Menú Cerrar

Folk de una belleza onírica impresionante: Joana Serrat no se destila en España | La Ruta Norteamericana

Folk de una belleza onírica impresionante: Joana Serrat no se destila en España | La Ruta Norteamericana

Sucede que en la música española hay propuestas tan distintas y particulares al mismo tiempo dentro de un panorama tan poblado que se hace difícil encajarlas. Es positivo cuando esto pasa. Cuando estas propuestas rompen esquemas y consiguen seducir desde su propio territorio, llevando al oyente a un lugar nuevo, haciéndole recorrer un camino de exploración. Una de estas propuestas responde al nombre de Joana Serrat, una cantante y compositora exquisita.

Serrat acaba de publicar un nuevo álbum, Hardcore From The Heart (Great Canyon), en el que vuelve a trasladar al oyente a un paraje sonoro tan especial como reconfortante. Con su folk de evocaciones oníricas, el disco es como sumergirse en un sueño extraño, en el que todo parece familiar pero brilla con la sensación del descubrimiento. Es folk contemporáneo preciosista con un ligero y atractivo barniz pop, una marca de la casa de esta cantante catalana que bien podría pasar por ser un talento emergente de la música norteamericana.

Si Joana hubiese nacido en Austin, Los Ángeles o Chicago, estaríamos hablando de un talentazo foráneo, llenando párrafos con el buen hacer de esta artista dentro de la corriente imparable del folk norteamericano. Un nuevo nombre que sumar a una lista repleta de calidad con gente como Brandi Carlile, Patty Griffin, Ryan Adams, Jason Isbell, Israel Nash, Weyes Blood o Neko Case.

Serrat remite a los ecos de Neko Case, sin duda. Esos horizontes en sus instrumentaciones crean atmósferas cautivadoras como las de Case, especialista en ambientes espectrales extraordinarios. Pero en Hardcore From The Heart, que goza de una uniformidad sonora aplastante, se abren surcos que podrían llevar a War on Drugs o Sharon Van Etten. Como ellos, Serrat, dueña de una voz de una finura punzante, introduce en paisajes envolventes en los que el sonido de guitarras y sintetizadores arrastran hasta orillas magníficas. Para ello, se rodea de un equipo de lujo: cuenta con el ingeniero y productor ganador de un premio Grammy, Ted Young (Kurt Vile, Sonic Youth, Alan Vega), y también con músicos como Joey McClellan (Rufus Wainwright, Midlake, BNQT, John Grant), Aaron McClellan (Josh T. Pearson, Israel Nash), McKenzie Smith (St. Vincent, Sharon Van Etten, First Aid Kit) y Jesse Chandler (Mercury Rev, The Soft Cavalry). Profesionales de primer nivel para un disco de primer nivel.

Joana Serrat ya demostró su valía en Dripping Springs, otro disco sobresaliente, aunque un poco más asentado en la raíz. Toda la carrera de esta artista, que se autoeditó su primer disco en 2012, es un crecimiento constante por marcar la diferencia y hallar una identidad. Consigue ambas cosas: Serrat está fuera de cualquier circuito y escena nacional, como si hubiese creado una dimensión para su propia música, y goza de un carácter especialísimo. Normal que ya con Dripping Springs la revista británica Mojo se hiciese eco de su música, alabando ese folk actual como si tuviera sello de calidad anglosajón. Ahora, con Hardcore From The Heart son la revista Uncut, que califica el disco con 9 puntos sobre 10, y la cadena BBC.

No hay mejor manera de apreciar todo esto que reproduciendo Hardcore From The Heart. Un consejo, válido para todos los discos habidos y por haber, pero quizá con este conviene remarcarlo: no escuchéis canciones sueltas o dejéis el disco a medias. Guardad 45 minutos de vuestro tiempo para que Joana Serrat os lleve a ese lugar imaginado por ella sin posibilidad de regresar. Después de un viaje tan onírico, alcanzar el final con la dulce Wild Beast será como despertar sabiendo que todo lo que ha sucedido ha sido real, aunque difícil de explicar con palabras.

Fuente de TenemosNoticias.com: elpais.com

Publicado el: 2021-06-24 04:35:25
En la sección: Portada de Cultura | EL PAÍS

Volver al inicio