Menú Cerrar

Cómo preparar el clásico solomillo al whisky sevillano

Cómo preparar el clásico solomillo al whisky sevillano

El solomillo al whisky es una de las recetas con más renombre de Sevilla, la capital por excelencia de las tapas. Desde su aparición en los años 70 del siglo pasado, inspirado en recetas francesas, ha encontrado su lugar en muchos bares y tabernas de la capital hispalense que han ido perfeccionando con los años su preparación.

En virtud de esta solera histórica, son muchas las versiones sobre cuál es la mejor manera de prepararlos, así que aquí te presentamos una de ellas para que lo pruebes en casa.

Solomillo al whisky

Ingredientes

Un solomillo de cerdo grande.

Seis dientes de ajo.

Un vaso pequeño de whisky o brandy.

Medio litro de caldo de carne casero.

Cuatro o cinco patatas.

El zumo de un limón.

Mantequilla.

Aceite de oliva.

Pimienta negra.

Sal.

Elaboración

1. Corta las patatas en gajo o en palito, a tu gusto. Puedes pelarlas previamente o no según tu preferencia, pero en cualquier caso conviene lavarlas antes. Añádeles sal y pimienta negra.

2. Pon a calentar a fuego alto una sartén grande con abundante aceite de oliva y, cuando esté muy caliente, echa en ella las patatas. Cuando empiecen a tomar color, retíralas y déjalas escurrir en un plato con una servilleta de papel. Conserva aún la sartén con el aceite.

2. Quítale la grasa externa al solomillo y córtalo en medallones. Añádele sal y pimienta por ambas caras.

3. Escoge una sartén en la que pueda caber todo el solomillo y ponla a fuego medio con una buena cucharada de mantequilla. Cuando se funda, añade el solomillo. Déjalo tres o cuatro minutos por lado.

4. Cuando se haya dorado un poco, retírala del fuego y resérvala en un plato.

6. Machaca los dientes de ajo con la piel incluida y, con un poco más de mantequilla, cocínalos a fuego medio en la misma sartén que has empleado para el solomillo.

7. Añade el whisky o el brandy y, dos o tres minutos más tarde, el caldo y el zumo de limón.

8. Cuando la mezcla rompa a hervir, bájalo a fuego lento y vuelve a introducir el solomillo y añade sal. Cocínalo durante unos 10 minutos.

10. En ese tiempo, vuelve a calentar a fuego alto la sartén que empleaste para las patatas fritas y, cuando esté muy caliente, introdúcelas de nuevo durante uno o dos minutos. Con este método, se consigue que el exterior quede especialmente crujiente, así como que estén calientes en el momento de servir el plato.

11. Sirve el solomillo con abundante salsa sobre una cama de patatas.

Fuente de TenemosNoticias.com: www.20minutos.es

Publicado el: 2021-09-07 04:29:25
En la sección: 20MINUTOS.ES – Gastronomía

Publicado en Gastronomía
Volver al inicio