Menú Cerrar

14 Cosas de los 2000 que me hicieron darme cuenta de que era gay

14 Cosas de los 2000 que me hicieron darme cuenta de que era gay

Updated hace 5 minutos. Posted hace 48 minutos

Y mi vida ha sido gay desde ese entonces.

1.

La trama gay de Andrew Van de Kamp en Desperate Housewives.


ABC / Via youtube.com

Por alguna razón, sé que esta trama influyó en muchos de mis amigos gays. Creo que ayudó el hecho de que Andrew y Justin fueran guapísimos. Andrew también era un personaje muy carismático que le gustaba escandalizar a su mamá con las cosas gay que hacía, lo cual era divertido. Pero cuando lo echó de su casa, todo se volvió más real. Al final, volvieron a estar juntos, pero era muy triste ver la vergüenza que sentía Bree por su hijo gay. Hoy en día, creo que somos una sociedad más tolerante y dramas como The Fosters y One Day at a Time muestran lo lejos que hemos llegado en cuanto al apoyo a los jóvenes LGBT.

2.

Will Smith bañándose desnudo en Yo, Robot.


20th Century Fox / Via popsugar.co.uk

Veía el DVD solo en mi cuarto y le ponía pausa a esta escena UNA Y OTRA VEZ. En una parte, juro que se le puede ver el pene. Fue… conmovedor, por no decir otra cosa. Algunas otras escenas sensuales de hombres en películas incluyen: la parte del banana split de Chris Evans en No es otra tonta película americana y Jake Gyllenhaal en toda la película de El día después de mañana.

3.

El beso gay en el video de «Beautiful» de Christina Aguilera.


SONY BMG MUSIC / Via youtube.com

Definitivamente, esto se sintió como un gran momento en el que Christina Aguilera (que ya era una gran estrella) se arriesgó e incluyó un beso entre dos hombres en el video de su éxito de 2002, «Beautiful». Era difícil de ver porque en ese entonces se sentía como un acto que daba pena (y de alguna manera, todavía es así). Gran parte de la cultura pop de entonces era algo antigay y, que yo sepa, nadie se había atrevido a decir: «Mira, esto es hermoso y no hay nada de qué avergonzarse». Fue algo increíble y por lo que siempre la amaré.

4.

Las muñecas Bratz.

En mi familia no era ningún secreto que me encantaba jugar con muñecas cuando era niño. Fue una causa de vergüenza durante años, ¡pero ahora es motivo de orgullo! Claro, ya existían las Barbies pero la vida fue mucho mejor cuando llegaron las Bratz. Estaban a la moda, eran elegantes y tenían esos ojos increíbles que me encantaban. Mi hermana y yo jugábamos con ellas durante horas, les poníamos personalidades, las vestíamos y las peinábamos. Era supergay, pero me ENCANTABA.

5.

Britney… simplemente Britney.


Jive Records / Via youtube.com

Especialmente la época en la que nos dio TRES discos en TRES años: … Baby One More Time (1999), Oops!… I Did It Again (2000) y Britney (2001). ¡Britney nos dio la bienvenida al nuevo milenio con algunos de los mejores éxitos de su carrera! Tenía el casete de … Baby One More Time y la verdad quedó grabado en mi memoria. Todavía recuerdo a esa inocente niña güerita enfrente de ese fondo blanco rezando. Y mi vida ha sido gay desde ese entonces.

6.

Moulin Rouge.


Bazmark Productions / Via nfsa.gov.au

Si alguna vez has visto Moulin Rouge, sabes que es una película súper afeminada. El director Baz Luhrmann se inspiró en el espectáculo y los excesos de Bollywood, que están plasmados en el magnífico estilo visual de la película. Pero también es una trágica historia de amor que se desarrolla en el vibrante submundo de Montmartre, París, durante la Belle Époque. Esta película hace un trabajo perfecto pasando de la comedia al drama y a la tragedia, y por si eso fuera poco, ¡tiene algunos de los outfits, escenografías y números musicales más increíbles de la historia! ¡Hasta tiene personajes homosexuales! ¿Qué más podría pedir un gay?

7.

Cuentas y otras manualidades.


Marco Verch / Via Flickr: [email protected]

¡Cuentas, plumas que se soplaban, punto de cruz y muchas cosas más! Todas estas actividades artísticas me entretenían durante horas y de verdad me gustaban mucho. Nunca salía a jugar futbol, no. Hacía mi mejor esfuerzo por poner minúsculas cuentas en un molde de plástico para que mi mamá las planchara después. ¿Qué fue de mis creaciones? Quién sabe. ¿Me hicieron más gay? Sí, sí, y súper sí.

