Menú Cerrar

▷ AN: ENCOVI muestra la estrategia para el viraje y transformación económica y social del país #19Oct

▷ AN: ENCOVI muestra la estrategia para el viraje y transformación económica y social del país #19Oct

El estudio detallado de la Encuesta de Condiciones de Vida ENCOVI, es una herramienta fundamental para entender claramente la situación de la grave crisis que se vive en Venezuela y la necesidad de orientar las estrategias adecuadas en materia política que permitan un viraje  para la transformación social y económica, acabar con el régimen que ha llevado al país a esta terrible crisis humanitaria compleja y rescatar la democracia y la libertad, exponen diputados de la Asamblea Nacional.

Así concluye del debate realizado este martes en la sesión de la Comisión Delegada, vía remota, sobre los resultados y análisis del estudio ENCOVI 2021, referencia informativa y estadística de primer orden sobre la situación del país en el aspecto económico, político y social.

La diputada por el estado Miranda, Delsa Solórzano, manifestó que el contenido de ENCOV 2021, en esta oportunidad cobra mayor importancia, luego de casi dos años de la llegada de la pandemia de la COVID-19, en medio de la crisis humanitaria compleja que vive el país, donde el hambre la desigualdad, el desempleo, la falta de gasolina, pone en peligro, no solamente la supervivencia diaria, sino el futuro del país.

“La COVID-19 ha afectado de manera directa a los más desposeídos, se han incrementado los índices de pobreza, que pone en mayor vulnerabilidad a los niños y adolescentes. Ha mermado la calidad de la educación, la falta de movilidad que afecta a todo el país y todas las áreas.  El empleo ha disminuido más, obligando a los venezolanos a vivir del rebusque

Sostuvo que el estudio refleja que la situación de pobreza ha generado mayor desigualdad, las mujeres son las más afectadas. “Se incrementa notablemente las desventajas y el desequilibrio de género”.

Solicitó a la directiva de la Comisión Delegada darle la palabra al sociólogo Luis Pedro España, quien hizo una exposición en torno a los alcances del estudio.

Dos factores impactan en crisis el trabajo y la educación

En su intervención el profesor España hizo énfasis de las diferencias de los resultados de esta encuesta del 2021 en comparación con el año 2020, donde se resalta que el impacto de movilidad afectó el mercado de trabajo, sobre todo los sectores populares.

“Uno de los aspecto importantes y novedosos de este último estudio es la crisis de movilidad, no precisamente por la pandemia, porque mucho antes el país estaba confinado por la crisis de combustible”.

Precisó que esta situación ha impactado en dos grandes sectores: el mercado de trabajo y la educación. Sobre todo, al sector popular que requiere trabajar de forma presencial y el confinamiento no se lo ha permitido, como las actividades comerciales y la prestación de servicios, de reparaciones, instalaciones y construcción, estos son los empleos más afectados.

Sostuvo que el confinamiento lo que hizo fue que la recesión económica se agravara, porque no se discutió que tanto se podía parar el país, aunado a que el sistema de salud es muy débil. Dijo que el impacto del mercado laboral es muy significativo.

La mitad de la población venezolana está en condición de inactividad, de la cantidad de venezolanos entre  15 y 65 años , más o menos 21 millones de personas,  os cuales la mitad no están  trabajando, ni siquiera están buscando trabajo, de esos 10 millones que están  en inactividad la mitad  quisiera trabajar, pero una parte de ellos ya perdió la esperanza de conseguir trabajo, es decir que están en situación de desempleo desalentado, en esta condición se encuentra el 16 por ciento del total  de la población económicamente activa”.

Explicó que están las personas que tienen empleo visible que trabajan menos de 15 horas al día que quisieran trabajar más, eso es el 11 por ciento del total de la población, después está el tema de género, hay un porcentaje de 7, 6 mujeres que tienen responsabilidad de cuido, hijos o personas de la tercera edad, que si tuvieran un sistema de protección social alternativo e institucionalizado podrían entrar al mercado laboral.

“Si sumamos los que están en condición de desempleo desalentador, las mujeres en condición de cuido y no pueden trabajar, el sub empleo visible y el desempleo abierto eso muestra que de los 21 un millón de la población económicamente activa, 8,1 millones de venezolanos están en condición de sub empleo. En Venezuela trabaja el 35 por ciento de la población económicamente activa”.

Añadió España que este panorama ha traído como consecuencia que Venezuela no produzca riquezas, ni ingresos y esa es la causa fundamental de la pobreza en el país, donde no hay oportunidades de trabajo, aunque la población activa quisiera trabajar y esto no se va resolver si no se relanza económicamente la nación y para ellos hay que estabilizar política e institucionalmente el  país.

En cuanto a la educación destacó que es el impacto más doloroso, porque el cierre de las escuelas durante año y medio ha generado graves problemas y la sociedad venezolana no lo está discutiendo, ni atendiendo.

 “En este año y medio que no hubo escuela, no hubo alternativas, las escuelas a distancia no funcionan, porque menos del 20 por ciento de la población tiene acceso a internet, para poder tener clases no presenciales. Las actividades dependían única y exclusivamente del representante del niño, fundamentalmente por las madres. El 75 por ciento de los escolares tenía apoyo de su madre y un 4 por ciento los padres, aquí hay un componente de desigualdad que se debe revisar”.

Afirmó que el rompimiento del círculo de la pobreza es precisamente la escuela que es la que le da la oportunidad a ese niño de no ser igual que su padre que no tuvo oportunidad de educarse, de ser diferente. Por otra parte, va a comenzar un nuevo año escolar de forma presencial, pero no se ha hecho ni un plan de nivelación para los estudiantes que perdieron un año y medio de formación educativa.

