Menú Cerrar

Luis Guillermo Inciarte, secretario de la ONSA: Nuestro tiempo de respuesta para salvamento marítimo es 24 horas y debería ser menos de 15 minutos

Luis Guillermo Inciarte, secretario de la ONSA: Nuestro tiempo de respuesta para salvamento marítimo es 24 horas y debería ser menos de 15 minutos

“¿Qué pasa si, aterrizando o despegando, o en las primeras o últimas horas de vuelo de una aeronave que se aproxime a Maiquetía, o cualquiera de nuestros aeropuertos cercanos al mar, se precipita un avión con 300 personas al agua?”, interroga. “Está advertido. No tenemos la capacidad”. Inciarte advierte que “después de las 3 de la tarde ya no sale nadie. Si tu accidente es a las 3 de la tarde, o la noticia es a las 3 de la tarde, como se toman un par de horas entre que llega la carta, etcétera, ya no salen, porque a las 6 de la tarde tienen que regresar. Ya es hasta las 8 de la mañana del día siguiente, y si es que llegó la carta de solicitud, porque no hay buena comunicación entre los órganos militares y civiles”

Para un hombre de mar debe ser muy difícil tragarse ciertos pescados con espinas. Saber que un barco zozobra, que sus ocupantes quedan en el mar durante varios días, y que el rescate se demora por burocracia o por falta de equipos es razón suficiente para querer tener la fuerza de mil océanos y cambiar las cosas. Esa es la sensación que queda cuando Luis Guillermo Inciarte, secretario general de la Organización Nacional de Salvamento y Seguridad Marítima de los espacios Acuáticos (ONSA), ofrece los detalles de dos naufragios: el de Thor, que se hundió el 3 de septiembre cuando viajaba a La Tortuga; y el de Don Rafa Junior, que corrió suerte similar el 18 de septiembre mientras cubría la ruta Chacachacare-Los Roques.

Ninguna de las dos embarcaciones transmitió su posición
global. Ambas embarcaciones se fueron al fondo y las personas quedaron en el
agua, recuerda Inciarte. Posiblemente fue la suerte lo que cambió el final de
ambos naufragios. De los nueve pasajeros de Thor cinco siguen desaparecidos,
tres fueron rescatados con vida y uno fue recuperado horas después de fallecer.
De los 23 viajeros de Thor 22 se salvaron y uno continúa perdido en el mar.

“No tenemos equipamiento adecuado para búsqueda y salvamento
marítimo”, advierte en entrevista con contrapunto.com. “Entiendo que el Comando
de Guardacostas hace sus mejores esfuerzos, y siempre están allí porque son un
comando de apoyo logístico, pero Venezuela necesita tener equipamiento
especializado en búsqueda y salvamento. Los buques no pueden ser grises, los
buques tienen que ser de colores por sistemas localización térmicos, y que su
disposición y uso no sea para la defensa de la nación, sino especializados para
búsqueda y salvamento”.

Lo ocurrido con estos dos naufragios “está haciendo una llamada importante de atención para que se tomen los correctivos necesarios hacia la dirección correcta, que es un organismo de carácter civil, como los bomberos marinos, y equiparlos”. El país necesita al menos 18 embarcaciones especializadas en búsqueda y salvamento y tres aviones equipados para salir de noche, además del apoyo de unidades de la Armada, calcula.

“El escenario es el siguiente. Ciertamente el tráfico de naves y de aeronaves ha disminuido. Pero, ¿qué pasa si, aterrizando o despegando, o en las primeras o últimas horas de vuelo de una aeronave que se aproxime a Maiquetía, o cualquiera de nuestros aeropuertos cercanos al mar, se precipita un avión con 300 personas al agua?”, interroga. “Está advertido. No tenemos la capacidad. Y es responsabilidad de un país tan noble y tan grande como Venezuela el tener los equipos y tenemos cómo tenerlos; lo que falta es la voluntad. Y tiene que ser administrado por el INEA, los bomberos marinos con el apoyo de nuestra gloriosa Armada, pero cada quien en su papel, con sus responsabilidades y con sus propios equipos. No podemos depender todo el tiempo de las unidades de la Armada; debemos tener unidades civiles especializadas”.

REFERENCIALES.

¿Por qué no hay búsqueda nocturna en Venezuela? “No tenemos
los equipos”, explica Inciarte. Recuerda que hay una norma que impide el
sobrevuelo de helicópteros sobre el mar, salvo los de la Armada. El comando
aeronaval de la Armada está equipado para la detección nocturna, señala, pero
no se puede usar para búsqueda y salvamento.  

