Menú Cerrar

Western Union cerrará sus 407 sucursales en Cuba por las sanciones de EEUU

EEUU impedirá enviar dinero a Cuba a través de entidades controladas por militares cubanos

Cuba confirmó este martes el próximo cierre de los 407 puntos de pago de Western Union en el país debido a las sanciones anunciadas recientemente por la Administración de Donald Trump, que prohibirán en la práctica el envío de remesas de Estados Unidos a la isla por la vía oficial.

La firma de servicios financieros Fincimex denunció en un comunicado que las remesas a Cuba «serán interrumpidas totalmente» al cerrar las oficinas de Western Union cuando entre en vigor el 26 de noviembre la prohibición de enviar dinero a la isla a través de empresas controladas por las Fuerzas Armadas cubanas.

Las compañías extranjeras que quieren operar en Cuba deben contar con una contraparte estatal. Western Union monopoliza el servicio de recepción de efectivo en la isla desde 2016 mediante una asociación con Fincimex, vinculada al conglomerado militar GAESA.

«Recae en el Gobierno norteamericano la responsabilidad por la interrupción del servicio de remesas entre los dos países», expresó la financiera estatal cubana, tras asegurar que el cierre de Western Union perjudicará «al pueblo cubano y a sus familias en EE.UU».

La interrupción del flujo de dólares vía Western Union se produce en un momento especialmente delicado: la endémica crisis de balanza de pagos de Cuba es hoy más grave que nunca y el Estado trata por todos los medios de captar divisas para pagar sus deudas acumuladas e importar los productos que demanda su población.

Además, la restricción promete golpear duramente a muchos cubanos en un momento de cada vez mayor escasez de alimentos y artículos básicos desde que la pandemia obligó al país a cerrar en abril sus fronteras al turismo y a los viajes familiares.

Cuando había vuelos diarios entre ambos países una gran parte de los dólares llegaba a Cuba por vías informales o agencias particulares, traídos directamente por familiares procedentes de EE.UU. o por cubanos que viajaban al país vecino.

Hace un año este tipo de envíos ya había comenzado a toparse con obstáculos cuando Washington vetó todos los vuelos comerciales a Cuba excepto a La Habana.

Esta opción informal desapareció con el cierre de aeropuertos por la pandemia, por lo que Western Union ha ganado protagonismo en los últimos meses al ser la única empresa que tramita formalmente los envíos de remesas desde el país norteamericano a la isla.

Por otra parte, en las pasadas semanas muchos cubanos receptores de remesas han protestado por el hecho de que los dólares que les enviaban desde EE.UU. llegaban a sus manos convertidos en pesos convertibles o CUC, una moneda artificial y equivalente 1:1 al dólar aunque devaluada en el mercado informal.

Esto es especialmente relevante, ya que Cuba aplica en estos momentos una «dolarización parcial» que obliga a pagar en moneda extranjera parte de los bienes y servicios, mientras los billetes cubanos no se aceptan en los supermercados y tiendas mejor surtidos.

En su comunicado de hoy Fincimex alegó, sin mayores detalles, que en este momento estaba inmerso en «negociaciones» para que los envíos por Western Union llegaran en dólares a cuentas bancarias.

La nueva vuelta de tuerca de Trump para presionar económicamente a Cuba se ha producido a poco más de una semana de las elecciones presidenciales de EE.UU., por lo que muchos la consideran parte de su campaña para ganar votos de los cubanos conservadores en el estado clave de Florida.

En todo caso, el mandatario ha endurecido las sanciones contra el país comunista durante sus casi cuatro años de mandato, en los que ha revertido la política del «deshielo» de su predecesor, Barack Obama, que había apostado por el acercamiento, suavizado el embargo y facilitado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas bilaterales.

Fuente de TenemosNoticias.com: www.bancaynegocios.com / Oriana Garcia

Publicado el: 2020-10-28 07:21:06
En la sección: Economía – Banca y Negocios

Volver al inicio