Menú Cerrar

El testimonio de una venezolana a la que le quemaron sus pertenencias

El testimonio de una venezolana a la que le quemaron sus pertenencias

  • La migrante relató que la policía chilena obligó al grupo de migrantes a retirarse rápido de Iquique, pues los manifestantes locales podían herirlos. En la retirada, quedaron sin la mayoría de sus pertenencias, entre ellas, sus documentos | Foto: EFE.

Los migrantes venezolanos en situación irregular que vivían en carpas en Iquique (Chile) denunciaron ataques xenófobos por parte de los locales durante el fin de semana. Una serie de incendios a sus pertenencias provocó la pérdida de la mayoría de sus documentos y otros objetos de valor.

Los disturbios empezaron el sábado 25 de septiembre, luego de que el viernes 24 la policía les pidiera a los migrantes retirarse de la plaza Brasil. El sábado, al menos 5.000 chilenos protestaron entre banderas y consignas xenófobas. La manifestación terminó con la quema de las carpas de los extranjeros, muchos de ellos venezolanos, quienes al final, tuvieron que retirarse con la ayuda de la policía.

Una venezolana, que prefirió mantenerse en anonimato, narró lo sucedido entre la calle Rosas con Avenida Aeropuerto, zona en la que se encontraban al ser desplazados de manera forzosa durante las protestas. “Lo que nos hicieron, eso no se le hace a un ser humano, porque todos somos seres humanos, todos somos hijos de Dios. Tienen que agarrar a la gente que está haciendo lo malo, no los que están trabajando”, dijo entre lágrimas a BioBioChile (Bbcl).

Foto: EFE.

A la deriva

El testimonio de la migrante al medio de comunicación chileno ofrece detalles del estado de los venezolanos tras su retirada de Iquique. La mayoría quedó indocumentada y sin un sitio en dónde vivir. Al igual que ella, otras 23 personas y siete niños se encuentran afectados.

La venezolana explicó que ese grupo de más de treinta personas había llegado a la ciudad al norte de Chile hace poco y esperaban recolectar dinero para dirigirse a otra ciudad. “Nos quemaron todas las pertenencias, todos los papeles, se llevaron a uno de mis perros”, agregó.

Además, comentó que los policías solo pudieron sacarlos del lugar para evitar que los protestantes locales los agredieran. Según los funcionarios, no podían detener la marcha por la cantidad de gente, por lo que las acciones fueron limitadas y no hubo tiempo de una retirada ordenada.

“Los policías nos sacaron y no nos dieron chance de sacar nada, nada, nada… todo se lo llevaron, lo quemaron. Perdimos los documentos, que es lo más importante”, dijo la venezolana a Bbcl. También comentó que aunque el proceso fue traumático, se encuentran bien de salud y no sufrieron mayores daños físicos.

Foto: EFE.

Posturas oficiales abren paso a la xenofobia

Quienes protestaron y quemaron las carpas en Iquique eran ciudadanos locales, los cuales pedían respeto a su territorio, así como también rechazaban la migración indocumentada, principalmente venezolana. Según reseñan medios locales, entre los manifestantes estaban ciudadanos de Colchane, una de las localidades en la que a diario ingresan más de 200 personas buscando asilo.

Aunque las normativas inherentes a la migración lo prohíban, las autoridades en Chile aseguraron que continuarían desalojando las zonas al norte del país que poseen indocumentados. “Para nosotros, como gobierno, es clave que, si una persona ingresa clandestinamente a Chile, es motivo suficiente para ser expulsado”, aseguró el ministro de Interior y vicepresidente chileno, Rodrigo Delgado.

La ONU rechaza los hechos

Tras los disturbios en Iquique, un representante de la Organización de Naciones Unidas (ONU) rechazó los hechos. Felipe González, relator especial sobre los derechos humanos de los migrantes, calificó lo sucedido como una humillación a los migrantes en condición vulnerable.

“El discurso xenófobo, asimilando migración a delincuencia, que por desgracia se ha ido volviendo más frecuente en Chile, alimenta esta clase de barbarismo”, publicó González en su cuenta en Twitter.

Foto: EFE.

El alcalde de Colchane, Javier García se pronunció, pues según él la migración en la zona fronteriza ha causado estragos por los extranjeros sin regularizar. “Queremos que el gobierno de una vez por todas se acerque a la comuna, que converse con nuestras comunidades. Que fije políticas y acciones claras en torno a entregarnos seguridad. También a respetar nuestros derechos como aymaras”, expresó García.

A la fecha, según reporta Efe, al menos 3.000 migrantes indocumentados se encuentran a la deriva en Iquique, cercana a Colchane. Además, la Fiscalía de Chile anunció el domingo 26 de septiembre que iniciaría una investigación para determinar responsabilidades por los disturbios e incendios que dejaron sin pertenencias a parte de la diáspora venezolana.

Noticias relacionadas

Fuente de TenemosNoticias.com: eldiario.com

Publicado el: 2021-09-26 14:53:32
En la sección: Mundo | El Diario | eldiario.com

Volver al inicio