Menú Cerrar

Muere Alfredo Rodríguez, el hostelero que supo hacer brillar más que nadie los madrileños bocadillos de calamares

Muere Alfredo Rodríguez, el hostelero que supo hacer brillar más que nadie los madrileños bocadillos de calamares

Es casi un sacrilegio visitar la capital y no llevarte por delante un bocadillo de calamares. Y si los de la Plaza Mayor son los preferidos de los turistas, todo buen madrileño tiene claro que, si lo que buscamos en el bocata de calamares más exitoso de la capital, no podemos dejar de pasar por El Brillante. 

La gastronomía patria está de luto, y es que este lunes ha fallecido Alfredo Rodríguez, dueño del mítico local de la plaza de Carlos V famoso por sus bocadillos de calamares. La mañana de este martes, la Real Academia Madrileña de la Gastronomía ha anunciado la muerte de el hostelero a través de su cuenta de Twitter. «Hoy tenemos que lamentar la pérdida de Alfredo Rodríguez, dueño de El Brillante y una de las personas que más han contribuido a la fama de uno de los bocados más populares en Madrid»- rezaba el mensaje. 

Toda una vida dedicada a este manjar

Desde que a mediados del siglo pasado su padre, Alfredo Rodríguez Villa pusiese en marcha este restaurante frente a la estación de trenes de Atocha, no solo han llevado la fama de este bocado tan típico madrileño a la estratosfera, sino que han conservado la ilusión por le negocio de generación en generación. 

Además de heredar de su padre el nombre y el negocio en 1967, Rodríguez ha sabido mantener la buena fama del plato estrella de este local. A pesar de tener siempre largas colas de turistas y locales para hincarle el diente a su más mítico bocata de anillas de calamar, El Brillante también ofrece otros platos, como croquetas o callos. 

Un deliciosa iniciativa

Si el negocio de Alfredo Rodríguez -primero padre y luego hijo- no ha dejado nunca de hacer bien su trabajo -dan fe de ello los cientos de clientes que cada día acuden a por su bocadillo de calamares-, en los últimos tiempos El Brillante también ha hecho un esfuerzo por ser socialmente más justos. 

Con el objetivo de poner en valor la experiencia y la maestría de la madurez, el mítico restaurante del centro de la capital ha favorecido en los últimos años la contratación de trabajadores mayores de 50 años con dificultades para encontrar trabajo. 

Las redes lamentan la pérdida

Desde que la Real Academia Madrileña de la gastronomía ha anunciado la muerte del dueño de El Brillante, han sido muchos quienes se han sumado en sus condolencias a familiares y amigos, lamentando la pérdida de quien tan importante papel ha ocupado en la gastronomía de la capital. 

Incluso quienes han recordado con humor y cariño alguno de los bocatas de calamares más deseados que han comido en El Brillante:

Y quienes aplauden y reconocen la labor de Rodríguez por este plato tan típico de la gastronomía madrileña:

Fuente de TenemosNoticias.com: www.20minutos.es

Publicado el: 2021-08-31 11:20:19
En la sección: 20MINUTOS.ES – Gastronomía

Volver al inicio