Menú Cerrar

Dime dónde resides y te diré qué te puedes deducir en la Renta de 2021 | Mis Derechos | Economía

Dime dónde resides y te diré qué te puedes deducir en la Renta de 2021 | Mis Derechos | Economía

Las aportaciones máximas a los planes de pensiones de empresa con derecho a deducción suben 500 euros, hasta los 8.500 eurosiStock

Desde el 6 de abril es posible presentar la declaración de la Renta correspondiente al ejercicio 2021, con fecha límite 30 de junio. Como es habitual, los declarantes podrán consultar previamente su información fiscal a través de la página web de la Agencia Tributaria, utilizando certificado o DNI electrónico, sistema [email protected], en su caso, o un número de referencia. Están obligadas a presentar declaración todas las personas que hayan percibido más de 22.000 euros durante 2021, si sus ingresos provienen de un único pagador, o más de 14.000 euros anuales si la suma procede de dos o más pagadores.

Entre las fechas para tener en cuenta, debe recordarse: 6 de abril, inicio para la presentar la declaración por internet; 5 de mayo, disponibilidad de la vía telefónica; 1 de junio, comienzo de la atención presencial en oficinas de la Agencia Tributaria; 27 de junio, fin del plazo para las declaraciones con resultado a ingresar con domiciliación bancaria; y 30 de junio, finalización del plazo para presentar la declaración de la renta.

El impuesto sobre la renta de las personas físicas grava, precisamente, la renta del contribuyente: esto es, el total de sus rendimientos, ganancias y pérdidas patrimoniales con independencia del lugar donde se hubiesen producido y cualquiera que sea la residencia del pagador. Así lo determina el artículo 2 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, reguladora del impuesto.

Se trata de un tributo cedido parcialmente a las comunidades autónomas, por lo que estas tienen cierto poder regulatorio. El impuesto se aplica en todo el territorio español, pero las comunidades de régimen foral (País Vasco, en cada uno de sus tres territorios históricos, y Navarra) tienen potestad para mantener, establecer y regular su régimen tributario, de modo que la exacción (es decir, la exigencia del impuesto), gestión, liquidación, recaudación e inspección del IRPF corresponde a dichos territorios. Ellos mismos efectúan la recaudación y, como contraprestación, contribuyen a financiar las cargas generales del Estado a través de una cantidad, denominada cupo o aportación.

Por otra parte, en Canarias, Ceuta y Melilla se tienen en cuenta ciertas especialidades, previstas en su normativa específica y en la propia Ley del IRPF.

Principales novedades

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.

Suscríbete

“La principal novedad en la declaración de la Renta del ejercicio 2021 viene dada por la subida de la tributación, tanto en la base general del IRPF, con un nuevo sexto tramo del 47 % para rentas superiores a los 300.000 euros, como en la base del ahorro, con un nuevo tramo a partir de 200.000 euros, con un gravamen del 26 %”, expresa Asunción Domínguez, jefa de Servicio Especial de la Agencia Tributaria. Otra gran novedad, señala la experta, es la puesta en marcha de la herramienta ‘Informador de Renta’, que guiará a los ciudadanos en las posibles dudas que puedan surgir sobre el impuesto, así como la obligación de informar sobre operaciones realizadas en criptomonedas desde julio de 2021.

En cuanto a los beneficios más destacables, indica Domínguez, “hay que tener en cuenta las nuevas deducciones por obras de mejora de la eficiencia energética de viviendas y las exenciones de las ayudas por daños causados por catástrofes naturales (Filomena y volcán de La Palma), sin olvidar la reducción del límite general de las aportaciones a planes de pensiones privados individuales, que pasan a ser de 2.000 euros anuales frente a los 8.000 euros de la anterior campaña”.

Diferencias territoriales

Para calcular el gravamen sobre las rentas provenientes del trabajo, es necesario dividir el impuesto en dos partes: una estatal y una autonómica. Sumadas, determinan la cuota íntegra a pagar por este concepto.

La parte estatal es idéntica para todos los territorios (salvo Navarra y País Vasco, que cuentan con competencias fiscales transferidas y su propio esquema). Se calcula conforme a una tabla dividida en sucesivos tramos. Los primeros 12.450 euros de renta tributan al 19 %; la cantidad restante hasta 20.200 euros lo hace al 24 %; el siguiente remanente hasta 35.200 tributa al 30 %. Así hasta completar seis tramos de la citada tabla estatal.

