que no dio resultados positivos.

Unos 70 medicamentos ya existentes han sido identificados como posibles vacunas o tratamientos para el coronavirus, según el sitio web científico bioExiv.

Expertos en enfermedades infecciosas son renuentes a especular cuánto tiempo tomará para que una vacuna o un tratamiento pasen todo el proceso de estudio y pruebas, y para que las empresas farmacéuticas puedan alcanzar un nivel de producción para suplir la demanda mundial, pero dicen que cuando menos, tomará meses.

Fuente de TenemosNoticias.com: www.voanoticias.com / [email protected] (Voz de América – Redacción)

Publicado el: 2020-03-25 19:52:53
En la sección: Ciencia y Salud – Voice of America

Noticias relacionadas

[Img #60943]

Revelada la estructura del famoso chorro de materia de la galaxia M87

Un trabajo del Máster en Astrofísica de la Universidad de Barcelona (UB) realizado en el Instituto de Astrofísica de Canarias ... Leer más
Científicos en China detectan nueva cepa de gripe que podría convertirse en pandemia

Científicos en China detectan nueva cepa de gripe que podría convertirse en pandemia

Un grupo de científicos han identificado en China una nueva cepa de gripe presente en cerdos que tiene el potencial ... Leer más
Las respuestas simples, binarias o maniqueas son placenteras para nuestro cerebro, pero muy poco productivas

Las respuestas simples, binarias o maniqueas son placenteras para nuestro cerebro, pero muy poco productivas

El mundo no son solo ceros y unos. No siempre debemos enfrentarnos a los problemas de forma dicotómica o maniquea ... Leer más
[Img #60913]

El metal en los cráteres de la Luna da pistas sobre su origen

La vida en la Tierra no sería posible sin la Luna; esta mantiene estable el eje de rotación de nuestro ... Leer más
Cargando...
Publicado en Ciencia

Otras noticias de interés

Volver al inicio