El desafío

La diputada por el estado Aragua, Dinorah Figuera, señaló que ENCOVI muestra un panorama que no debe ser desestimado por las instituciones públicas y ser debatido profundamente por las comisiones de la Asamblea Nacional legítima, analizar con certeza el terreno socioeconómico y tomar medidas urgentes, de carácter político institucional, para ser más eficaz en el objetivo de recuperar el país, sometido a la más dura crisis humanitaria compleja.

Se refirió específicamente al tema de la salud en general y materno infantil, cómo se traduce para la mujer, la familia y la sociedad. Le resulta revelador que el confinamiento haya conducido a la pérdida de los controles de atención de enfermedades, “pacientes que no acuden a las consultas para no contagiarse y deciden automedicarse”.

Valoró el análisis del tema de la salud materno infantil, donde se revela que el país presenta la tasa de mortalidad infantil más alta en los últimos 30 años 25,7 por mil, situación que le resultó demoledor, así como conocer que la esperanza de vida se redujo en 2,8 años y la indefensión y difícil situación que enfrenta la mujer venezolana en medio de la crisis.

Destacó el tema con que inicia el estudio ENCOVI, la institucionalidad democrática del país, que lo coloca en un estado débil, incapaz de dar respuesta a un pueblo desvalido y enfermo.

“El gran desafío es lograr que lo político tenga sentido, entender que la unidad es vital, buscar caminos de entendimiento con gremios, sindicatos, partidos políticos, universidades, intelectuales. Juntos acompañando al pueblo, debemos dar un viraje que nos permita acabar con la estructura política del régimen, rescatar el derecho a elegir nuestro destino y tomar las riendas de nuestras decisiones, este es el gran desafío en el momento más oscuro de nuestro país”.

La educación convertida en sinónimo de angustia

Mientras que la Diputada por el estado Vargas, Milagros Sánchez Eulate, se refirió al tema educativo, resaltando, que la educación se ha convertido en sinónimo de angustia y desesperación de padres y representantes, quienes por la pobreza se han visto en la necesidad de mermar y hasta abandonar la formación docente de sus hijos.

“Tal como crece la pobreza extrema, crece el ausentismo educativo, en cualquier parte del mundo la educación lleva al desarrollo y al progreso, única vía para salir de la pobreza, hoy en nuestro país esa posibilidad es nula, aunado a la crisis pandémica que llevó al cierre de las ya deterioradas instituciones educativas”.

Expuso que la modalidad de la educación a distancia, implementada por el régimen, no cumple con sus objetivos en Venezuela, por el hambre, la necesidad, la pobreza, carencia de los equipos que permita cumplir con las tareas escolares, como son teléfonos inteligentes, tablas y computadoras, aunado a la falta de servicios como electricidad, agua, internet y del acompañamiento pedagógico.

Subrayó que no hay condiciones para iniciar clases presenciales, por el hambre y la desnutrición, inherentes al aprendizaje, además en medio de la pandemia se debe solventar la salud, la bioseguridad, la buena alimentación de los niños, adolescentes, docentes y trabajadores educativos, antes de exponerse a un contagio masivo.

Se impone un nuevo pacto social

La diputada por el estado Carabobo, Deyalitza Aray, sostuvo que este estudio ENCOVI es una gran bofetada para quienes siendo responsables directos de la grave situación de crisis que viven los venezolanos, tratan de esconderla tras la mentira, la manipulación y el control.

Agregó que las estadísticas de ENCOVI han contribuido significativamente a visibilizar toda la información sobre el proceso de empobrecimiento al que han ido conduciendo a casi la totalidad de la población venezolana el régimen, “cuyos efectos se hacen sentir en diversas acciones de opresión y horror, pretendiendo perpetuarse en el poder, sin ningún tipo de respeto por la dignidad de los venezolanos”.

Instó en que hay que insistir en un nuevo pacto social que vaya más allá de un acuerdo político coyuntural o de una decisión colectiva que se respalde con votos, necesaria, pero respaldada por una agenda para los procesos de cambio que se requieren, capaz de reconstruir al país como sociedad.

Es hora de actuar

Así mismo la diputada por el estado Amazonas, Rosa Petit, dijo que la encuesta sobre condiciones de vida 2021, se tomó como punto central la emergencia humanitaria y la pandemia, basado en varios escenarios: la pérdida de la institucionalidad, la crisis económica, los cambios demográficos, la pandemia por COVID-19 y la crisis generada por la falta de combustible.

Señaló que cuando se hace referencia a la crisis económica, se habla del colapso de la renta petrolera, de la hiperinflación, la reducción de empleos, el incremento de la informalidad, la destrucción del poder de compra entre otros.

Precisó que antes el promedio de vida era de 83 años para el 2050, ahora se calcula a 76 años. Añadió que la cuarentena llegó cuando en el país había una semi paralización por la recesión económica prolongada y la aplicación de la medida de confinamiento según el esquema 7 por 7 que sirvió, a su juicio, para dos propósitos, evitar el contagio por COVID-19, y encubrir la gravedad de la escasez de combustible, el impacto negativo sobre la economía, el empleo y la educación.

Le llamó mucho la atención, que pese a la realidad que está viviendo el país con la pandemia, la situación económica, la falta de combustible y precariedad del sistema de salud, el régimen anuncie irresponsablemente, sin tomar las previsiones correspondientes, una flexibilización para el mes de noviembre y diciembre, además de la vuelta a clases.

“Donde vamos a parar si hasta la mesa de diálogo fue suspendida, que va a pasar con nosotros los venezolanos. Es hora de actuar”, sentenció la diputada Petit.

Fuente de TenemosNoticias.com: www.elimpulso.com

Publicado el: 2021-10-19 17:23:01
En la sección: Nacionales – El Impulso

Publicado en Nacionales
Volver al inicio