Menú Cerrar

¿Para qué servirá el simulacro electoral en Venezuela?

¿Para qué servirá el simulacro electoral en Venezuela?

La jornada de este domingo 25 de octubre se realizará en un país con carencias y económicas y sociales, y un escenario político adverso para los sectores que adversan al oficialismo. Que no haya secuenciación del voto, que no haya transmisión por wifi mientras se vota y cuáles son las medidas de bioseguridad para prevenir la COVID-19 son algunas cosas que se podrán evaluar, explica Ricardo Ríos, representante de Avanzada Progresista ante el CNE

Desde las 8 de la mañana hasta las 3 de la tarde de este domingo 25 de octubre se realizará el simulacro convocado por el Consejo Nacional Electoral (CNE), previo a las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

Los comicios -con cuestionamientos nacionales (como los del Observatorio Electoral Venezolano) e internacionales (como los de la Unión Europea), pero con la decisión del chavismo de llevarlos a cabo- se desarrollarán en un contexto marcado por la judicialización de partidos políticos, la inhabilitación de candidatos, la fragmentación de la oposición y la epidemia de COVID-19.

Este domingo estarán operativos 381 centros con 945 mesas electorales en las que los electores podrán “tener un acercamiento con la nueva solución tecnológica y la herradura de la mesa de votación”, tal como lo explicó la presidenta del CNE designada por el TSJ, Indira Alfonzo.

El ente comicial se propone probar, este domingo 25 de octubre, “todos los elementos técnicos del sistema automatizado de votación”, realizar pruebas de transmisión de resultados y evaluar la eficiencia del funcionamiento del centro de votación y la mesa electoral, detalló Alfonzo.

Según la versión oficial el CNE perdió todo su parque tecnológico debido a un incendio registrado en marzo en los galpones del ente comicial en Filas de Mariche, pero no se ha informado oficialmente cuántas máquinas se dañaron. El viernes 9 de octubre se hizo la presentación de la nueva máquina de votación; el rector Carlos Quintero afirmó que fue hecha por mentes venezolanas, aunque no proporcionó más detalles. El lunes 12 de octubre comenzó la auditoría del software, transmitida por streaming y ya culminada el viernes 23 de octubre, pero también con una lluvia de cuestionamientos por los lapsos, como lo manifestaron técnicos de partidos en este trabajo especial de la periodista Gabriela González para runrun.es.

Ricardo Ríos, profesor universitario y representante de Avanzada Progresista ante el CNE, recuerda a contrapunto.com que el simulacro “suele ser utilizado por el PSUV para mostrar capacidad de movilización y promover la idea” de que serán los ganadores. “Es, primero que nada, un acto de propaganda”, subraya Ríos. “Segundo: es un acto para ajustar los datos que se están evaluando en la auditoría”.

No hay mucha novedad en la máquina, señala. “Es una caja nueva. El hardware no es muy novedoso, porque la Smartmatic ya era una máquina Olivetti actualizada”.

El simulacro debería permitir verificar, explica, “que todos los elementos que dan confianza están al día: que no haya secuenciación del voto (que no se sepa quién votó por quién), que no haya transmisión por wifi mientras se está votando”.

La bioseguridad es otro punto polémico. Infectólogos venezolanos consideran que no hay condiciones sanitarias para realizar simulacro ni elecciones.

Para Ricardo Ríos este domingo 25 de octubre será posible evaluar las medidas que ha tomado el CNE a fin de proteger a los electores y a su personal. Visto todo ello “el simulacro tiene absoluto sentido”, confirma.

Ríos asevera que todo lo que de bueno pueda tener el sistema electoral venezolano se debe a la participación de la gente en las auditorías anteriores. “Cuando el CNE se jacta de que tiene el mejor sistema electoral del mundo debería decir ‘tenemos la mejor oposición del mundo’, porque fue esa cantidad de dudas la que ha pulimentado esas auditorías, que ahora se hacen con un protocolo”.

No todos los partidos -en un ecosistema político y económico marcado por la emergencia humanitaria compleja, la institucionalidad paralela, el gobierno interino encabezado por Juan Guaidó y las sanciones de Estados Unidos- van a los comicios. La Asamblea Nacional (AN) y los partidos del G4 apuestan por la consulta popular, todavía sin fecha definida.

Las elecciones del 6D se realizan en condiciones tan adversas (escasez de agua y de gasolina, no hay dinero, no se puede hacer campaña, “estamos divididos”) que, desde el punto de vista político “es la más difícil que hemos hecho”, porque además “cuenta con el madurismo bien organizado”, mucho o poco, apunta Ríos. “Si no votamos se corre el riesgo de que, con lo que han organizado, hagan la mayoría”.

Las condiciones del simulacro de este domingo no son mucho mejores para la oposición. “¿Cómo vamos a mover personas para el simulacro sin gasolina? Tendremos gasolina para los militantes del PSUV y no tendremos gasolina para los no militantes del PSUV”, ironiza Rñios.

Fuente de TenemosNoticias.com: contrapunto.com / vanessa

Publicado el: 2020-10-25 00:32:07
En la sección: Nacional – Contrapunto.com


Volver al inicio