Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Opinión

#OPINIÓN Desde aquí (25): Tertulia, papel y café #23Mar

Por:

elimpulso

39

Publicado: 23 de marzo, 2019 — 23:07 p.m. (hace más de 4 semanas)



“Nunca nadie encontrará la verdad si se conforma con lo que ha hallado o ha aprendido en la escuela, sin mirar más allá de lo que ya vio. Si es así, este ser solo será un enano encaramado sobre hombros de un gigante” (Bernardo de Chatres)

En un mundo cargado de presiones y de tanto estrés, nada es tan beneficioso como salir a caminar y encontrar un rinconcito donde se pueda relajar, tomar tranquilo un café, leer un libro o compartir con otros un momento de esparcimiento y descanso. Hallar un rinconcito  para reuniones informales y/o periódicas en el que se pueda compartir e interesarse con otras personas en un libro o tema libre, exponerlo y debatirlo, es una suerte, porque entre otras cosas nos regresará a lo que hemos perdido, a la armonía interna, al sentido crítico y a la tolerancia de las ideas ajenas.

Caminando un día por el pasillo del Bunker en el Centro Comercial Riolama de esta ciudad, me llamó la atención el aviso: “Papel y café”, el sitio me recordó aquella época en que era obligatorio como materia de estudio acudir al salón de la tertulia que quedaba en la biblioteca, concentrarnos en un tema señalado o de libre expresión, de reflexión y de cultura, donde prevalecía  por sobre todo la variedad del pensamiento libre.

El salón de tertulia “Papel y café” fue  inaugurado hace poco tiempo por Kenneth y Riczy quienes poco a poco han convertido su espacio en lugar de encuentro y en un aflorar de ideas y libre pensamiento.

Anteriormente se utilizaba la tertulia en los colegios como instrumento educativo de primer orden, cuya principal virtud era debatir ideas, informarse, opinar libremente, tener sentido crítico y ser tolerante ante las exposiciones ajenas.  Además de ser enriquecedora de la cultura, la tertulia entretiene y fortalece los vínculos de la participación, de la igualdad y fraternidad.

Es a finales del siglo XVII y del siglo XVIII la época en que se empezaron a formar círculos de gente culta que se reunían para leer los sermones de Tertuliano o debatir cualquier evento, igualmente se aprovecha el momento para leer las obras de los grandes retóricos y artistas de la antigüedad. No solo se reunían por la necesidad y gusto de pasar un momento diferente, también lo hacían por el deseo de aprender de los sabios o escuela de otros pensadores. La tertulia fue la que dio origen a la Filosofía. Platón, Cicerón y Sócrates siempre estaban rodeados de gente que quería escucharlos  y aprender de ellos. Es este el sitio en el que se dio inicio  a lo que luego se llamó universidad.

Ahora las tertulias son telefónicas, radiales, televisivas. El Internet es una tertulia de información y de opiniones libres, Whatsapp es un medio que envía y recibe mensajes escritos y hablados, videos, fotos etc. Este sistema tiene que ver con la tertulia, gracias al intercambio de opinión y consultas que se tiene con los contactos.

Aquí viene la paradoja que hace George Carlin acerca de este mundo en el que habiendo la computadora para retener más información, exponer nuestras creaciones y ver las de otros, sin embargo, nos alejamos y tenemos menos comunicación con el mundo humano. El producto de tanta tecnología  ha hecho que se pierda la comunicación  y práctica de la conversación.  Lutero fue uno de los que abogó por la lectura libre, hizo de cada lector un experto no sujeto a la interpretación doctoral. Esa es la diferencia de lo que significa reunirse no para hacer una carrera, sino por gusto y placer de querer ser un autor sin cátedra, adquirir saber y conocimiento mediante la tertulia intelectual, ser creador de sus propios trabajos, de sus enfoques, de sus aspiraciones y de sus sueños.

No habiendo tantos espacios acogedores, donde la vida sea más vida, el compartir más compartir y el saber más saber “Papel y café” ha abierto para los barquisimetanos un punto de encuentro en Riolama, con la seguridad de que será para muchos un momento diferente, tomarse un cafecito, un momento de relax y de lectura, de charla y de tertulia.

Suerte y felicitaciones para los creadores de “Papel y café”

Amanda Niño de Victoria

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0