Menú Cerrar

Galerías en Madrid: el paisaje después de la batalla | Babelia

Galerías en Madrid: el paisaje después de la batalla | Babelia

Las persianas de las galerías de Madrid bajaron con la resaca de Arco todavía en la retina y en el cierre de las ventas. Algunas se pararon de golpe, como la vida social. Otras han fraccionado el pago, buscando un respiro. Y muchas han hecho gala de la amistad, esa que une a galeristas y coleccionistas más allá de cenas y copas. Una complicidad que tiene ahora el gran reto de convertirse en la piedra filosofal que salve al arte del desastre: ese apoyo continuado en el tiempo de un coleccionista involucrado en la carrera de los artistas y no sólo en el reconocimiento social. Un rol que clama a gritos una renovación.

En las miradas de los galeristas que ya han abierto de nuevo está el desconcierto del alcance de la pandemia y esos meses. También la imagen de los pabellones 7 y 9 de Ifema convertidos en hospital de campaña, aquellos donde días antes habían acampado ellos con sus stands y con sus artistas. Una imagen que difícilmente olvidará el mundo del arte. La recuerda Enrique Tejerizo, director de la Galería F2 junto a Paloma González, que dice que dejó de ver las noticias en cuando empezaron a colocarse camas y levantar paredes. El teletrabajo le ha servido para poner la galería en jaque y volver con ideas de renovación, ampliando artistas y enfoques. Lleva días con el espacio abierto bajo cita previa, algo que no deja de tener su miga al estar ubicada en la calle Doctor Fourquet. Acudo a una inauguración que no es una inauguración. Cosas de la “nueva normalidad”. Se titula Umbra y es del artista Xisco Mensua (Barcelona, 1960). Tenía que haberse abierto en marzo y ahora será la muestra que cierra la temporada. Estará hasta el 18 de julio. La exposición está llena de siluetas en blanco y negro de gente que parece ausentes. Una imagen que recuerda el teatro de sombras, ese recurso mágico para contar historias, inventarlas o adaptarlas que aquí disparan la imaginación, algo que se agradece en tiempos de tanta cerrazón. Llegar a septiembre y recuperar el tejido social entorno del barrio de Lavapiés es la principal prioridad para esta galerías ahora. Luego estará revisar su relación con el sistema actual de ferias, otra burbuja que también parece a punto de estallar.

‘The Dust from Which All the Forms Emerge Pantin, Paris, 1989-1991’, de Berta Cáccamo, en Formato Cómodo (Madrid).

En el Barrio de las Letras, el espacio de Formato Cómodo todavía acoge la muestra de Berta Cáccamo (Vigo, 1963 – Coruxo, 2018), que inauguró el 13 de febrero y que ahora alargarán algunas semanas más. Tras dos años del fallecimiento de la artista, fue su gran apuesta en Arco y un acierto a nivel de ventas. Es lo que las ha salvado estos meses de la incertidumbre económica. Quienes las conocen saben de su capacidad de adaptación ante cualquier dilema. Como prueba, su propia galería llena de parches de masilla como quien presume de cicatrices. Las pinturas de Cáccamo tienen esa misma potencia, que convive con cierta precariedad visual. El polvo del que surgen todas las formas Pantin, Paris, 1989-1991 es el título que Juan de Nieves, comisario de la muestra, ha dado a esta cápsula en el tiempo con 14 pequeñas pinturas sobre papel y dos telas. Recorriéndolas hablo con las galeristas de la protección y la difusión del coleccionismo y del régimen laboral de los artistas, los más perjudicados de esa larga cadena de agentes del arte. Mentalmente están ya en pasado mañana, tirando, dicen, de ilusión. Así miran su próxima inauguración, que no llegará hasta el 10 de mes de septiembre, cuando Madrid celebre su habitual Apertura de temporada. Para entonces, los artistas Marta de Gonzalo y Publio Pérez Prieto mostrarán un trabajo sobre las posibilidades de la incidencia política del arte revalorizando el insulto como otro lugar posible de la producción cultural.

'Formas de fuga', de Teresa Solar, en Travesía Cuatro (Madrid).
‘Formas de fuga’, de Teresa Solar, en Travesía Cuatro (Madrid).

En Malasaña, las tripas y conductos de Teresa Solar (Madrid, 1985) parecen abrirse a nuevas lecturas en el espacio de la galería Travesía Cuatro. Las Formas de fuga del título encajan bien con sus dibujos y esculturas que pelean por salir del circuito cerrado buscando nuevos horizontes. Es una exposición diferente a lo que la artista nos tenía acostumbrados. La tensión es mucho más liviana y el gesto mucho más preciso. Una muestra que se inauguró en febrero en un momento dulce para la artista a nivel internacional. Luego llegó el shock, confiesa Inés López-Quesada, directora de la galería junto a Silvia Ortiz, que se ha instalado mentalmente en la idea de trabajar a corto plazo. Cerraron la galería pronto, el 11 de marzo. Los espacios que tienen en México y Guadalajara lo hicieron una semana después, anticipándose también a sus vecinas. Hoy siguen cerradas hasta nuevo aviso. Hasta mediados de junio no se plantean pensar en la reapertura. La sensación es la de volver a empezar para remontar un mercado del arte que sin duda se verá afectado. ¿Lo bueno? Trabajar más el tú a tu, dice, el trato de la distancia corta. Un tipo de relación mucho más estrecha que la que circulaba cuando todo el mundo tenía prisa. Calma que llega, también, con un giro del proyecto de la galería a nivel digital. Es una de las galerías que estrena en breve un viewing room (en ese formato se celebrará la próxima feria Art Basel), desde donde ver desde casa las exposiciones. Será el 11 de junio, cuando inauguren la colectiva Scratching the surface.

