Menú Cerrar

No hay razón para pensar que la pandemia se acabará en Venezuela, sostiene experto

No hay razón para pensar que la pandemia se acabará en Venezuela, sostiene experto

Podría decirse que el doctor Julio Castro Méndez, especialista en infectología y medicina interna, es para Venezuela lo que el doctor Anthony Fauci es para Estados Unidos: una voz pública, apartidista, que se ha convertido en la referencia científica local sobre la pandemia de COVID-19.

Sin ser miembro del gobierno en disputa de Nicolás Maduro o del interino del líder opositor Juan Guaidó, el director de la organización Médicos por la Salud encabeza la comisión de expertos que designó el Parlamento venezolano para hacer frente a la pandemia con base en sus consejos y evaluaciones.

Para Castro Méndez, el personal sanitario del país suramericano está hoy “a oscuras, a ciegas”, por la falta de información epidemiológica “transparente”.

En una amplia entrevista concedida esta semana a la Voz de América, expresó su preocupación por la ausencia de una “lógica epidemiológica” detrás del plan de flexibilización amplio que decretó el pasado domingo el madurismo.

El poder ejecutivo de Maduro, considerado ilegítimo por sus opositores y por al menos 60 gobiernos del mundo, autorizó la apertura, desde el lunes, de sectores económicos y sociales clausurados desde el inicio de la pandemia.

Así, playas, restaurantes, clubes, autocines y licorerías pudieron abrir sus puertas por primera vez en los últimos siete meses. Castro Méndez asevera que el Palacio de Miraflores nunca tuvo a mano la data suficiente como para advertir lo que concluyó: que los positivos disminuyeron “sostenidamente”.

“Un índice que nunca hemos podido saber en Venezuela es el porcentaje de positivos. El problema es que aquí nos dicen cuántos salen [positivos], pero no cuántas pruebas de PCR se hicieron”, comentó a la VOA.

Voceros del madurismo suelen publicar informes diarios de pacientes contagiados, recuperados y fallecidos, pero no incluyen los datos de cuántas evaluaciones de PCR se practican, como indica el doctor Castro Méndez.

A su juicio, Venezuela está de espaldas a las tendencias científicas mundiales en ese aspecto estadístico. La falta de pruebas de ese tipo, dice, disminuye la identificación de casos como potenciales transmisores de la enfermedad.

“Está clarísimo en el mundo entero que mientras más PCR hagas, más eficientes son los sistemas para controlar la epidemia”, apunta.

Ni genio, ni bola de cristal

Castro Méndez vivió el nuevo coronavirus en carne propia. A finales de agosto, confirmó a través de su cuenta de Twitter, que resultó positivo por COVID-19. Lo trató aislado en su hogar, con síntomas que describió como “leves”.

Un mes después de su positivo, dice sentirse recuperado. El también profesor del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central desmitifica, eso sí, la narrativa de que el virus se comporta distinto en Venezuela, que está cerca de derrotarlo del todo o que es un lugar epidemiológico especial en el mundo.

El gobierno de Maduro ha reportado desde marzo 88.000 casos positivos y al menos 750 muertes por COVID-19. Voceros del Parlamento han indicado que la cifra de fallecidos es de 1.500 y académicos venezolanos han mencionado un “subregistro” de contagios notoriamente más elevado que el del saldo oficial.

Sigue leyendo en Voz de América

SuNoticiero

Fuente de TenemosNoticias.com: sunoticiero.com / Karla Medina

Publicado el: 2020-10-26 07:17:56
En la sección: Nacionales – SuNoticiero

Volver al inicio