Menú Cerrar

Año escolar 2020-2021 arranca a distancia y con la alerta de un paro de profesores

Año escolar 2020-2021 arranca a distancia y con la alerta de un paro de profesores

  • El Magisterio no está de acuerdo con el reinicio de clases hasta tanto no se produzca un aumento salarial. Sindicatos del sector pidieron a los docentes ir a paro

Con condiciones adversas y la amenaza de un paro nacional de docentes, el sector educativo venezolano arranca este miércoles 16 de septiembre el año escolar 2020-2021. Un período que iniciará con la modalidad de clases a distancia, al menos hasta el mes de enero cuando se evalúa ir a un método semipresencial. 

Hace apenas tres días (13 de septiembre) Nicolás Maduro acabó con la vacilación que mantuvo durante meses con respecto a la modalidad del regreso a clases: “Sin lugar a dudas, el regreso presencial a clases no es favorable para el control de la pandemia. Por eso no hay regreso presencial a clases en Venezuela y veremos si en enero (de 2021) regresamos. He decidido no regresar a clases presenciales“, dijo el líder oficialista dejando así abierta la escena para el retorno a una modalidad que presentó más fallas que aciertos en el período escolar pasado (2019-2020).

Retorno progresivo.
Para este 16 de septiembre se tiene previsto el regreso a clases de preescolar y educación básica. El 1° de octubre se incorporará la educación media.

Sin embargo, las fallas en los servicios básicos para llevar adelante la modalidad a distancia parecen no ser el mayor de los problemas en este año académico. El llamado a paro de los docentes, debido a los bajos salarios que perciben, es lo que marca el regreso a clases.

“90% de los docentes no quiere regresar”

La posición del Magisterio es clara: ir a paro nacional hasta que el Ministerio de Educación (ME) reconozca las violaciones en los contratos colectivos y aumente los sueldos de los profesores.

La Federación Venezolana de Maestros (FVM), afiliada a 27 sindicatos del sector, emitió un comunicado para pedir a los docentes no incorporarse a clases ni de forma online y semipresencial. 

“El docente tiene un salario de hambre, gana menos de 1.600.000 bolívares mensuales que no alcanzan ni siquiera para comprar dos productos de la canasta alimentaria. Ellos (docentes) no están dispuestos a incorporarse en esas condiciones”, se lee en parte del texto.

Gricelda Sánchez, secretaria de contratación colectiva y reclamos del Sindicato Venezolano de Maestros del Distrito Capital, comenta para El Diario que al menos 90% de los educadores no tiene pensado incorporarse al nuevo período escolar como medida de protesta por los sueldos que perciben. 

“La acción más contundente es no regresar, no incorporarse a las clases. Se está violentando nuestro contrato colectivo, nuestra Carta Magna nos avala ante  cualquier lucha que daremos (…) Si nosotros entendemos que el cambio de Magisterio comienza por el cambio de cada uno estaremos avanzando, lo que no podemos hacer es quedarnos en la queja, tenemos que avanzar”, afirma la educadora.

Salarios pírricos

1,84

dólares es lo que percibe un docente del nivel I (iniciando la carrera).

2,11

dólares gana un docente de nivel VI (con más de 15 años de experiencia)

Gricelda indica que los sindicatos educativos están trabajando en todo el territorio nacional para invitar a los docentes a que se sumen al paro. En el caso de Caracas el trabajo ha sido arduo dado que hay alrededor de 1.870 planteles.

Sánchez hizo un llamado para que las escuelas que integran la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC) y la red de escuelas de Fe y Alegría se sumen al paro.

Con más dudas que certezas en este año escolar

Sobre este tema Noelbis Aguilar, directora del Programa Escuela de Fe y Alegría, confiesa que están a la expectativa de lo que pueda ocurrir en este regreso a clase en relación con el retorno de los educadores. 

Aguilar afirma que el Magisterio se encuentra en una situación crítica, razón por la que muchos docentes iniciaron emprendimientos durante el lapso vacacional. Una herramienta que les permitió percibir más ingresos. 