'Palabras vacías', de Ignasi Aballí, en la Galería Elba Benítez (Madrid).
‘Palabras vacías’, de Ignasi Aballí, en la Galería Elba Benítez (Madrid).

En el exterior de la galería Elba Benítez sigue el recordatorio de los 30 años que esta galerista lleva en activo. La celebración se paró por el Covid-19, aunque confiesa que el parón le ha venido mentalmente bien. Le pilló en Las Palmas de Gran Canaria, con su familia, y desde allí ha tirado de videoconferencia para seguir con el ritmo habitual de la galería, que sigue acogiendo la exposición que inauguró antes de Arco, Palabras vacías de Ignasi Aballí (Barcelona, 1958). Recorro la lista de 27 palabras sobre planchas de acero colgadas en la pared y me detengo en la que me devuelve al mundo real: Unimaginable. Viendo la tira de trozos de color rojo recortados del periódico, formando casi una corriente sanguínea, me ha resultado casi imposible recordar sus listados de Muertos. Con ese escozor me cuenta Elba Benítez que le van a dar un giro a la web de la galería, incluyendo nuevos proyectos, y que en septiembre arrancan con un proyecto muy especial: el Hospital de cartón que Carlos Bunga y Primoz inaugurarán en septiembre.

'Turn and wind', de Rosa Barba, en Parra y Romero (Madrid).
‘Turn and wind’, de Rosa Barba, en Parra y Romero (Madrid).

También de renovación online y de viewing room ha tirado la galería Parra y Romero durante el tiempo de confinamiento. Fácil pasear por la exposición que Rosa Barba (Agrigento, Italia, 1972) inauguró en febrero, aunque nada como verla en directo. Una maravilla. Turn and Wind da título a sus últimos trabajos, que siguen indagando en la semántica y la temporalidad del lenguaje. Entre las obras que me llevo en la memoria está Liberties (2020) creada a partir de fragmentos de textos de Susan Howe, una de las poetas experimentales más célebres de su generación, experta en expandir las nociones tradicionales de género y disciplinas. Una narración siempre cambiante e infinita, como la que recoge el título de una de las obras que no deja de sobrecogerme leído hoy: Isolation of Information (2015). De momento, la exposición de Marieta Chirulescu, prevista para esta primavera, pasa a septiembre. En suspense queda también la apertura del espacio que esta galería tiene en Ibiza, cerrado de momento.

Umbra. Xisco Mensua. Galería F2. Madrid. Hasta el 26 de julio.

The Dust from Which All the Forms Emerge Pantin, Paris, 1989-1991. Berta Cáccamo. Formato Cómodo. Madrid. Hasta el 18 de julio.

Formas de fuga. Teresa Solar. Travesía Cuatro. Madrid. Hasta el 30 de mayo.

Palabras vacías. Ignasi Aballí. Galería Elba Benítez. Madrid. Hasta junio.

Turn and wind. Rosa Barba. Parra y Romero. Madrid. Hasta junio.

Fuente de TenemosNoticias.com: elpais.com / Bea Espejo

Publicado el: 2020-05-29 03:36:33
En la sección: Portada de Cultura | EL PAÍS

Noticias relacionadas

Mike Pondsmith: “Nos hemos convertido en una sociedad distópica” | Blog 1 UP

Mike Pondsmith: “Nos hemos convertido en una sociedad distópica” | Blog 1 UP

Luces de Neón, megacorporaciones, tecnología, violencia, abuso, ciberpunk. La ciencia ficción que se convierte en realidad. Hace solo unos meses, ... Leer más
‘Ghost of Tsushima’: la luz del bushido, la sombra de nuestros pecados | Blog 1 UP

‘Ghost of Tsushima’: la luz del bushido, la sombra de nuestros pecados | Blog 1 UP

El videojuego como manifestación cultural es algo que va más allá de una mera reivindicación por parte de quienes hacen ... Leer más
Mary Beard: “Los romanos antiguos no tienen mucho que enseñarnos” | Babelia

Mary Beard: “Los romanos antiguos no tienen mucho que enseñarnos” | Babelia

Mary Beard en su estudio de Cambridge. Manuel Vázquez Mary Beard (Much Wenlock, Reino Unido, 1955), la profesora de clásicas ... Leer más
‘Unorthodox’, mi verdadera historia | Babelia

‘Unorthodox’, mi verdadera historia | Babelia

Esta noche, hace justo 10 años que estaba sentada en el sofá de mi apartamento en una buhardilla neoyorquina, con ... Leer más
Cargando...
Publicado en Cultura

Otras noticias de interés

Volver al inicio