Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Opinión

No al Acuerdo Nacional con Castro

Por:

analitica

28

Publicado: 21 de abril, 2019 — 6:05 a.m. (hace 1 mes)



Venezuela no necesita ni es prudente, ni conveniente para la Nación, ni para la dignidad del pueblo venezolano pulcro y trabajador, la negociación de un gran Acuerdo Nacional, para resolver la solución del gran mega problema que tenemos. Al ser agredidos permanentemente por el régimen dictatorial del chavismo; los venezolanos adversos a tal dictadura, no tenemos por qué perdonar ni condonar, las barbaridades de toda índole, que estos forajidos han cometido contra la Nación y contra la población; asesinándoles, maltratándoles, mintiéndoles, engañándoles, burlándose, manipulándoles, vejándoles, encarcelándoles, violándoles, ultrajándoles, atemorizándoles,  robándoles, y amenazándoles.

Ese daño gran daño y humillaciones morales y físicas sufridas por el pueblo democrático y decente de Venezuela, no se arregla con acuerdos nacionales, ni arreglos turbios e interesados impulsados por: la comodidad, la vergüenza, la inmoralidad, la desfachatez y la incongruencia de políticos desubicados, calificados de colaboradores comoClaudio Fermín.

Cuando auditamos los daños materiales y económicos hechos al erario de la Nación por este grupo de inescrupulosos y delincuentes, no podemos pensar en un acuerdo Nacional, como solución. No es una cosa pequeña la que hicieron el chavismo y sus amigotes del marxismo leninismo a Venezuela. Jamás ha habido en la historia del mundo, un asalto general a las riquezas de una Nación, tal como el hecho a Venezuela, con todo tipo de  ensañamiento y maldad, para beneficio de una gran cadena de delincuentes, que se aprovecharon de ese nefasto proyecto político, ensamblado en la fábrica perversa del marxismo leninismo.

Venezuela está de luto y en ruinas por culpa de Hugo Chávez Frías, y su equipo de mafiosos, orientados por Fidel Castro y su imperio del mal. Proyecto político, creado para satisfacer el egocentrismo de Hugo Chávez Frías, quién tuvo la pretendida intensión de convertirse en un 2º Simón Bolívar. Ese éxito logrado por Hugo Chávez salvó económicamente a Cuba  de la inevitable caída económica prevista a finales del siglo XX. También satisfizo, Las ansias de poder del chavismo exacerbado y sediento de gloria política y económica, que jamás se han merecido. El asalto y desfalco de Venezuela, ha sido una obra maléfica, política y delincuencial que solo ha podido salir de mentes tan pérfidas, calculadoras y malignas, como las de Fidel Castro y Hugo Chávez, entre otros personajes oportunistas y colaboradores, a quienes la verdadera historia juzgará.

No señor Fermín, no pretenda usted, por sus ansias de aspirar figurar en la política de la próxima Venezuela, como el creador de la solución a nuestro problema, y salida del régimen del poder, la cual está más clara que nunca, pretendiendo pactar con eso que usted llama un gran Acuerdo Nacional, para resolver el inmenso problema que nos agobia. No se puede llegar a un acuerdo nacional, porque el daño ha sido muy gigantesco.

Su propuesta es sencillamente inmoral y colaboracionista. El régimen debe cesar en sus funciones, sin la necesidad de un Acuerdo Nacional, porque ya está condenado a caer por inviable e insostenible. No se trata de ligeras y superables desavenencias circunstanciales las existentes entre este grupo y la Venezuela democrática.

Se trata de diferencias de fondo e insalvables. Tampoco se trata de simples diferencias políticas entre dos partidos políticos “democráticos” acostumbrados a dirimirlas en los bares de Venezuela. Se trata, de la mayor afrenta y dañoglobal nacional hecho a Venezuela por propios y enajenados venezolanos, que pretendieron y lograron en parte, saciar su egocentrismo exacerbado.

El PSUV se fundó para hacerle daño a Venezuela, no para mejorarla sino para destruirla y que ésta sirviera de forma de financiamiento tanto político como personal, en un proyecto del diablo, como lo ha sido la pretendida idea de promover al marxismo leninismo en nuestra propia tierra, tierra ésta de libertadores, idealistas, de soñadores; y expandirlo a toda Latinoamérica.  Eso no se arregla y sana con un simple Acuerdo Nacional, se arregla con cárcel para los culpables y paredón para algunos; de ser esto posible, tal como ejecutaban a sus enemigos Fidel Castro y el Che Guevara.

Quizás sin darse cuenta, o lo ha hecho a propósito, usted señor Fermín, insiste en seguir colaborando con el régimen, tal como lo ha hecho en el pasado. Hágase un favor, apártese de la política, hágase a un lado, y deje que venezolanos más sinceros, genuinos y demócratas que usted, resuelvan la situación venezolana. Además, debe usted saber que ya el problema de Venezuela se salió de nuestras propias fronteras, transcendió y convirtió en un problema transnacional, puesto que no solo nos afecta a nosotros; afecta política, social, diplomacia, seguridad y económica al hemisferio americano.

Tanto el comando nacional bajo la dirección del presidente interino Juan Guaido, como las naciones mundiales que nos apoyan, han desechado el dialogo, las negociaciones y los acuerdos, con el régimen usurpador, a quién solo le han advertido de que debe renunciar e irse del poder y gobierno, para poder realizar las acciones de nuevas elecciones presidenciales “democráticas” que permitan la normalización de la actividades en nuestra nación.

Por lo tanto, la lectura que se debería dar a su desquiciada y perturbadora propuesta debería entenderse como un elemento de distracción que solo interesa al régimen oprobioso en el poder. Usted señor Fermín, sabotea con o sin intención, lo cual está a la vista, la labor tenaz de la oposición al régimen, por alguna razón particular  e interesada.

Asumiendo que usted está lleno de sanas y buenas intenciones, y se considera un demócrata a carta cabal, por favor no siga aportando soluciones contrarias a las posiciones de las personas al frente de la lucha por la libertad, representada mayormente  hoy día en la Asamblea Nacional quienes tanto desean unidad, coherencia y armonía entre la Venezuela democrática  para lograr prontamente con éxito, los objetivos primarios que se persiguen. Usted está equivocado, su propuesta no ayuda, al contrario, interfiere, daña y promueve expectativas falsas. Sea parte de la solución, no del problema.Amanecerá y veremos.Usted habla y hace un llamado  muy tardíamente de salvar a Venezuela, la cual tiene muy poco que salvar, puesto que está totalmente destruida, y serán necesarios mucho tiempo, esfuerzos e inversiones para hacerlo y lograr reconstruirla. Ese llamado hubiéramos querido y preferido oírlo de usted, a comienzos del chavismo, hace 20 años. Un político “demócrata”y zamarro como usted ha debido alertar e inexplicablemente calló y otorgó. Amanecerá y veremos.

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0