Menú Cerrar

marcas de alimentación se suman al negocio

marcas de alimentación se suman al negocio

Cocinas de restaurantes que no existen. Eso son las dark kitchens, una alternativa a los restaurantes tradicionales. Su principal característica es que no existen mesas, ni barras, ni camareros que sirvan los platos, sino que únicamente se dedican a la elaboración de comidas para el reparto a domicilio.

Las dark kitchens o ghost kitchens, cocinas a puerta cerrada que solo venden mediante apps de comida a domicilio, son todo un éxito en otros países como Alemania y Reino Unido. Habían aterrizado hace ya un tiempo en España, pero han proliferado a raíz de la pandemia.

Los restaurantes con cocina fantasma y sin mesas ni sillas han llegado para quedarse. La más clara señal es que algunas marcas de alimentación ya se han interesado por el negocio.

Campofrío y Pescanova van a ser las primeras en entrar en el negocio. Estas dos conocidas empresas se han aliado para, dicen, adaptarse a los nuevos patrones de consumo con un modelo que consideran “rentable, replicable y exportable a toda España”.

Campofrío y Pescanova se han unido para entrar en el negocio de las ‘dark kitchens’

Las dos compañías se han unido al grupo de restauración Sagar para impulsar tres nuevos restaurantes virtuales. Se trata de Napoletta, by Campofrío, The Hot Dog Corner, by Oscar Mayer, y PeZcado Capital, by Pescanova.

Todos ellos están ya disponibles en una prueba piloto que se desarrolla en Madrid. Cada restaurante ofrece una línea de cocina distinta con recetas que tienen como base la pizza, el hot dog y los productos del mar.

Cocinas, chimeneas y vecinos descontentos

La pandemia ha traído consigo en ciudades como Madrid la proliferación de estas cocinas fantasma, dedicadas exclusivamente a la comida a domicilio. Es un negocio creciente, pero con unos límites difusos que están provocando quejas de vecinos por el ruido, los olores y el ajetreo de los repartidores.

«Son cocinas ajenas (y no tan ajenas) al restaurante. Se alquilan en zonas estratégicas para responder a la creciente demanda de los pedidos online mediante el reparto a domicilio», explican en Cooking Place, dedicada a ofrecer espacios óptimos para restaurantes de delivery.

El Colegio de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid) advierte de que las cocinas fantasma no se pueden instalar en una vivienda normal porque tienen la consideración de cocinas industriales, con unas potencias y características que no se asemejan a las cocinas de una casa.

La empresa Madrid Ghost Kitchens ofrece espacios de alquiler con cocina para estos negocios. Uno de sus responsables, Christian Lucco, niega que sean oscuros. Como en todos los sectores, asegura, hay empresas que «lo hacen bien y otras mal»,

Lucco defiende que cada cocina ciega que se abre pasa una serie de procesos para que «todo esté en orden». «Las cocinas fantasmas no son un enemigo, son un complemento a la hostelería tradicional y hay que acostumbrase a ellas porque han llegado para quedarse», afirma.

En Barcelona, la presión vecinal está cortando el paso a estas cocinas sin restaurante. Si bien ya hace unos años que se empezaron a establecer en la capital catalana de una forma discreta, ahora la promotora Cooklane proyecta macroespacios en medio de barrios de la ciudad, lo que ha generado una oposición frontal de sus habitantes.

Fuente de TenemosNoticias.com: www.20minutos.es / [email protected] (20minutos)

Publicado el: 2021-03-25 07:13:28
En la sección: 20MINUTOS.ES – Gastronomía

Volver al inicio