Menú Cerrar

Cómo hacer un puchero de pollo tradicional, paso a paso

Cómo hacer un puchero de pollo tradicional, paso a paso

El puchero es un tipo de cocido de carnes, vegetales y alguna legumbre que toma su nombre del recipiente de barro en el que de forma tradicional se han cocinado estos platos a lo largo de la historia. Aquí el puchero más conocido es el de pollo, especialmente habitual en Andalucía. Pero hay pucheros en Argentina, Bolivia, Colombia, Filipinas, México, Paraguay, Perú, Uruguay y hasta en Brasil.

En sus orígenes, el puchero andaluz era una comida campesina andaluza. Como se aprovechaban todos sus restos, fueron surgiendo platos derivados. El caldo que sobra se toma con unas hojas de hierbabuena, a modo de consomé; la pringá (la carne y el tocino usados para hacer la sopa) se sirve normalmente como segundo plato, tras el puchero de plato principal. Al día siguiente, con los restos del pollo se suelen cocinar los restos de la carne para hacer croquetas.

Un puchero de pollo tradicional se hace con la cocción de carne de pollo o gallina junto a otras de ternera o cerdo, además de tocino, huesos (salados o no) en compañía de alguna legumbre, normalmente los garbanzos, patatas y vegetales. A su caldo se le suele añadir arroz o fideos para acompañar la sopa.

Ingredientes

  • Medio pollo o gallina, o un cuarto trasero
  • Un cuarto de carne de jarrete o aguja de ternera
  • Un trozo de costilla de cerdo salada
  • Un hueso blanco
  • Un hueso de espinazo salado
  • Un trozo de tocino salado
  • Un trozo de tocino fresco
  • 250 gramos de garbanzos
  • 2 patatas
  • Un puerro
  • Un nabo
  • 3 zanahorias
  • 150 gramos de arroz o fideos
  • Hierbabuena

Información adicional

  • Tiempo de elaboración: entre 90 minutos (olla a presión) y más de 3 horas (olla normal)
  • Calorías: unas 310 kcal

Elaboración

  1. El día anterior habremos puesto los garbanzos a remojo.
  2. Lavamos bajo el grifo de agua el hueso de espinazo, la costilla y el tocino salado.
  3. En una olla ponemos el jarrete, el pollo, el hueso blanco y el tocino fresco. Llenamos la olla de agua, removemos y retiramos el agua (lo hacemos para quitar impurezas).
  4. Repetimos la operación.
  5. Cubrimos con agua por tercera vez y, ahora sí, ponemos al fuego.
  6. Añadimos el hueso de espinazo, la costilla y el tocino salado.
  7. Ponemos también el nabo pelado y el puerro.
  8. Espumamos el caldo cuando empiece el hervor.
  9. Echamos los garbanzos (si tenemos legumbrera, mejor).
  10. Volvemos a espumar.
  11. Añadimos las patatas y las zanahorias.
  12. Para cerrar la olla hay que esperar a que deje de haber espuma.
  13. En olla a presión serán unos 30 y 45 minutos (según nuestra olla) y en olla normal, al menos 2 horas y media.
  14. Pasado el tiempo abrimos la olla, pinchamos la carne y probamos los garbanzos (si hiciera falta echamos más agua o ponemos más tiempo a cocer).
  15. Sacamos las carnes, los garbanzos y las verduras.
  16. Desechamos el nabo, el puerro y los huesos.
  17. Colamos el caldo, lo ponemos al fuego y cuando hierva echamos arroz o fideos.
  18. Una vez hechos (15 o 10 minutos), incorporamos los garbanzos, zanahoria y patata troceadas y unas ramas de hierbabuena.

Fuente de TenemosNoticias.com: www.20minutos.es / [email protected] (20minutos)

Publicado el: 2020-09-28 06:50:25
En la sección: 20MINUTOS.ES – Gastronomía

Volver al inicio