Menú Cerrar

Políticas que recortan años de vida a los ciudadanos

[Img #61334]

Un país en el que haya diferencias significativas entre las políticas de sus distintas regiones o estados ofrece una vía idónea para investigar qué repercusiones tiene sobre la salud de la población la aplicación de cada una de esas políticas. En una investigación reciente se ha hecho esto, y el resultado desatará debates muy airados porque de hecho las diferencias entre políticas pueden incluso medirse en años de más o de menos en las vidas de las personas dependiendo de la política a la que estén sometidas.

 

El equipo de Jennifer Karas Montez, de la Universidad de Siracusa en Nueva York, Estados Unidos, examinó cómo las políticas (sanitarias y de otros ámbitos) en cada estado de la nación contribuían a las tendencias de esperanza de vida en Estados Unidos desde 1970 hasta 2014. Para el estudio, se recurrió a información sobre 18 ámbitos, como por ejemplo la legislación sobre el aborto y la legislación sobre la tenencia y uso de armas de fuego, cada uno medido en una escala de liberal a conservador, para cada estado y año. El análisis predijo entonces la tendencia en la esperanza de vida en cada estado de EE.UU. y en la nación en general, teniendo en cuenta las características intrínsecas de los estados y sus residentes.

 

«Los estadounidenses mueren más jóvenes que las personas de otros países con altos ingresos económicos», denuncia Montez. «Esta brecha en la esperanza de vida entre Estados Unidos y otros países surgió en la década de 1980 y ha crecido desde entonces”. A partir de aquella época, la brecha en la esperanza de vida entre los estados de EE.UU. también se amplió.

 

Por ejemplo, entre 1980 y 2017, la esperanza de vida aumentó en solo 2,2 años en Oklahoma (de 73,6 a 75,8 años) pero aumentó 5,8 años en Connecticut (de los 74,9 a los 80,7 años). La esperanza de vida en Oklahoma ahora está entre la de Serbia y Brasil, mientras que en el caso de Connecticut está entre la de Dinamarca y la de Costa Rica.

 

En el nuevo estudio se ha encontrado una relación entre el tipo de política aplicada a un estado y la esperanza de vida de la población de ese estado. (Imagen: Amazings / NCYT)

 

El estudio encontró que Oklahoma y Connecticut difieren en otros aspectos. Mientras que estos dos estados divergían en la esperanza de vida, también lo hacían en su orientación política. De entre los 50 estados de la nación, Oklahoma hizo una de las mayores transiciones hacia una implantación de política estatal conservadora. Por el contrario, Connecticut hizo una de las mayores transiciones hacia una implantación de política estatal liberal. Esta polarización en la política estatal ha ocurrido en buena parte del territorio de EE.UU. y ayuda a explicar la creciente brecha en la esperanza de vida entre los estados y las preocupantes tendencias en la esperanza de vida en EE.UU. desde la década de 1980.

 

Entre los 18 ámbitos estudiados de aplicación de políticas, 10 predicen fuertemente la esperanza de vida. Las versiones más liberales de esas políticas generalmente predicen vidas más largas y las versiones más conservadoras generalmente predicen vidas más cortas. Esto es especialmente cierto en el caso de las políticas sobre el tabaco, la inmigración, los derechos civiles, el trabajo (por ejemplo, las leyes sobre el derecho al trabajo y las referentes al salario mínimo) y el medioambiente. Por ejemplo, al cambiar sus leyes laborales de la orientación más conservadora a la más liberal, un estado podría experimentar un aumento de 1 año en la esperanza de vida de sus ciudadanos. Las políticas estatales tienen consecuencias especialmente importantes para la esperanza de vida de las mujeres. Este hallazgo refleja la realidad de que las políticas estatales como el salario mínimo, el EITC (crédito tributario por ingreso del trabajo federal), las leyes de aborto y el Medicaid (programa de seguros de salud del gobierno estadounidense para gente necesitada) son más relevantes para la vida de las mujeres que para la de los hombres.

 

Según Montez, «durante la década de 1980 y después de 2010, los cambios generales en las políticas estatales tuvieron un impacto negativo en la esperanza de vida en Estados Unidos. Después de 2010, los pequeños aumentos en la esperanza de vida en EE.UU. habrían sido un 13% más grandes entre los hombres y un 25% más grandes entre las mujeres si las políticas estatales no hubiesen cambiado de la manera en que lo hicieron, con muchas de ellas volviéndose más conservadoras».

 

Ante todo esto, cabe plantearse ¿qué pasaría con la esperanza de vida en EE.UU. si los 50 estados promulgaran políticas liberales o por el contrario adoptasen las conservadoras? Montez aborda la cuestión: «Si todos los estados promulgaran políticas liberales en los 18 dominios, nuestro estudio estima que la esperanza de vida en EE.UU. aumentaría en 2,8 años para las mujeres y 2,1 años para los hombres. Sin embargo, si todos los estados promulgaran políticas conservadoras, la esperanza de vida en EE.UU. disminuiría en 2,0 años para las mujeres y 1,9 años para los hombres.

 

Montez denuncia que las tendencias en las políticas estatales desde los años 80 han acortado muchas vidas. «Mejorar la salud y la longevidad en EE.UU. requiere cambiar muchas de esas políticas», asegura Montez. «En particular, es esencial promulgar políticas que protejan el medioambiente, regulen el tabaco y las armas de fuego, y aseguren los derechos laborales, reproductivos y civiles». Pero Montez cree que promulgar estos cambios en las políticas estatales no será fácil. «Al contrario: los políticos de muchos estados han puesto los intereses de las corporaciones y sus grupos de presión y donantes ricos por encima de los intereses y la salud de sus electores». (Fuente: NCYT de Amazings)

Fuente de TenemosNoticias.com: noticiasdelaciencia.com /

Publicado el: 2020-08-10 05:45:14
En la sección: Ciencia Amazings® / NCYT®

Volver al inicio