Menú Cerrar

“Pescadores ya no aguantan el hambre”: Apure se quedó sin pescado por falta de gasolina – AlbertoNews

“Pescadores ya no aguantan el hambre”: Apure se quedó sin pescado por falta de gasolina - AlbertoNews

El 30 de agosto culminó la veda de este año y los pescadores del río Apure aún no han podido salir río adentro a cumplir su faena de pesca, debido a que no han recibido sus permisos para la compra de gasolina a precio subsidiado, ni tampoco pueden pagar los dos dólares que cuesta el litro de combustible en el mercado negro. Esto ha generado escasez de pescado y alza de precios en la poca oferta del alimento en San Fernando de Apure.

Sulay García Cronica Uno

San Fernando de Apure. Actualmente, un kilo de coporo, el pescado de agua dulce más consumido por la población de San Fernando, la capital del estado Apure, cuesta 700.000 bolívares, casi dos dólares al cambio oficial del momento.

“El año pasado, cuando no estaba tan crítico ese problema, el kilo de coporo llegó a costar 10.000 bolívares y vendíamos entre 100 y 300 kilos de pescado diario; ahora, uno pasa hasta dos días con 20 kilos de pescado y no vende porque está demasiado caro”.

El problema al que se refiere José Ángel Reina, vendedor de pescado en el centro de Acopio Las Cabañitas, de la comunidad pesquera homónima, es el desabastecimiento de gasolina en las estaciones de servicio y sus altos costos en el mercado negro, lo cual tiene paralizada la pesca en la capital llanera.

Explica Reina, que, por las fallas de este suministro, los pescadores de ese sector de la parroquia El Recreo, municipio San Fernando, están comprando gasolina “bachaqueada” para los motores de sus embarcaciones a un costo de dos dólares por litro.

Un pescador dura más de un día río adentro y necesita por lo menos 140 litros para ir y venir, esto es un promedio de 280 dólares en gasolina, por eso, nosotros los revendedores tenemos que comprarle al pescador bien caro y nos vemos obligados a vendérselo al pueblo bien caro también”, sostiene.

Reina aprovecha la entrevista de Crónica. Uno: “Quiero hacerle un llamado al ciudadano presidente de la República por lo que estamos viviendo con la situación de la gasolina aquí en nuestro estado Apure. Nosotros queremos que el ciudadano gobernador tome cartas en el asunto porque estamos siendo bastante afectados”.

Faena paralizada

El río Apure, que bordea la población de San Fernando y pasa por cinco de los siete municipios del estado llanero, “es la vida para nosotros”, asegura Janeth Flores, vocera principal del Consejo de Pescadores Las Vencedoras de Brisas del Río, sector Las Cabañitas.

Indica la representante de 300 familias de pescadores de esa zona ubicada a las orillas del río, que: “Nosotros vivimos nada más de esto, de la pesca y de lo que vendemos aquí en el centro de acopio, pero todavía no nos han despachado gasolina y ya está pasando el tiempo de la cosecha, no demora en venir otra vez la veda y nosotros aún no hemos empezado la faena de este año”.

La “ribazón” como le llaman a la sobrepoblación de peces, que le sobreviene a una veda o tiempo en que por ley se prohíbe la pesca para garantizar la reproducción, comenzó hace más de un mes, explica la pescadora, que afirma: “Hemos hecho solicitudes a Insopesca (Instituto Socialista de la Pesca y Acuicultura) y a la alcaldesa y todavía no hay respuesta para nosotros”.

La cantidad de gasolina que se necesita es de acuerdo con el tiempo de jornada de los pescadores, confirma la dirigente pesquera.

A veces duramos hasta una semana aguas abajo donde se encuentra el pescado porque tenemos que buscarlo, ese no se halla en un solo sitio y necesitamos por lo menos un tambor, 220 litros o suficiente gasolina para ir y venir”.

“Algunos pescadores ya no aguantan el hambre”

Flores cuenta que “algunos pescadores ya no aguantan, el hambre los está obligando a salir a canalete por aquí cerca, pero no se consigue pescado igual como salir a la sabana o a otros sectores productivos del río”.

El retraso de la faena afecta por igual a pescadores, vendedores y consumidores. “Entre los vendedores de aquí de El Recreo, los del puente María Nieves, mercado municipal y los de Biruaca (municipio vecino de San Fernando) somos más de 500 vendedores afectados”, asegura José Ángel Reina.

Flores reafirma para que no quede duda de que el problema es grave: “Primero se afecta al pueblo y luego a nosotros que vivimos aquí a la orilla del río y somos una comunidad pesquera porque vivimos de eso”.

“Altos costos y escasez de efectivo empeoran situación”

Antonio Ojeda expresa que “desde hace tiempo tengo antojo de coporo frito, pero no había venido a Las Cabañitas porque no tenía efectivo”; con sus escasos 300.000 bolívares que, según dijo, tenía días recogiendo, apenas pudo llevarse dos pescados.

Manuel Aranguren, pescador y vendedor en el mercado municipal de San Fernando, asevera que cuando el pescado está económico el pueblo lo consume y compra entre dos y cinco kilogramos como mínimo, pero que, por los altos costos y la escasa circulación de efectivo, la clientela se ha reducido 80 %, ya que ninguno de los expendios de pescado en San Fernando de Apure tiene puntos electrónicos.

Ahorita la gente compra un coporo y lo pica en tres pedazos para comer con la familia; el año pasado vendíamos hasta 300 kilos en el día. Ahora, de 50 kilos no hemos vendido ni 20 kilos en tres días y de aquí a que los vendamos ya nos hemos comido lo poquito que hemos vendido”.

Andreina Jaspe, compañera de ventas de Manuel, expone que “a raíz de que no tenemos un buen mecanismo para producir la gasolina porque toda la petrolera que tenemos en el país está en mal estado, nos la traen de otros lados, por eso todo está más caro y a la hora de la chiquitica quien sufre es el pueblo: porque a mí me traen una mercancía cara, yo la voy a revender más cara porque yo tengo familia a quien llevarle comida”.

De acuerdo con los vendedores del mercado principal de San Fernando, la situación se ha intensificado los últimos cuatro meses con la radicalización de la crisis de combustible que afecta a todos los sectores, pero “los que están allá montados, esos no sufren nada, ellos se ríen más bien y se burlan de todo lo que le pasa a uno”, dice Jacquelín García, también vendedora en el mercado desde que tenía ocho años.

Para los vendedores del mercado municipal de San Fernando la situación ha empeorado. Foto: Sulay García.

“Es la primera vez que nos pasa y no podemos hacer nada, esto solo está en manos de Dios porque está más arriba de nosotros, pero nosotros tenemos familia y por eso tenemos que venir aquí día a día para buscar el sustento”, reflexiona.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/albertorodnews y dale click a +Unirme.  

Alberto News

Fuente de TenemosNoticias.com: albertonews.com / JZapata

Publicado el: 2020-10-17 13:41:08
En la sección: Economía – AlbertoNews – Periodismo sin censura

Volver al inicio