8.

El disco de Stacie Orrico.


Virgin Records / Via music.apple.com

¡¿A alguien le gustó este disco tanto como a mí?! El mío hasta se rayó por escucharlo tanto en los largos viajes por carretera. Me aprendí las canciones escuchando y leyendo el libro del disco una y otra vez. Encontraba consuelo en las palabras de Stacie, su fabuloso lunar en la cara y su increíble voz. Otros discos que tuvieron el mismo efecto en mí: B*Witched de B*Witched, Spiceworld de Spice Girls y The Immaculate Collection de Madonna. Sí… Creo que mis papás lo sabían.

9.

Mulán y otras princesas de Disney.


Disney / Via giphygifs.s3.amazonaws.com

Lo sé, lo sé: Mulán salió en 1998, pero créanme, ¡veía el VHS a cada rato en los 2000! El efecto que estas valientes protagonistas de Disney tuvieron en mí cuando era un niño gay fue profundo. Desde Mulán hasta Pocahontas y Ariel, estas princesas eran hermosas, valientes y extraordinarias. Jugaba a que era una de ellas con un trapo de cocina en la cabeza que se suponía que era el pelo. Pero Mulán era, por lejos, mi fa-vorita, ¿ok?

10.

The Dresden Dolls.


Ethan Miller / Via Getty Images

Fue pura casualidad cuando saqué un disco de Amanda Palmer del librero del cuarto de un amigo cuando tenía 14 años. Mi vida cambió para siempre cuando escuché Who Killed Amanda Palmer y naturalmente empecé a escuchar también a la banda que tuvo antes de su carrera como solista, The Dresden Dolls. Junto con Brian Viglione, Amanda hizo música de «cabaret punk brechtiano». ¡Era tan dramática y emocionante que mi corazón gay se aferraba a cada palabra!

11.

El estilo «emo».


Getty Images

Ah, lo recuerdo bien: ¡la identidad emo era el refugio perfecto! Para mí, era una oportunidad para pintarme las uñas o usar sombra de ojos, pasar horas arreglándome el pelo y usar la ropa que quisiera sin ser visto como realmente era. También me gustaba la música y me encantaba poder decirle que no a todos los deportes y cualquier otra cosa que la corriente dominante heterosexual me impusiera. ¡Qué buenos tiempos! Siento como sale una lágrima negra de mis ojos.

12.

Ese comercial de Pepsi.


Pepsi / Via giphy.com

¡Este comercial es una joya! Pepsi de alguna manera se las arregló para reunir al poderoso trío de Britney, Beyoncé y Pink —probablemente las mejores estrellas del pop de la época— y también a Enrique Iglesias en su momento más sexy. Los trajes de gladiador eran lo máximo y la canción escogida era la icónica We Will Rock You, que unas cantaron mejor que otras. Si mis amigos y yo nos disfrazamos así para Halloween, ¡espero que los gays de todas partes identifiquen quiénes somos!

13.

Will & Grace.


NBC / Via giphy.com

¡Me encantaba ver Will & Grace cuando era niño! Trataba de ver todos los capítulos y la mayoría de las veces ni siquiera me importaba quién me veía. Era un programa divertido y tranquilizador al mismo tiempo. De una forma horriblemente neoliberal, también era bueno ver gays retratados como personas exitosas, ricas y felices, ¡como si fueran normales! Y no olvidemos que Karen Walker es uno de los mejores personajes de comedia de la historia, obviamente.

14.

El arte pop.


Peter Macdiarmid/Andy Warhol / Via Getty

Descubrí el arte pop en la prepa durante un proyecto de arte. Quedé totalmente impactado con el estilo gráfico, los temas y las referencias a celebridades, publicidad, música y mucho más. Muchos artistas pop como Andy Warhol y David Hockney eran celebridades gays de sus épocas. Sus trabajos representan tanto a los populares como a los intelectuales del siglo XX y reúnen muchos elementos de la iconografía gay tradicional como el viejo Hollywood, la moda y el físico masculino.

Este post fue traducido del inglés.

Nostalgia Trip

Take a trip down memory lane that’ll make you feel nostalgia AF

Fuente de TenemosNoticias.com: www.buzzfeed.com /

Publicado el: 2020-08-05 15:01:10
En la sección: BuzzFeed – Lo último

Volver al inicio