Menú Cerrar

China, entre la pandemia y el prestigio: ″No tengo ganas de eventos deportivos″ | Deportes | DW

China, entre la pandemia y el prestigio: ″No tengo ganas de eventos deportivos″ | Deportes | DW

Dang Qiu está de buen humor. Hace unas semanas, este alemán de 25 años ganó el campeonato de Europa. «Haber cumplido en el momento oportuno, me hace feliz», revela a DW, justo después de un entrenamiento en Düsseldorf. «Pero definitivamente no voy a descansar con este éxito», agrega. 

Qiu ya mira al futuro. En el próximo Campeonato del Mundo por equipos de Tenis de Mesa, en China, dirigirá por primera vez a la selección alemana. Es el primer paso hacia un cambio generacional que poco a poco va tomando forma. Tras años de éxito con jugadores como Timo Boll y Dimitrij Ovtcharov -compañeros de club en Düsseldorf-, Qiu estará por primera vez en primera fila como jugador individual en un campeonato a nivel mundial.  

El contexto, tras la pandemia, es distinto. «Sabemos que la pandemia se está combatiendo de forma mucho más estricta en China. Tenemos que estar preparados para ello», afirma Richard Prause, director deportivo del equipo alemán. 

Bloqueo en Chengdu  

En Chengdu, sede del Campeonato Mundial por equipos de Tenis de Mesa, se levantó un estricto bloqueo a principios de esta semana. Los 16 millones de habitantes tuvieron que pasar más de dos semanas en casa. 

Las normativas se han ido relajado, aunque existen aún restricciones como la prohibición de desplazarse entre determinados distritos. Además, continúan las pruebas obligatorias masivas de COVID-19.

La gente de Chengdu no se ve tan entusiasmada con el torneo, aunque es de enorme importancia para China. Después de los Juegos Olímpicos de Invierno, el campeonato de Tenis de Mesa es el acontecimiento deportivo de mayor relevancia de este año en China. «Estamos muy orgullosos de ello», explicó a DW un portavoz de la federación mundial de tenis de mesa. «Hemos trabajado duro para garantizar que los más de 1000 participantes puedan jugar al más alto nivel», dice.

Por otro lado, al igual que los Juegos de Pekín, el torneo se celebrará en una «burbuja». Las máscaras serán obligatorias en casi todas partes. Los equipos están exentos de la obligación de cuarentena al entrar a China, pero no podrán salir de las zonas designadas o de los hoteles durante el campeonato. 

Las reglas también son estrictas para los ayudantes y el personal de los hoteles, quienes tendrán que entrar en cuarentena después del evento. Los aficionados del deporte tampoco tendrán facilidades para asistir a los partidos, «Es muy amargo para los aficionados el no tener la posibilidad de alentar a sus ídolos debido a estas estrictas normas», critica un periódico deportivo local del sur de China. 

La política de cero COVID conlleva grandes recortes  

China sigue siendo uno de los pocos países que se aferran a su política de cero COVID. Los instrumentos elegidos son los cierres estrictos en varias ciudades y regiones. A principios de septiembre, 33 ciudades y, por tanto, 65 millones de habitantes, se vieron afectados por un bloqueo en China, calcula el periódico económico Caixin. Esto está frenando el desarrollo económico y el descontento es cada vez mayor. 

La ciudad Chengdu, al sur de China, tiene 16 millones de habitantes.

Song Song dirige una empresa de software en Chengdu. En una entrevista con DW, afirma que su empresa ha tenido que hacer frente a grandes pérdidas porque muchos de sus clientes han quebrado. «No estoy de humor para ningún campeonato en este momento. Me preocupa cómo mi negocio puede seguir en pie», señala. 

Otro residente de Chengdu critica que se gaste anto dinero en un evento deportivo, ya que prácticamente no beneficia en nada a los residentes de la ciudad. Otros temen que los participantes del campeonato puedan llegar contagiados de COVID. 

Cuestión de prestigio 

China es la única economía importante que mantiene sus fronteras cerradas incluso después de dos años de pandemia. Mientras continúe esta política existen dudas sobre si el país podrá acoger grandes eventos deportivos en el futuro. 

Los expertos señalan que este tipo de eventos son una cuestión de prestigio para China. «Organizar con éxito estos grandes eventos es de gran importancia para China, ya que puede demostrar que tiene una capacidad de organización superior, aunque esté luchando contra una pandemia», afirma Shi Chenyu, de la Universidad del Deporte de Shanghai, a DW. 

El prestigio, por supuesto, también está en juego para China en el tablero. Los campeones mundiales llevan 20 años invictos en el Campeonato Mundial por equipos de Tenis de Mesa. Alemania se llevó la plata en 2018 y competirá con un equipo relativamente inexperto y joven, pero con potencial.

Fuente de TenemosNoticias.com: www.dw.com

Publicado el: 2022-09-23 15:32:00
En la sección: Deutsche Welle: DW.COM – Futbol alemán

Publicado en Deportes
Volver al inicio