La segunda parte a aplicar sobre la misma renta del contribuyente es autonómica. A modo de ejemplo, el primer tramo de renta hasta 12.450 euros se grava al 9% en la Comunidad de Madrid o en La Rioja, al 9,5 % en Galicia y en Castilla y León, al 9,7 % en la Región de Murcia y al 10 % en la Comunitat Valenciana. Ese primer tramo es distinto, también como ejemplo, en Cataluña (donde se aplica un tipo del 12 % a los primeros 17.707,20 euros) o en Illes Balears (tipo del 9,5 % sobre los primeros 10.000 euros). En Canarias hay siete tramos; en Andalucía y el Principado de Asturias, ocho; en Aragón, diez. Cada región cuenta con sus particularidades. Al sumar ambas partes existirán diferencias en el gravamen de la renta en función del lugar de residencia.

Por otro lado, y dado que las comunidades autónomas tienen competencia fiscal, muchas de ellas realizaron modificaciones en 2021 que afectan al tributo en forma de deducciones. Todas estas especialidades se introdujeron a través de las leyes de presupuestos o mediante otras normas específicas.

¿Cómo saber en qué región debo tributar? El concepto clave es el de residencia. La regla general es que un contribuyente reside en la autonomía en la que permanezca el mayor número de días durante todo el ejercicio. Existe, además, una presunción: salvo prueba en contrario, se considera que una persona física permanece en una determinada comunidad autónoma cuando radique su vivienda habitual en dicho territorio.

Estas son las principales deducciones que pueden aplicarse los contribuyentes según la comunidad autónoma en la que residan:

Andalucía

La comunidad andaluza aplica este año una nueva deducción para los contribuyentes que formen parte de una familia numerosa, que puede llegar a 400 euros si la familia se considera de “categoría especial” (con cinco o más hijos).

Aragón

En territorio aragonés cabe destacar las deducciones por circunstancias personales y familiares (nacimiento o adopción de tercer o sucesivos hijos, o de hijos con discapacidad igual o superior al 33%) y por adquisición o rehabilitación de vivienda habitual en núcleos rurales o análogos, entre otras.

Principado de Asturias

Los residentes en Asturias gozan en esta campaña de una deducción por inversión en vivienda habitual considerada protegida hasta los 5.000 euros. También disfrutarán de nuevas deducciones para incentivar a los que residan en zonas rurales en riesgo de despoblación. La ayuda más beneficiosa puede llegar a 10.000 euros: se reserva a miembros de familias numerosas o monoparentales que adquieran o rehabiliten su vivienda habitual.

Canarias

Como se ha indicado, el año pasado vino marcado por la erupción del volcán de Cumbre Vieja en la isla de la Palma. Las ayudas entregadas a los afectados gozan de una exención de tributación por IRPF. Esta excepción no es fruto de la normativa autonómica, sino de los reales decretos leyes dictados excepcionalmente por el Gobierno durante 2021.

Cantabria

En esta comunidad, el objetivo de las deducciones se centra también en evitar la despoblación, y pueden alcanzar 1.200 euros en algunos casos. Sin embargo, otros beneficios se han suprimido, como la deducción que fomentaba el autoempleo de jóvenes menores de 35 años que fijaran su residencia habitual en zonas de riesgo de despoblación.

Castilla-La Mancha

Entre otros extremos, en 2021 se reguló una nueva deducción por residencia habitual en municipios castellanomanchegos considerados “zonas escasamente pobladas”. Las deducciones más beneficiosas son las relativas a “zonas de extrema despoblación”, es decir, aquellas que cuenten con una densidad de población inferior a ocho habitantes por kilómetro cuadrado.

Castilla y León

En esta comunidad cabe destacar la apuesta por las energías alternativas. Para acogerse a una deducción para el fomento de la movilidad sostenible es necesario que el valor de adquisición de un vehículo eléctrico o híbrido enchufable no supere los 40.000 euros, impuestos incluidos.

