Menú Cerrar

La escalada de violencia en las protestas en Ecuador deja ya un muerto y 18 policías desaparecidos

La escalada de violencia en las protestas en Ecuador deja ya un muerto y 18 policías desaparecidos

Corresponsal en Quito
Actualizado:

Guardar

La violencia en las movilizaciones promovidas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), en contra del Gobierno del presidente Guillermo Lasso, se ha extendido a varias ciudades de Ecuador, y ha dejado un muerto, 18 policías desaparecidos, la toma de pozos petroleros y el incendio de un banco en la ciudad amazónica de Puyo. Este miércoles, la capital, Quito, seguía bajo asedio, sin transporte público, el bloqueo intermitente de las vías, el cierre obligado de los comercios, pero no se produjeron los ataques a instituciones, ni el enfrentamiento con las fuerzas del orden, de la víspera. La novedad fue la marcha de miles de indígenas y campesinos en varias zonas de la ciudad.

El dialogo promovido por la llamada Comisión convocante, que representa a unas 300 organizaciones de la sociedad civil y tiene la asistencia técnica del Sistema de las Naciones Unidas y la Unión Europea, se alzaba como la única opción para salir de la crisis; pero
el presidente de la Conaie, Leonidas Iza

, ha cuestiona la legitimidad de la Comisión y ha puesto nuevas condiciones para sentarse a la mesa, mientras que el
presidente Lasso
aceptó de inmediato.

En ciudades como Cuenca y Ambato también hubo movilizaciones pero de los sectores que condenan el paro, y lamentan las pérdidas económicas. Ellos alientan el diálogo como la única salida democrática, pero la decana de la Universidad SEK y miembro de la Rede de Politólogas, María Paz Jervis, dijo no ver cercana una salida honrosa para las partes, porque en el movimiento indígena hay nula intención de reivindicaciones, ya que lo que quieren es el caos y «tumbar al Gobierno». En esa línea, el ministro de Defensa, Luis Lara, había alertado al país señalando que la democracia en Ecuador está en serio riesgo, ante la acción concertada de personas exaltadas vinculadas a grupos violentos que buscan crear pánico. Por eso, para el ex ministro de Gobierno, Mauricio Gándara, en el Gobierno hace falta estrategia política y determinación, para «imponer la autoridad».

Lasso gana en el Congreso

Una hábil jugada política del Ejecutivo, al emitir un nuevo decreto de estado de excepción, incorporando dos provincias, a las tres anteriores, impidió que la Asamblea Nacional (Congreso) echara abajo el que estaba en vigencia, para el que contaba con los votos necesarios; de ese modo, el bloque correísta de UNES tampoco pudo invocar el estado de «grave conmoción social», con el que pretendía plantear la remoción de Guillermo Lasso de la Presidencia de la República. Para frustrar esa pretensión, fue clave la decisión del Partido Social Cristiano de anticipar que no cuenten con ellos. «Nebot está en contra de la insubordinación», dijo Gándara.

En este escenario, observadores comenta que, desde Bélgica (aunque algunos dicen que estaría en México),
Rafael Correa
presiona al presidente de la Conaie, Leonidas Iza, y a otros dirigentes, para que radicalicen la medida. En paralelo, ha promovido una campaña internacional condenando la «represión de Lasso al pueblo indígena». En ese sentido se han pronunciado el expresidente de Bolivia,
Evo Morales
, el Foro de Sao Paulo y sectores afines. Para María Paz Jervis, se trata de grupos de izquierda anárquicos que han cooptado las instituciones y la narrativa de defensa de los derechos humanos, poniendo en riesgo que una conquista tan importante para la humanidad, empiece a perder adeptos y legitimidad.

Ver los
comentarios

Fuente de TenemosNoticias.com: www.abc.es

Publicado el: 2022-06-22 15:43:31
En la sección: Internacional

Publicado en Multimedia
Volver al inicio