Menú Cerrar

a eyacular a tiempo también se aprende

a eyacular a tiempo también se aprende

Lo que pasa en un breve periodo –60 segundos– puede causar una larga y gran frustración. Ese es el límite de tiempo que define si un hombre padece o no eyaculación precoz, según el DSM-5, el manual de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, que estima que un varón tiene este problema si eyacula “entre treinta y sesenta segundos después de la penetración vaginal”. Esta biblia de la psiquiatría actual fija los criterios de diagnóstico, establece la frontera entre lo normal y lo patológico y recomienda los tratamientos a seguir. Pero muchos expertos discrepan de sus pautas. Pocos suscriben el criterio de ese manual en este asunto. Sobre todo los sexólogos, que ven inútil fijar lo normal según los segundos que se tarda en eyacular y el hecho de que se haya producido o no penetración vaginal. Consideran que son criterios pobres, porque dejan de lado algo fundamental: la satisfacción erótica de la pareja. Por la misma razón, tampoco les convence la definición de eyaculación precoz de los investigadores que establecen un mínimo de entre ocho y quince empujes intravaginales para descartar el diagnóstico, algo que Miren Larrazabal, presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología, califica de arbitrario. “Los movimientos coitales –dice Larrazabal– no son determinantes en el orgasmo femenino, ya que el 87 % de las mujeres opina que sus orgasmos dependen más de la estimulación de su clítoris que de la penetración vaginal”.

Lo determinante para saber si estamos ante un problema es la falta de control. ¿Puedes identificar las señales de que la eyaculación es inminente y no tienes ningún control sobre ella? Si la respuesta es sí, sufres el mismo problema que millones de hombres en el mundo, aunque muy pocos lo reconozcan. Pese al ocultamiento, la eyaculación precoz ocupa el primer puesto en el ranking de disfunciones sexuales masculinas más frecuentes, por delante de las dificultades en la erección o la falta de deseo. Los estudios sitúan entre un 20 % y un 30 % el porcentaje de varones que padecen este inconveniente en algún momento de sus vidas.

Condiciona la frecuencia de contactos

Javier (nombre ficticio) lo padece “desde siempre, tanto en la masturbación como en el coito”. Tarda unos diez segundos en eyacular, algo que ha condicionado cada vez más la frecuencia de sus contactos sexuales, hasta el punto de que se ha decidido a acudir al especialista, según confiesa, por iniciativa propia, pero muy influido por su pareja. El médico que le atiende es Saturnino Napal, urólogo del Complejo Hospitalario de Navarra, que asegura que hay solución: “Los tratamientos para los casos leves adiestran de forma gradual al paciente, mejorando su conocimiento sexual y el control del estímulo erótico; en casos más graves, lo mejor es combinar la terapia sexual y la farmacológica”. Desde hace cinco años, los médicos disponen de la ayuda de un principio activo, la dapoxetina. “Es un inhibidor selectivo de la recaptación de la serotonina, principal neurotransmisor implicado en la eyaculación. Aumenta hasta tres veces el tiempo de latencia eyaculatoria”, explica Jesús Blázquez, urólogo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid

Un problema que no siempre se  resuelve solo con medicamentos

Otros fármacos similares dan el mismo resultado, pero requieren una toma diaria durante una o dos semanas para surtir efecto. El tratamiento no lo financia la Seguridad Social, y, aunque su mecanismo de acción es rápido, no tiene nada que ver con el de las píldoras contra la disfunción eréctil. El pico de concentración en sangre se registra entre una y tres horas después de ingerir la sustancia. Si a la eyaculación precoz se le suma un problema de erección, la pastilla puede tomarse sin problema con alguna de las píldoras que la tratan. Pero no debe mezclarse con alcohol: la dapoxetina potencia los efectos de este. La aparición del primer tratamiento farmacológico hizo pensar a algunos que la eyaculación precoz estaba curada. La dapoxetina ayuda, pero ha hecho evidente que hay problemas de salud que piden más que píldoras. Muchos hombres afrontan con más seguridad la relación sexual tras tomar esta pastilla, porque saben que retrasa la eyaculación, pero, al margen de ese efecto, no solventa la sensación de falta de control ni la insatisfacción sexual. En una cuestión con tantos factores no existen las soluciones rápidas. Y además el medicamento tiene efectos secundarios. Los más frecuentes son náuseas, cefaleas y mareo; y más raramente, vértigos, nerviosismo, diarrea o disminución de la libido. “El porcentaje de efectos secundarios graves es pequeño, pero los leves pueden ser tan incómodos que obligan a dejar el tratamiento”, advierte Blázquez.

Fuente de TenemosNoticias.com: feedproxy.google.com /

Publicado el: 2020-07-03 06:55:00
En la sección: MuyInteresante.es

Noticias relacionadas

Sorprenden en aeropuerto a una mujer con los huesos de su esposo dentro de una maleta

Sorprenden en aeropuerto a una mujer con los huesos de su esposo dentro de una maleta

Por: AL Día y a la Hora | @Notidiahora 5 agosto, 2020 La policía del aeropuerto de Múnich se sorprendió ... Leer más
Así se preparan los Cheez Whiz caseros en pocos minutos

Así se preparan los Cheez Whiz caseros en pocos minutos

Por: Redacción Noticias al Dia y a la Hora 9 agosto, 2020 Debido al sabor tan rico que posee el ... Leer más
¿Se escapó o la robaron? una historia que se viralizó en las redes

¿Se escapó o la robaron? una historia que se viralizó en las redes

Annabelle es una de las muñecas más terroríficas de todos los tiempos. Sobre ella se han hecho investigaciones y hasta ... Leer más
La conmovedora propuesta de un joven italiano en el lecho de muerte de su novia

La conmovedora propuesta de un joven italiano en el lecho de muerte de su novia

Edoardo Parisi ingresó al hospital donde Chiara Giuntoli estaba internada. Dos días después ella falleció y él escribió un mensaje ... Leer más
Cargando...
Volver al inicio