Menú Cerrar

El maltrato animal crece en Venezuela: qué es el crush fetish

El maltrato animal crece en Venezuela: qué es el crush fetish

  • Recientemente una mujer fue detenida en Lara por maltratar a un cachorro a través de una particular práctica que está ganando terreno en el país

En Venezuela es cada vez más evidente el maltrato animal. En redes sociales es común observar a individuos, mediante fotografías y videos, torturando a perros, gatos u otros seres vivos. Este tipo de material es comercializado en Internet a cambio de considerables sumas de dinero.

Para minimizar el riesgo de ser descubiertos y aprehendidos por los cuerpos policiales, los que comercializan fotografías y videos de animales maltratados, la mayoría de las veces no lo hacen en la superficie de Internet, sino en la Deep Web (red profunda). 

En las profundidades de Internet. La Deep Web es un conjunto de páginas privadas no indexadas a los motores de búsqueda tradicionales (Google), que pueden contener información de compra y venta de productos y servicios ilegales sin ningún tipo de permiso o autorización.

Recientemente se viralizó un video donde un cachorro fue asesinado por una mujer que pertenecía a una red internacional de producción y distribución de pornografia infantil y de videos de crush fetish. El hecho sucedió en el estado Lara.

El lunes 19 de octubre la ciudadana, identificada como Deyarlick Clarimar Parra Leal ( 22 años de edad) fue detenida por las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) en Barquisimeto. Al día siguiente la imputaron por los delitos de resistencia a la autoridad, pornografía, apología al delito, maltrato animal y asociación para delinquir. 

La práctica empleada por Parra para maltratar al animal ha comenzado a popularizarse en redes sociales. Se trata de una conducta irracional que busca alcanzar placer por vías poco usuales. En entrevista para El Diario, la psicóloga clínica y psicoterapeuta Antonella Fabiano nos habló de este método y el perfil de los maltratadores.

Conociendo el crush fetish

De acuerdo con el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (MDE), editado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, el término parafilia denota cualquier interés sexual intenso y persistente distinto del interés sexual por la estimulación genital o las caricias preliminares dentro de relaciones humanas consentidas y con parejas físicamente maduras y fenotípicamente normales.

Una de las parafilias existentes es el crush fetish. La psicóloga clínica Antonella Fabiano señala que es una de las más extrañas y difíciles de encontrar en un individuo, que consiste en alcanzar la excitación sexual por vías no convencionales como aplastar frutas, objetos o seres vivos

Es una mezcla de fetichismo hacia los pies. En estos contenidos se muestra en su mayoría los pies de una mujer descalza o en tacones altos y el proceso o los restos de lo que ha sido aplastado.

Leyes más contundentes

En Venezuela rige desde principios de 2019 una Ley para la Protección de la Fauna Doméstica Libre y en Cautiverio. Sin embargo, no ha sido suficiente.

Recientemente, Tarek William Saab propuso a la ANC reformar la ley de protección a los animales para establecer condenas más severas a las personas que atenten contra su integridad.

La clasificación de las parafilias 

Según el MDE, las parafilias se clasifican en exhibicionismo, fetichismo, frotismo, pedofilia, masoquismo sexual, sadismo sexual, voyeurismo y las parafilias no especificadas: escatología telefónica, clismafilia, zoofilia, necrofilia, coprofilia, urofilia y parcialismo.

El crush fetish tiene su propia clasificación y es la siguiente: 

  • Soft crush: consiste en aplastar objetos inanimados, frutas, insectos o pequeños moluscos.
  • Hard crush: se trata sobre el aplastamiento de conejos, gatos, perros o aves. 
  • Trample fetish: las víctimas que se aplastan son personas. 

El nacimiento de un trastorno parafílico

La psicóloga Antonella Fabiano señala que no todas las parafilias se pueden considerar como un trastorno parafílico. Sin embargo, el caso de Deyarlick Parra cuenta con todos los criterios.

Las parafilias son desviaciones sexuales, pero para que sea un trastorno parafílico, es decir, que sea un trastorno psicopatológico, la persona debe crear malestar, deterioro o poner en riesgo a otras personas u otros seres vivos” explica la especialista.

También detalla que el comienzo de este trastorno suele remontarse en la infancia y a múltiples factores que contribuyen con su desarrollo. Como la atmósfera familiar y social en la que vive el individuo durante su infancia. 

“Cuando nosotros empezamos a indagar en la historia de estos individuos nos encontramos que son personas que han crecido en familias muy deprivadas afectivamente. Crecen en hogares con falta de afecto. En este sistema familiar el niño no tiene una figura de apoyo, puede que sus padres sean maltratadores, negligentes y abandonantes”, asegura Fabiano. 

Agrega que el comportamiento violento o agresivo es la única forma que tienen para relacionarse y comunicarse. Por lo que el individuo considera que es normal ejercer la violencia sobre el otro.

“Hay estudios en donde este tipo de personas con conductas agresivas tienen dificultades, con sistemas de los neurotransmisores que están afectados. Hay alteraciones que pueden desencadenar este tipo de personalidad”, señala. 

El perfil de un maltratador  

Estos trastornos parafílicos tienen que ver con desórdenes de la personalidad. Es decir, estas personas tienen rasgos de personalidad antisocial. “Podemos tener un perfil con ciertos indicadores psicológicos que pudieran apuntar a esas personalidades que son antisociales. En este caso estas personas antisociales tienen falta de empatía, no tienen remordimiento y no tienen capacidad autocrítica”, enfatizó la psicóloga. 

Detalló que quienes tienen rasgos de personalidad antisocial suelen comportarse de forma contraria a las normas sociales o a las leyes e ignoran los derechos de los demás buscando sus propios beneficios. 

Otro de los factores que están asociados a esas personas es que consumen sustancias, abusan del alcohol y drogas que promueven y facilitan el daño a los demás”, precisó.

El maltrato animal es un factor indicador al maltrato de humanos, mayormente las personas que maltratan animales tienen una historia infantil que luego desencadena en el maltrato a las personas. “Para ellos la vida de un ser vivo es igual que matar a un animal y a una persona, lo que los motiva a hacer daño es demostrar poder sobre los más débiles, como mujeres, niños y ancianos”, explicó.

El tratamiento de las parafilias  

Las parafilias no se curan, consisten en una condición de la personalidad que acompaña la vida del individuo. “Siempre que una persona afectada reciba tratamientos psiquiátricos, comunicación y acompañamiento psicoterapéutico puede mejorar, mas no existirá una curación. Se puede apuntar desde el punto de vista psicoterapéutico a un mejor funcionamiento de este individuo en la sociedad” expresó la psicóloga. 

Mientras más temprano comience el desarrollo de esta patología es más difícil de tratar. “Si aparece después de la adolescencia es más fácil, ya que los tratamientos psiquiátricos y psicológicos generan mayores beneficios a la hora de modificar conductas y pensamientos de una persona” indicó. 

En definitiva, Internet tiene un lado maravilloso y a la vez uno muy oscuro donde se distribuyen contenidos como el crush fetish. La sociedad debe denunciar a tiempo cualquier contenido en el que se presente la tortura y en el peor de los casos la muerte de un animal, para prevenir el maltrato y su posible transformación en violencia hacia las personas.

Noticias relacionadas

Fuente de TenemosNoticias.com: eldiario.com / Madeleine Sánchez

Publicado el: 2020-10-30 14:20:09
En la sección: Venezuela | El Diario


Volver al inicio