Menú Cerrar

Luis Florido: Salida de Maduro “no depende solo de la consulta” pero la consulta “es muy importante” y debe ser obedecida por los poderes públicos

Luis Florido: Salida de Maduro “no depende solo de la consulta” pero la consulta “es muy importante” y debe ser obedecida por los poderes públicos

La gente, cuando se habla de una acción internacional o de la responsabilidad de proteger, “solo piensa en una acción bélica, y ese es el último mecanismo”, explica el parlamentario y dirigente de Un Nuevo Tiempo. “Esperamos que los organismos internacionales puedan verificar la garantía de transparencia en este proceso”

La consulta popular que organiza la Asamblea Nacional (AN) para el mes de diciembre no va a llevar automáticamente a la salida de Nicolás Maduro. Lo precisa el parlamentario y dirigente opositor Luis Florido.

Con los resultados de la consulta popular “nosotros vamos a seguir presionando a nivel nacional e internacional, vamos a exigir que se cumpla lo establecido en la Constitución, y para ello va a ser muy importante” mecanismos como la OEA, el Grupo de Lima y la UE “que estarán perfectamente informados de lo que ocurrirá con la consulta, para que podamos lograr que estos resultados sean vinculantes”.

La salida del poder de Nicolás Maduro “no depende solo de la consulta” pero “es muy importante, porque la consulta siendo un mecanismo constitucional que es vinculante, debe ser obedecida por los poderes públicos”. Aclara -en entrevista por Whatsapp- que “no depende de nosotros que obedezcan o no, no depende nosotros que la Fuerza Armada obedezca una decisión del pueblo, pero evidentemente que una decisión contundente del pueblo ayudaría a que tanto la Fuerza Armada, como los distintos sectores del país” desconozca “a quien no representa la soberanía popular”.

La consulta “es un mecanismo que está en la Constitución”, en los artículos 68 y 70, que permite “consultar a los venezolanos sobre temas de interés”, mucho más en este momento en que se convoca “a elecciones a la fuerza, con partidos políticos anulados” y la persecución para limitar la posibilidad de que los venezolanos “participen en elecciones justas, creíbles, verificables, democráticas”.

Considera que la consulta “es un mecanismo de lucha importante”, es “ir a quien votó por la Constitución del 99, es ir a quien según el artículo 5 de la Constitución es el dueño de la soberanía”. Por eso “para nosotros es muy importante mantener la comunicación y, sobre todo, hacer ejercicio de la democracia”.

No cree que la consulta hecha por la oposición en 2017 colida con la de este mes de diciembre. “Son parte del ejercicio democrático al que está acostumbrada la oposición”, argumenta. “Tenemos que marchar cuantas veces sea necesario, tenemos que firmar cuantas veces sea necesario, tenemos que consultar cuantas veces sea necesario, tenemos que presionar cuantas veces sea necesario”.

“También tenemos que hacer el llamado a la Fuerza Armada cuantas veces sea necesario”, enfatiza.

Consultado sobre si es posible votar en las parlamentarias y participar en la consulta, precisa: “La única restricción es que sea mayor de 18 años. Puede hacerlo en cualquier parte del mundo a través de los mecanismos que defina el comité organizador”. Pero que alguien sufrague en las parlamentarias y en la consulta “sería una contradicción, porque la consulta es para desconocer la elección, para facultar a la Asamblea Nacional para que instrumente cualquier mecanismo, y sobre todo, para que nosotros podamos dejar muy claro que el pueblo está de acuerdo con que termine de cesar la usurpación”.

La garantía de pulcritud se encuentra en quienes organizan la consulta, afirma. “Uno tiene que colocar gente que merezca la credibilidad de todo el país; en este caso, la tienen”, sostiene, al referirse a la exmagistrada Blanca Mármol y a otros integrantes del comité organizador. La participación debe ser verificable por organismos internacionales: “Esperamos que los organismos internacionales puedan verificar la garantía de transparencia en este proceso”.

La crisis venezolana es sistémica y compleja “y la responsabilidad de Naciones Unidas es proteger al pueblo venezolano” con base en una doctrina del periodo de Kofi Annan, “la responsabilidad de proteger, que tiene distintos mecanismos para generar la protección del pueblo”. Florido señala que hay un consejo encargado de la responsabilidad de proteger en el mundo “y Venezuela está en el grupo de países” en los que “la aplicación de la responsabilidad de proteger es urgente”. Por eso Naciones Unidas tiene un papel “muy, pero muy importante”.

A veces la gente, cuando se habla de una acción internacional o de la responsabilidad de proteger, “solo piensa en una acción bélica, y ese es el último mecanismo; incluso, a nivel de Naciones Unidas, cuando uno habla de cascos azules no es para acciones bélicas, sino para la protección del pueblo”.

A juicio de Florido “tiene que haber una combinación de factores, presión internacional, activación de mecanismos como el de la responsabilidad de proteger, acciones diplomáticas,negociaciones internacionales” para que se logren elecciones justas, libres y verificables.

Puntualizó que han mantenido informados “cada vez que es posible” a los distintos actores internacionales, incluso alineados con el gobierno de Maduro. Recordó la declaración que hizo a Rusia sobre la ley antibloqueo, norma “creada de manera ilegal” y la advertencia de que todo lo que hagan como parte de esa ley es nulo e ilegal “y por por lo tanto no tendrá seguridad jurídica. Nosotros alertamos; depende de los empresarios rusos y las autoridades rusas hacer caso o no de esta alerta que hemos hecho”.

Pero “nosotros esperamos que tanto Rusia, como China, Turquía y otros países comprendan que el problema en Venezuela no es ideológico, ni de izquierda o derecha; el problema de los venezolanos es genocidio silencioso”, personas que mueren en sus casas sin alimentos ni medicamentos, un éxodo masivo. “Maduro parece que quisiera ser el presidente del cementerio, porque ha enterrado a miles y miles de venezolanos que han muerto por la acción y la omisión de su régimen”.

Sobre Estados Unidos, sentenció que la política de ese país “es bipartidista; nosotros no esperamos cambio. Estamos generando todo el proceso de la consulta con el apoyo de Estados Unidos, de los países del Grupo de Lima, de la Unión Europea. Nadie puede oponerse a que se consulte al pueblo”.

El parlamentario remarcó que la agenda “que debe tener el presidente Biden para Venezuela es continuar con los mecanismos de presión, abriendo también la válvula de escape para que al final se pueda concretar en nuestro país lo que ha sido nuestra lucha en estos años: elecciones libres, democráticas, equilibradas, verificables, que puedan tener la observación de la comunidad internacional”.

Fuente de TenemosNoticias.com: contrapunto.com

Publicado el: 2020-11-19 00:32:12
En la sección: Nacional – Contrapunto.com

Volver al inicio