Cataluña

En la comunidad catalana, lo más reseñable es la declaración de inconstitucionalidad y nulidad de una norma catalana que había elevado el mínimo personal del IRPF para los contribuyentes catalanes con rentas bajas. Este mínimo personal es, por definición, la parte de la renta no sometida a tributación por destinarse a satisfacer las necesidades básicas personales y familiares del contribuyente. La nulidad se acordó a través de Sentencia del Tribunal Constitucional número 18/2021, de 28 de octubre de 2021.

Ciudades autónomas

Los contribuyentes tienen derecho a una deducción en la cuota íntegra en concepto de deducciones por rentas obtenidas en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla cuando sean residentes en estos territorios.

Comunitat Valenciana

Las tres provincias de esta comunidad son, posiblemente, las más afectadas por normativa propia sobre IRPF a lo largo de 2021. Entre esta profusa normativa puede destacarse el incremento de los porcentajes y límites de deducciones por arrendamiento de la vivienda habitual del declarante. En ciertos casos puede llegar a 1.000 euros.

El legislador valenciano ha regulado, además, una serie de deducciones por inversión en instalaciones de autoconsumo de energía eléctrica y en inversiones destinadas al aprovechamiento de fuentes de energías renovables. También destacan las deducciones por donaciones efectuadas al patrimonio cultural valenciano, así como las instauradas para el fomento de la lengua valenciana y para otros fines de carácter cultural, científico o deportivo no profesional.

Extremadura

En este territorio, cabe citar las deducciones por trabajo dependiente, por cuidado de familiares con discapacidad, por acogimiento de menores, por parto múltiple, etc.

Galicia

De todas las novedades que afectan al impuesto, es digna de mención la deducción por inversión en empresas agrarias, consistente en un 20 % (con un límite de 20.000 euros) de las cantidades aportadas para adquirir capital social, o suscribir préstamos con este fin. El objetivo es “la recuperación de la tierra agraria de Galicia”.

Illes Balears

Entre otros ejemplos, existen deducciones autonómicas por inversiones en instalaciones medioambientales (paneles solares, instalaciones térmicas, dispositivos de ahorro de agua…).

La Rioja

En el territorio riojano, el año pasado se implantaron nuevas deducciones en el IRPF por donaciones en materia de mecenazgo. Los contribuyentes pueden deducirse entre el 15% y el 25% de lo aportado. El mayor porcentaje de deducción corresponde a aportaciones a fundaciones riojanas.

Comunidad de Madrid

Entre otros, en la Comunidad de Madrid se articulan beneficios fiscales por alquiler de la vivienda habitual, dirigidos a menores de 35 años (hasta un máximo de 1.000 euros anuales).

Región de Murcia

Los contribuyentes murcianos pueden aplicarse deducciones por arrendamiento de vivienda habitual y beneficios para mujeres trabajadoras con hijos menores o personas dependientes a cargo, como ejemplos más significativos.

Comunidad Foral de Navarra

Navarra, con régimen foral propio, contempla una serie de deducciones por hijos y otros descendientes, entre otros supuestos. Cuando dos o más sujetos pasivos tengan derecho a la aplicación de las deducciones por mínimos familiares, su importe se prorrateará entre ellos por partes iguales. Se procederá del mismo modo con los descendientes en caso de custodia compartida.

País Vasco

Como otras comunidades, la normativa vasca prevé deducciones familiares y personales, junto con los beneficios por vivienda habitual, el fomento de actividades económicas y el pago de cuotas sindicales y donaciones (mecenazgo).

Ayudas asociadas al Covid-19

La crisis sanitaria tiene importantes efectos en la declaración de IRPF. En este sentido, es común a varias autonomías la posibilidad de deducirse ciertos porcentajes de las ayudas recibidas en 2021 para paliar los efectos de la pandemia.

Así, a modo de ejemplo, en la Comunitat Valenciana los beneficios se extienden a las subvenciones percibidas por afectados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) vinculados al Covid-19, por investigación de las infecciones o, simplemente, para compensar los gastos sanitarios generados. En La Rioja existe una deducción por la contratación laboral de personas para el cuidado de ascendientes o descendientes afectados por la enfermedad, consistente el 15% de dichos gastos (con un máximo de 300 euros por contribuyente).

Fuente de TenemosNoticias.com: elpais.com

Publicado el: 2022-04-06 08:02:11
En la sección: Portada de Economía | EL PAÍS

Publicado en Economía y Finanzas
Volver al inicio