Menú Cerrar

Candidatos del PSUV experimentan con cambio de imagen de cara a elecciones regionales y locales

Candidatos del PSUV experimentan con cambio de imagen de cara a elecciones regionales y locales

Terminó la campaña para las elecciones regionales y locales que tendrán lugar este domingo. Una campaña breve pero no por ello exenta de elementos notables. Uno de ellos es una especie de transformación en la propaganda de los candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela. Un cambio de imagen o rebranding que rompe con la simbología típica del chavismo.

Redacción Venezuela al Día

En Caracas está el caso muy evidente de Georgette Topalián, quien aspira a ser la primera alcaldesa chavista de Baruta. Pero el rojo socialista no figura en su propaganda. Por el contrario, en sus afiches que adornan los postes del municipio, así como en su perfil de redes sociales, viste de verde, un color asociado con el gobierno local. También brillan por su ausencia los ojos de Hugo Chávez, emblema del PSUV.

Topalián no está sola. Al menos una parte de la campaña del gobernador Rafael Lacava en Carabobo va por el mismo camino. Ello a pesar de que demográficamente el estado entero es muy diferente al muy opositor municipio Baruta y contiene amplias zonas donde el chavismo ha contado con importantes poblaciones para movilizar a su favor en elecciones. El predecesor de Lacava, Francisco Ameliach, así como el propio Lacava en 2017, hicieron con éxito campañas en general tradicionalmente chavistas.

A pesar de todo eso, llamó la atención un video propagandístico en el que una celebridad local sin militancia conocida, la modelo Arianna Pitino, invita a los “independientes” a reelegir al gobernador. La pieza audiovisual no identifica en ningún momento a Lacava como miembro del PSUV. No se invoca el recuerdo de Chávez. No hay consignas socialistas. Solo alusiones a una “gestión que les devolvió el optimismo” e instrucciones para respaldar a Lacava mediante una tarjeta llamada “Carabobeños por Carabobo”, purgada de cualquier connotación ideológica.

También en Maracaibo, la campaña del alcalde actual, Willy Casanova, despliega una paleta de colores en la que el rojo no es protagonista, sino uno más entre varios pigmentos. Todo bajo el eslogan, igualmente nada ideológico, “Maracaibo Renace” (algo llamativo, dado que sugiere un nuevo comienzo aunque se trata de una campaña de continuidad).

¿A qué se deben estos cambios? Puede ser que el chavismo esté intentando ampliar su mermada base de apoyo incluyendo a sectores demográficos que nunca lo respaldaron pero que están desencantados con la oposición. Esta es una necesidad especialmente grande para candidatos que se lanzan en zonas muy difíciles de ganar para el chavismo, como Topalián en Baruta.

¿Y por qué hacerlo ahora? Pues, antes hubiera sido mucho más difícil, al depender el chavismo de la imagen de su fundador, un líder carismático que por lo general gozó de gran popularidad. Una popularidad con la que no cuentan Nicolás Maduro ni ninguno de sus demás herederos. Además, con el abandono discreto de varios postulados del socialismo como ideología oficial (por ejemplo, el retiro de controles económicos), el PSUV no depende tanto de los militantes más dogmáticos de su base para tener movilización electoral.

De todas formas, más temprano que tarde se sabrá si el rebranding es o no es exitoso.

 

 

Fuente de TenemosNoticias.com: venezuelaaldia.com

Publicado el: 2021-11-19 16:05:48
En la sección: Venezuela – Venezuela al dia

Publicado en Nacionales
Volver al inicio