Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Opinión

Sembremos nuestras ideas positivas de transformación (1)

Por:

analitica

32

Publicado: 16 de marzo, 2019 — 6:20 a.m. (hace más de 2 meses)



Maritza Meszaros

Hay tantas maravillas en nuestro país.  Todos lo sabemos. Hemos derrochado, hemos malgastado, hemos abusado, hemos dejado de mantener y, aún así, las maravillas siguen.  Tenemos una gran responsabilidad como individuos y como ciudadanos de cuidar y apreciar  lo que nos ha sido encomendado.  Es por ello que, independientemente de los problemas, debemos actuar día a día de la mejor forma posible, informándonos, organizándonos, apoyando, educando, fortaleciendo y sembrando.

Las ideas se siembran.  Cada día estoy más convencida de ello.  Tanto las buenas como las malas ideas crecen y se desarrollan.  Las malas son como la maleza.  No sirven sino para destruir lo bueno y, a veces, tratando de arrancar lo malo se destruye también lo bueno. Es importante sembrar ideas positivas que den buenos frutos.

En un país donde hay tanto que no funciona es difícil organizar los procesos.  Hay que distinguir lo que funciona de lo que no funciona.  Lo que funciona debemos permitir que se mantenga, tomando el buen ejemplo y mejorándolo cuando haya avances  tecnológicos o de cualquier otra naturaleza que podamos implementar. Con respecto a lo que no funciona, debemos hacer los diagnósticos correctos contando con la opinión de los expertos y mentes lógicas capaces de buscar soluciones prácticas, sencillas y eficientes.

Debemos establecer las prioridades.  Hay mucho por hacer y lo que hagamos debemos hacerlo bien.  Para la transformación de nuestro país, tomando lo que existe y lo maravilloso que ya tenemos, podemos pensar que estamos diseñando un jardín.  Llegamos y vemos lo que hay, lo que se podría mejorar, lo que hay que transformar.  Nos imaginamos lo que podría ser.   ¿Dónde debemos sembrar?…¿Qué debemos sembrar?…¿Cómo debemos sembrar?…¿Cuáles son los frutos que deseamos?…¿Cómo luce ahora y cómo queremos que luzca?.  Empezamos por medir para poder tener un plano preciso que nos permita plasmar las ideas antes de comenzar la siembra.  Después investigamos y buscamos la opinión de los expertos para saber cuáles son las mejores opciones, cuáles plantas crecen al sol y cuáles a la sombra, cuáles dan los frutos que esperamos cosechar.  Es importante saber, conocer e ilustrarse bien para no cometer errores.  Si sembramos árboles como los ficus cerca de construcciones, podemos tener graves problemas a futuro con las raíces.  Ellas pueden llegar a destruir las edificaciones adyacentes y las tuberías.  Cada cosa debe estar en su lugar.  No hay que poner mucho ni poco.  Simplemente lo justo.  Dependiendo del presupuesto, en primer lugar haremos lo primordial.  Después vendrán los accesorios.

Poco a poco, paso a paso, día a día, transformaremos nuestro país.  ¡Prendamos Una Vela y Pasemos La Luz!

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0