Menú Cerrar

«La gasolina subsidiada sigue siendo un regalo y hay que venderla por lo menos al costo de producción»

«La gasolina subsidiada sigue siendo un regalo y hay que venderla por lo menos al costo de producción»

El economista, Luis oliveros, se refirió al reciente aumento del precio de la gasolina subsidiada de 1.900 %, anunciado el pasado fin de semana, y aseguró que el impacto de esta medida no está en el peso que tiene en el presupuesto de la gente, sino el problema para conseguirla, que hace que el combustible cueste más de 0,10 bolívares.

“Que 40 litros de gasolina valgan 1 dólar es prácticamente un regalo, sigue siendo la gasolina más barata del mundo; sin embargo, entre los otros componentes como hacer la cola, la incertidumbre, la corrupción que se genera, en ese sentido, Venezuela sí tiene la gasolina más cara del mundo”, apuntó el especialista en materia petrolera.

Ante este escenario, el economista considera necesario sincerar el precio de la gasolina subsidiada para desestimular la demanda y no incentivar la corrupción.

“Hay que explicarle al país cuánto le cuesta producir combustibles a PDVSA producir gasolina y, en una primera etapa, empezar a cobrarla de acuerdo al costo de producción para que la empresa no pierda dinero”, explicó Oliveros.

Además, aseguró que el subsidio de la gasolina aumenta el déficit fiscal; por lo tanto, es inflacionario.

“El déficit fiscal es inflacionario porque el gobierno lo financia con impresión de dinero del BCV, entonces el subsidio de la gasolina es inflacionario y este efecto sí les llega a todos los venezolanos por igual”

El economista recordó que hace un tiempo el parque refinador tenía una capacidad para procesar más de 1 millón de barriles y producía 700.000 barriles diarios, pero actualmente no tiene la capacidad para producir suficiente gasolina para abastecer el mercado.

“Por un lado, no estás produciendo suficiente gasolina, pero la que estas produciendo la estás regalando en su mayoría. Es un modelo insostenible, si no puedes ajustar tu capacidad de refinación tienes que ajustar por el precio”, recomendó Oliveros.

El economista Luis Oliveros hizo referencia a las cifras de la Asociación Venezolana de hidrocarburos, que reflejan que la demanda de combustible en Venezuela está 120.000 y 140.000 barriles, y estima que con la flexibilización durante los meses de noviembre y diciembre debería incrementar.

La producción cubre a duras penas el 60% de ese consumo.

Click en el icono y síguenos en las redes:

 

 

 

 

 

 

bancaynegocios

Fuente de TenemosNoticias.com: www.noticiascol.com

Publicado el: 2021-10-26 18:00:40
En la sección: Nacionales – Noticiascol | El acontecer regional, del Zulia y Venezuela

Volver al inicio