Menú Cerrar

Monómeros se declaró en quiebra y en 90 días debe presentar un plan de reestructuración

Monómeros se declaró en quiebra y en 90 días debe presentar un plan de reestructuración

El productor de fertilizantes Monómeros Colombo-Venezolanos, la filial colombiana de la empresa estatal venezolana Pequiven, ha solicitado la protección de la quiebra tras una intervención regulatoria.

Se espera que el regulador empresarial colombiano SuperSociedades acepte a la empresa en el proceso de reorganización que llevaría a un «plan de rescate acelerado». La estratégica empresa abastece a cerca del 40 % del mercado colombiano.

Bajo el decreto de emergencia 560 de 2020, Monómeros tendría tres meses para presentar un plan que le permita seguir operando y cumplir con sus obligaciones con acreedores y proveedores, señaló una nota de Argus

«La administración de Monómeros Colombo-Venezolanos ha decidido acogerse a las medidas transitorias del decreto 560 de 2020 para diseñar junto con proveedores, trabajadores y acreedores un plan de salvamento que garantice la continuidad de la operación de la empresa, preservando los empleos en Barranquilla y Buenaventura y protegiendo la seguridad alimentaria en Colombia», dijo la empresa.

El año pasado, Colombia agilizó los procedimientos de quiebra para hacer frente al golpe económico de la pandemia de Covid-19.

La empresa Monómeros, con sede en Barranquilla, se ha visto sometida a fuertes tensiones financieras, principalmente por la falta de acceso al crédito por parte de los bancos colombianos y extranjeros, que temen incumplir las sanciones impuestas por Estados Unidos a Venezuela, a pesar de contar con una licencia de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro de Estados Unidos, que administra las sanciones.

La protección de la quiebra se considera esencial para mantener las operaciones a flote, más allá de la reciente intervención que desató la agitación entre los directivos venezolanos de la empresa. «A diferencia del decreto de emergencia 560, el control (de la empresa) sólo puede agravar la situación financiera», dijo Monómeros en un comunicado, donde señaló que varios proveedores suspendieron las relaciones comerciales con la empresa tras la intervención regulatoria.

Preocupado por las consecuencias políticas, Monómeros advirtió de una campaña externa de desorganización y desinformación para quebrar la empresa, poniendo en riesgo cientos de puestos de trabajo.

La firma quedó bajo el control de la oposición política de Venezuela en 2019, cuando el gobierno de Colombia se unió a Estados Unidos está reconociendo un gobierno interino liderado por el ex presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó en lugar del presidente Nicolás Maduro.

La quiebra es otro golpe para la desvanecida administración liderada por Guaidó, que ha prometido repetidamente proteger los activos de Venezuela en el extranjero. El más importante de ellos es la filial de refinación estadounidense de la estatal Pdvsa, Citgo, que podría caer en manos de los acreedores en 2022. Maduro está presionando para que los activos vuelvan a estar bajo su control.

Monómeros concluyó que las ventas han mejorado «significativamente» en respuesta a la recuperación de Colombia de la pandemia. La empresa dijo que ha invertido alrededor de 29.000 millones de pesos colombianos (8 millones de dólares) en lo que va de año.

Click en el icono y síguenos en las redes:

 

 

 

 

 

bancaynegocios

Fuente de TenemosNoticias.com: www.noticiascol.com

Publicado el: 2021-09-25 10:00:48
En la sección: Internacionales – Noticiascol | El acontecer regional, del Zulia y Venezuela

Volver al inicio