Menú Cerrar

Beirut busca supervivientes en la zona devastada van 113 muertos – Diario La Calle

Beirut busca supervivientes en la zona devastada van 113 muertos – Diario La Calle

Líbano ha amanecido este
miércoles de luto y conmocionado tras la enorme explosión que sacudió el puerto
de Beirut en la tarde del martes. El Ministerio de Sanidad ha elevado el
balance de víctimas a 113 muertos y más de 4.000 heridos. El gobernador de Beirut, Maruan Abboud, ha informado de
que más de un centenar de personas siguen desaparecidas, incluidos varios
bomberos, y otras 300.000 han tenido que abandonar sus viviendas. El Gobierno
libanés ha asegurado que la explosión se produjo en una de las naves del puerto
que contenía 2.750 toneladas de nitrato de amonio almacenadas
sin medidas de seguridad junto a otra que contenía fuegos artificiales. El
estruendo se oyó en Chipre y Siria después de que la onda expansiva provocara
importantes daños materiales en más de un kilómetro a la redonda del epicentro
del incidente. El Gobierno libanés ha decretado dos semanas de estado de
emergencia en la capital.

En las calles de la
capital, de unos 2,2 millones de habitantes, los ciudadanos se esmeraban en
limpiar el asfalto de cristales y las calles de escombros, pero aún se
preguntan si la explosión fue fortuita o intencionada. “Quien no ha perdido el
trabajo, ha perdido a un familiar o su casa”, se lamentaba anoche aún
conmocionada y con la cara ensangrentada Nayla, en la cincuentena y a las
puertas de lo que quedaba de su comercio. Cientos de vecinos de los barrios colindantes
al puerto han dormido en casas de familiares, mientras que otros han optado por
abandonar la ciudad tras las alertas de gases tóxicos liberados en el
incidente. Todos se lamentan del cúmulo de crisis que
azota al país y se aferran a esa fortaleza que caracteriza a su pueblo desde la
guerra civil (1975-1990), en un país que acumula duelos nacionales ya sea por
coches bomba contra políticos, como el magnicidio del ex primer ministro Rafik Hariri en
2005 en Beirut, o la ola de mortíferos atentados perpetrados
en 2014 por el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

Este nuevo golpe supone
la mayor catástrofe sufrida en años en la capital de Líbano, que ha sido
declarada ciudad “siniestrada”. La potencia de la explosión fue registrada por
los sensores del Instituto Geológico de Estados Unidos como un terremoto de
magnitud 3,3. En el epicentro el panorama es de caos y destrucción:
contenedores retorcidos, coches calcinados en las calles, el suelo alfombrado
de maletas y papeles que salieron disparados de las oficinas cercanas,
edificios derrumbados y trozos de cascotes en las aceras.

Varios cascos azules a
bordo de un barco atracado en el puerto resultaron heridos graves, según la
misión de la ONU en Líbano.

Los equipos de
rescate, con la ayuda de guardias de seguridad y miembros del Ejército, han
buscado durante toda la noche a supervivientes o muertos atrapados bajo los
escombros. Los hospitales de la capital, centrados en la lucha contra el
coronavirus, están saturados y colapsados. Algunos están rechazando pacientes
porque se encuentran además dañados por la explosión, según informa France
Presse.

El primer
ministro, Hassan Diab, decretó para este miércoles un día de duelo nacional y
prometió que los responsables “rendirán cuentas”. “Es inadmisible que un
cargamento de nitrato de amonio, estimado en 2.750 toneladas, se halle desde
hace seis años en un almacén, sin medidas preventivas. Esto es inaceptable y no
podemos permanecer en silencio sobre este tema”, subrayó el primer ministro
ante el Consejo Superior de Defensa, según declaraciones citadas por un
portavoz en rueda de prensa.

El ministro de Economía, Raoul Nehme, ha advertido de que la
explosión ha destruido buena parte de las reservas de trigo del país y que
apenas cuentan con grano para cubrir las necesidades de las próximas tres
semanas, por lo que ha pedido ayuda internacional.

View this post on Instagram

Poderosa explosión sacudió a Beirut dejó al menos 70 muertos y 3700 heridos Las autoridades no han confirmado el motivo de la deflagración en la capital libanesa Al menos 70 personas han muerto y 3.700 han resultado heridas tras una potente explosión que ha sacudido este martes Beirut, sobre la que se ha elevado una gran columna de humo de color rojizo, que se ha originado en un almacén de explosivos del puerto de la capital libanesa, según ha anunciado el Ministerio de Sanidad libanés. La explosión ha generado una enorme onda expansiva, que se ha podido sentir en toda la capital y a varios kilómetros de distancia. Las autoridades aún no han confirmado la causa de la explosión. El Ejército ha sido desplegado en Beirut para trabajar en las labores de rescate. El incidente se ha producido cuando faltan menos de 72 horas para que el Tribunal Especial para Líbano, sito en La Haya, dicte sentencia por el asesinato con coche bomba del ex primer ministro Rafik Hariri en 2005. Fuentes diplomáticas europeas en Beirut consultadas por EL PAÍS barajan la hipótesis de un ataque con un misil contra un depósito de armas del partido-milicia chií libanés Hezbolá en el puerto. Ninguna fuente oficial libanesa ha especulado sobre las posibles causas de la detonación. Un incendio en un almacén de explosivos, cerca de los silos de trigo del puerto, ha provocado el fuerte estallido posterior. Poco después de la explosión, había cristales esparcidos a más de un kilómetro de los almacenes incendiados y decenas de personas heridas en los alrededores por el impacto de cristales y otros materiales. Cientos de coches destrozados e incendiados. Minutos después de la explosión, que tuvo lugar sobre las 18.15 (17.15 en la España peninsular), han empezado a llegar ambulancias para atender y trasladar a los trabajadores del puerto heridos. Después se ha acordonado la zona y se ha impedido el paso de la prensa. Helicópteros han sobrevolado la zona durante toda tarde. “Estamos teniendo que dejar a cientos de heridos en las puertas de los hospitales”, ha asegurado una miembro de los equipos de defensa civil que está trabajando en la zona. Cerca estaba Meriem, de 35 años, y su bebé.

A post shared by Diario La Calle (@diariolacallevzla) on

Fuente de TenemosNoticias.com: lacalle.com.ve / admin

Publicado el: 2020-08-05 11:56:33
En la sección: Internacionales – Diario La Calle

Volver al inicio