“Estamos esperando que inicie el año, es que con un salario de entre tres y cuatro dólares no vive nadie (…) así que estamos a la expectativa porque hasta ahora (semana previa al inicio de clases) se han integrando  coordinadores, directores, ahí cuando se incorporen (los docentes) es cuando sabremos si habrá bajas. Estamos preocupados y a la espera de lo que va a suceder”, expresa en entrevista para El Diario. 

Por su parte, Sor. Alicia Boscán, presidenta de AVEC, reconoce que comenzar este año escolar será cuesta arriba dadas las condiciones para las clases a distancia y los salarios de los profesores. Desconoce si los docentes de la organización se sumarán al llamado a paro.

“No podemos desmayar en el esfuerzo de seguir adelante. Esperemos que cada escuela logre llegar al mayor número de niños o a su totalidad. Nuestros docentes tienen mucha mística aunque están tan mal pagados, los salarios son indignos”, manifiesta para El Diario. 

Escuelas abiertas

Pese a iniciar este año escolar a distancia, se tiene previsto que el lunes 5 de octubre (comienzo de semana de flexibilización) las escuelas abran sus puertas a padres, representantes y alumnos, de forma organizada, para que puedan conocer a sus docentes y atender dudas referentes a este período.

La información fue confirmada este 15 de septiembre por Nicolás Maduro, quien no emitió comentarios sobre la situación salarial y el llamado a paro de los docentes.

En este sentido la posición del Magisterio es no reincorporarse a clases en ninguna modalidad, mucho menos presencial pues se requiere de equipos de bioseguridad para garantizar la protección ante un contagio por covid-19. Otras problemáticas como sueldos y escasez de gasolina les dificulta llegar a las aulas.

“Estamos haciendo uso de los recursos que tenemos”

En medio de este llamado a paro y la crítica situación del sector, algunos docentes trabajan en pro de garantizar, en la medida de las posibilidades, un retorno a clases seguro para los niños y adolescentes. 

Noelbis Aguilar, directora del Programa Escuela de Fe y Alegría, comenta que las guías pedagógicas que utilizarán este lapso ya están listas. Los textos están adaptados con contenido apto para esta modalidad a distancia. Serán entregados online o en físico en caso de que el alumno no cuente con Internet. 

La red de escuela tiene planeado iniciar el año escolar con un proceso de nivelación para reforzar los contenidos pedagógicos del año anterior.

También planean llevar adelante una serie de correctivos en su proceso educativo para llegar al 100% de la matrícula. En el período 2019-2020 lograron llegar a 80%. 

Esto será por una semana (del 23 de septiembre al 30) decidimos hacer la nivelación para no arrastrar estos problemas de comprensión en los niños (..) La idea es mejorar esta modalidad a distancia y que genere los resultados que buscamos, estamos haciendo uso de todos los recursos que tengamos”, explica.

La organización contará con micros educativos emitidos por la radio de Fe y Alegría para llegar a llevar a enseñanza a más estudiantes. 

Sobre los educadores, Aguilar comenta que habrá una inducción para prepararlos y mejorar su actuación en esta modalidad a distancia. La idea es reforzar los siguientes puntos: 

  • Educación en emergencia.
  • Qué estrategias utilizar en el proceso de nivelación.
  • Cómo desarrollar procesos de enseñanza en un proceso de modalidad a distancia.
  • Cómo será el proceso de evaluación.

Pese a la planificación no hay certezas en este año escolar 2020-2021. Los docentes se mantienen firmes en no volver por los bajos salarios. Un paro y la ausencia de respuestas del ME para contribuir a los profesionales, podría significar el colapso total del ya deteriorado sistema educativo venezolano.

Noticias relacionadas

Fuente de TenemosNoticias.com: eldiario.com / Yazmely Labrador

Publicado el: 2020-09-16 11:26:18
En la sección: Venezuela | El Diario


Volver al inicio