Menú Cerrar

Un estudio compara las respuestas inmunitarias provocadas por tres vacunas COVID-19 en Estados Unidos: Moderna, Pfizer y Janssen

Un estudio compara las respuestas inmunitarias provocadas por tres vacunas COVID-19 en Estados Unidos: Moderna, Pfizer y Janssen

Las vacunas basadas en ARNm conocidas como BNT162b2 (BioNTech, Pfizer) y ARNm-1273 (Moderna) así como la vacuna de inyección única Ad26.COV2.S (Johnson & Johnson) han sido inoculadas ya en casi 200 millones de estadounidenses y, a medida que algunos se acercan al primer aniversario de su inmunización, quedan dudas sobre la eficacia a largo plazo de las vacunas.

En un estudio publicado en el New England Journal of Medicine, un equipo de expertos del Beth Israel Deaconess Medical Center (BIDMC) comparó las respuestas inmunitarias inducidas por las tres vacunas durante un período de seguimiento de ocho meses.


Los investigadores evaluaron los niveles de los 61 participantes de varios anticuerpos, células T y otros productos inmunitarios de dos a cuatro semanas después de la inmunización completa, el momento de máxima inmunidad, hasta ocho meses después de la vacunación. Treinta y un participantes recibieron la vacuna BNT162b2, 22 recibieron la vacuna mRNA-1273 y ocho recibieron la vacuna Ad26.COV2.S.

Ventajas y desventajas

Las vacunas de ARNm se caracterizaron por un pico alto de respuestas de anticuerpos que disminuyeron drásticamente al sexto mes y disminuyeron aún más al octavo mes.

La vacuna de Ad26 de inyección única indujo respuestas de anticuerpos iniciales más bajas, pero estas respuestas fueron generalmente estables a lo largo del tiempo con una mínima o ninguna evidencia de disminución.

El equipo también encontró que el ARNm-1273 provocaba respuestas de anticuerpos que eran generalmente más altas y más duraderas que BNT162b2. Las tres vacunas demostraron una amplia reactividad cruzada con variantes de SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19.

Así pues, aunque los niveles de anticuerpos neutralizantes disminuyen, las respuestas estables de las células T y las funciones de los anticuerpos no neutralizantes a los 8 meses pueden explicar cómo las vacunas continúan brindando una protección sólida contra el COVID-19.

Fuente de TenemosNoticias.com: feeds.weblogssl.com

Publicado el: 2021-10-18 09:14:25
En la sección: Xataka Ciencia

Publicado en Ciencia
Volver al inicio