Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Clasificadas

Poco le gusta al cáncer de próstata alojarse en las edades extremas

Por:

lanacionweb

16

Publicado: 14 de noviembre, 2019 — 4:15 a.m. (hace más de 2 meses)



Leonardo Contreras, urólogo.

Facebook

](https://www.facebook.com/sharer.php?u=https%3A%2F%2Flanacionweb.com%2Fregional%2Fpoco-le-gusta-al-cancer-de-prostata-alojarse-en-las-edades-extremas%2F)

Twitter



Pinterest



WhatsApp

](whatsapp://send?text=Poco+le+gusta+al+c%C3%A1ncer+de+pr%C3%B3stata+alojarse+en+las+edades+extremas %0A%0A https://lanacionweb.com/regional/poco-le-gusta-al-cancer-de-prostata-alojarse-en-las-edades-extremas/)

Cáncer de próstata es silencioso.

Después del cáncer de pulmón, el de próstata sigue siendo el número uno en los hombres y su incidencia, es decir, el número de casos, ha aumentado en los últimos años.

Las razones del aumento de casos las explica el urólogo Leonado Contreras: “el paciente no va a consulta a tiempo y esto se debe en gran medida al tema económico, el cual hace que las personas no acudan a controlarse; además, no hay medicamentos, lo cual hace que no puedan tratarse a tiempo y entonces avanza la enfermedad, y esto también es difícil porque no hay medicinas”.

El servicio de radioterapia del Hospital Central, un arma fundamental contra el cáncer de próstata, sobre todo en casos avanzados, actualmente no está operativo.

El tratamiento hormonal, que lo traía el Seguro Social, está escaso, por lo que solo se ayudan los que tienen posibilidades económicas, que muchas veces lo compran.

Operar es casi la única opción

Ante este panorama nada fácil, los urólogos lo que están tratando de hacer al máximo es operar a los pacientes lo más pronto posible, es decir, lo que quirúrgicamente se pueda ofrecer, porque es el arma que les queda a los urólogos al no contar con radioterapia. Lo que se busca es tratar de operar a tiempo y, si esto no es posible, por lo menos debe hacerse un tratamiento paliativo.

Aumentó el número de casos

“A través del servicio de Urología, por intermedio del

postgrado iniciado este año, y el Urológico, se ha generado un convenio, no solo para manejar los problemas urológicos, sino también los de la próstata; se aprovecha de manera particular el mes de noviembre, dedicado al cáncer de próstata”, dijo.

La incidencia ha aumentado, incluso a nivel mundial, porque ha habido algunas campañas en contra de que se haga un diagnóstico precoz, apuntó el urólogo.

“Tal vez en algunos momentos se estaban diagnosticando demasiados casos de cáncer, que quizás no era agresivo, la persona no se iba a morir de eso; se estaba haciendo un diagnóstico en personas muy jóvenes y comenzó a verse que se estaba operando demasiada gente con esa enfermedad, que nunca iba a avanzar”, sostuvo.

Exámenes a partir de los 50

Entonces, a partir de esa campaña, hubo unos grupos que investigaron y llegaron a la conclusión de que no era necesario hace tantos diagnósticos después de los cuarenta años, sino que lo ideal era después de los 50-55 años y hasta cierta edad, es decir, hasta los setenta y cinco años, porque realmente, después de esta edad, no se justifica hacer un diagnóstico porque la expectativa de vida es menor a diez años.

Crecimiento lento, punto a favor

“La gran ventaja del cáncer de próstata es que es de crecimiento lento. A veces se ven pacientes de 80 años y a ellos se les da un tratamiento paliativo, pero no van a morir de cáncer de próstata, será de otra cosa, porque ya por su edad avanzada no morirán por esta enfermedad”, dijo Leonardo Contreras.

Es por eso que se debe estar atento, en un punto intermedio, es decir, ni muy, muy; ni tan, tan; o sea, sí hay que hacer el diagnóstico, después de los 50 años, hasta los 75, y hacerse estudios cada dos años.

Los métodos siguen siendo los tradicionales, subrayó el urólogo, pero más enfocados en los pacientes de riesgo, se debe estar atento cuando la persona tiene antecedentes de cáncer de próstata, es decir, si en la familia hay un padre, tío o abuelo que presentó esta patología, “ya ese es otro cuento, ahí sí, después de los cuarenta años, tiene que empezar a chequearse porque tiene alto riesgo”

No se puede prevenir

Advirtió el especialista que el cáncer de próstata no se puede prevenir, como sí sucede con el de pulmón o vejiga, pero sí se puede diagnosticar a tiempo.

Debe hacerse su antígeno prostático total, ir al especialista, que seguramente hará el tacto rectal, y ahora está una alternativa que se está haciendo en el mundo, que es la resonancia magnética multiparamétrica, pero en Venezuela solo hay un centro que la hace y está ubicado en Caracas; es costosa y con esta, más que evitar el tacto, se evita la biopsia.

Buen diagnóstico

Aseguró que es muy importante en el diagnóstico del cáncer de próstata la intervención del patólogo, pues debe ser un profesional reconocido, porque entonces se corre el riesgo de un mal diagnóstico y eso no es culpa ni del médico tratante ni del paciente, sino del que analiza la muestra.

Otro enemigo es que el cáncer de próstata es silencioso, cuando da síntomas es que está avanzado; el paciente no debe esperar a tener síntomas; el primer síntoma que lleva al paciente al consultorio es que tuvo un amigo o un familiar con cáncer de próstata.

“Ya avanzado el cáncer de próstata, el paciente siente dolor en la cadera, en los huesos; pérdida de peso; por eso, si se espera a tener los síntomas, es mejor olvidarse de que se va a detectar este tipo de cáncer a tiempo”.

La próstata es un órgano que es maligno y benigno a la vez, porque a todos los hombres les crece y este crecimiento puede ser maligno o benigno y es el urólogo el que puede decir si su crecimiento es maligno, y hay que hacer una biopsia.

La mortalidad en definitiva ha aumentado porque la gente ha dejado, por muchas razones, de acudir al médico y entonces, cuando ya lo hacen, el cáncer está medio avanzado; pero si se detecta a tiempo, y con la cirugía, se controla.

Al referirse a los medicamentos, precisó que últimamente han comenzado a aparecer algunos fármacos para el crecimiento benigno, donde hay más problemas es con los tratamientos, sí hay algunos, pero muy pocos; entonces, lo que se hace es recurrir a la cirugía para poder controlarlo.

Nancy Porras

Comparte esto:

[Twitter


Facebook

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0