Menú Cerrar

Pedro Castillo fulmina al sector radical para zanjar las guerras internas en el Gobierno de Perú

Pedro Castillo fulmina al sector radical para zanjar las guerras internas en el Gobierno de Perú

Corresponsal en Lima
Actualizado:

Guardar

El presidente peruano, Pedro Castillo, nombró a la moderada abogada Mirtha Vásquez, de 46 años, como nueva primera ministra, decisión que ha indignado al fundador del partido marxista-leninista Perú Libre, Vladimir Cerrón, que llevo al poder al también profesor.

El ya ex primer ministro Guido Bellido culpó de su salida a los poderes fácticos del país porque, según él, «encima del Poder Ejecutivo existen fuerzas y poderes fácticos que gobiernan, presionan, coaccionan y persiguen… He cumplido y seguiré cumpliendo con el mandato del pueblo y de mi partido, lo que le ha dado al Gobierno su esencia de izquierda hasta ahora».

Junto a Bellido, Castillo despidió a los ministros de Educación, Juan Cadillo; Interior, Juan Carrasco

 ; Cultura, Ciro Gálvez; Trabajo, Iber Maraví, y Energía y minas, Iván Merino.

En el rearme del gabinete el mandatario confirmó a los ministros del ala moderada: en Economía, Pedro Francke; en Justicia, Aníbal Torres; en Relaciones Exteriores, Óscar Maúrtua, y en Salud, Hernando Cevallos.

Pedro Castillo estrecha la mano de Vásquez tras jurar su cargo
Pedro Castillo estrecha la mano de Vásquez tras jurar su cargo – Efe

La ratificación de Maúrtua es un espaldarazo a la política exterior peruana, que desde hace años ha sido muy crítica con Hugo Chávez primero y con Nicolás Maduro después. En lugar del ministro de Trabajo, Iber Maraví, acusado por sus lazos con Sendero Luminoso, se nombró a Betssy Chávez, que es una de las legisladoras que lidera a los moderados del partido del lápiz en el Congreso.

Otro nombramiento importante es, en Cultura, el de la administradora y activista Gisela Ortiz, quien en 1992 sufrió la desaparición de su hermano, el estudiante Luis Enrique, por el grupo Colina, que realizó ejecuciones extrajudiciales en el Gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000). Desde entonces busca justicia junto a los familiares del profesor y nueve estudiantes de la Universidad La cantuta en Lima.

Acusaciones de «traición»

El partido Perú Libre y su fundador, Vladimir Cerrón, mentor del ala radical del Gobierno de Castillo, calificó el despido de Guido Bellido como «una traición», mientras que desde el Congreso su hermano, el legislador Waldemar Cerrón, anunció que votarían en contra de la investidura de la primera ministra Vásquez.

«Es un cambio que busca romper las acusaciones de la oposición al Gobierno de Castillo, que en ningún momento supo responder como equipo ministerial y se veía a un país que no iba ni para atrás, ni para adelante. El reto de Mirtha Vásquez es el de formar un equipo y mejorar las malas relaciones entre el Ejecutivo y el Congreso», dijo a ABC Jo Marie Burt, analista de WOLA (Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos).

«Mirtha Vásquez es mujer, no es de Lima, es de Cajamarca, y eso es simbólicamente muy importante después de haber tenido un primer ministro acusado de misoginia. Es una política muy talentosa y firme que ya ha demostrado haber realizado una buena gestión como presidenta del congreso durante la gestión de Francisco Sagasti», dijo Burt al tiempo que agregó que «genera expectativa de promover cambios en salud, educación y en mejorar la pobreza luego de la pandemia que ha afectado mucho a la economía peruana».

«Hemos tenido hoy una fructífera reunión con el equipo ministerial en el que definimos: el trabajo para el corto plazo, el pedido del voto de confianza del gabinete Vásquez y cómo articular de una mejor manera las acciones del Gobierno. Avanzamos a paso firme», dijo este jueves el presidente Castillo tras la primera reunión del gabinete presidido por Mirtha Vásquez.

Ver los
comentarios

Fuente de TenemosNoticias.com: www.abc.es

Publicado el: 2021-10-07 15:08:25
En la sección: Internacional

Volver al inicio