Los equipos del SAR aparentemente tienen dificultades para
su mantenimiento adecuado debido a razones políticas, apunta. “Pero entonces sustitúyanse
por unos chinos, por unos rusos, o por el que sea, pero téngase. Lo que no
podemos es estar dependiendo de terceros”, agrega. “Pongamos a las
universidades a desarrollar equipos de detección térmica para las aeronaves, y entonces
desarrollemos nuestros propios productos. Esto debería contribuir con el
desarrollo nacional, pero si está manejado con una visión de futuro, de
desarrollo, de soberanía y no de soberbia, que se escriben con S pero son distintos.
Mientras no tengas el equipo pídelo a alguien que lo tenga, y mientras tanto lo
vas desarrollando para ser soberano en las facilidades, recursos y equipamiento”.

Los dos naufragios son una advertencia de algo peor que
puede suceder, señala. “Pudiera ser un avión que se precipite al mar, el piloto
logre poner el avión en el mar, y entonces ¿qué vamos a hacer?”.

El Estado tiene una responsabilidad de búsqueda y salvamento, pero la prevención “es 100% responsabilidad del usuario. No podemos decir ‘como el Estado no supervisa no tengo lo que debo tener. Hay un elemento importantísimo del que la gente debe darse cuenta: el que se va a ahogar es usted, no el funcionario del Estado. Ese dinero que usted le puede dar al funcionario para arreglar y ver cómo pueden solucionar en un momento determinado en realidad usted lo que está pagando es por su propio funeral por adelantado” y contribuyendo a que, en caso de emergencia, “nadie se va a enterar”.

En Venezuela, detalla, “tenemos unos tiempos de respuesta
lamentablemente de 24 horas. Es un tiempo fatal”.

-¿De cuánto debería
ser?

-Debería ser menor a 15 minutos. La primera aeronave de
búsqueda y salvamento, la parte aeronáutica, debe salir en los primeros 30
minutos. Pero hay países en los que en 5 o 10 minutos ya despega la primera
aeronave. En el mar la operación tiene que ser marítima, pero tiene que haber
un apoyo aéreo. Los bomberos de Miranda prestaron apoyo y de allí se lanzaron
dos bomberos al agua, a ayudar. Aquí el tiempo es de 24 horas mientras llega la
carta, mientras piden permiso.

-¿Por qué son 24
horas?

-Después de las 3 de la tarde ya no sale nadie. Si tu
accidente es a las 3 de la tarde, o la noticia es a las 3 de la tarde, como se
toman un par de horas entre que llega la carta, etcétera, ya no salen, porque a
las 6 de la tarde tienen que regresar. Ya es hasta las 8 de la mañana del día siguiente,
y si es que llegó la carta de solicitud, porque no hay buena comunicación entre
los órganos militares y civiles. Los militares tienen unos protocolos que no
son discutibles; ellos con sus protocolos y entre ellos se entienden, pero cuando
se involucran organismos civiles les limitan la información, dicen “salga de
aquí para allá y regrese para acá”. No. Eso se tiene que hacer en una sala
conjunta, que se sepa dónde buscó uno y dónde buscó el otro para que no se
solapen las áreas. La información tiene que ser visible, no solo para los que
operan, sino para los medios de comunicación. Algunos tienen la idea de que, si
no es con mi autorización, la de ellos, no puedes hacer nada. Como sea la mamá
de alguno, y llegue un civil primero a salvarla, imagínate tú que necesite
llamar por radio y pedir permiso para poder salvar a la persona ahogándose.
Mientras se ahoga usted dice “no te puedo salvar, porque no tengo el permiso de
la autoridad”. Salvar vidas no requiere del permiso de nadie, y eso no lo han
entendido muchos, y no puede haber restricciones, no puede haber limitaciones. “Usted
no sale hasta que yo lo diga”. ¿Qué es eso? Yo como capitán de la marina civil
estoy obligado a salir a salvar cualquier persona esté en puerto o navegando.
No necesito pedirle permiso a nadie. Pero aquí hay esa mala concepción. Cada
quien que trabaje con su grupo, con su entorno natural, y serán exitosas las
operaciones, pero tenemos que darles vida a los entes civiles, y darles
recursos.

Fuente de TenemosNoticias.com: contrapunto.com

Publicado el: 2021-09-25 00:01:13
En la sección: Nacional – Contrapunto.com

Volver al inicio