Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Tecnología

Cómo ahorrar dinero si eres una persona impulsiva

Por:

tecnomania

40

Publicado: 20 de junio, 2018 — 15:22 p.m. (hace más de 5 meses)



Ahorrar dinero es mucho más difícil si tu lado más impulsivo domina la parte más racional: ser constante y ceñirte a tu presupuesto es más complicado, y el riesgo de comprarte caprichos es mayor. Te explicamos cómo ahorrar dinero si eres una persona impulsiva.

Los peores ahorradores son las personas impulsivas . Y es que, si tienes una personalidad que se deja llevar por impulsos probablemente te resulte muy difícil acordarte de tu presupuesto mensual cuando veas una camisa preciosa en el escaparate de tu tienda preferida. Tu mente se autoconvence de que tan solo es un caprichito, y que ya recompensarás de otra manera…

No obstante, ese “caprichito” va seguido de un pedido a domicilio cuando tienes antojo de sushi o un taxi de vuelta a casa cuando no te apetece comerte 16 paradas de metro, y así consecutivamente hasta que tu plan de ahorros se va al traste.



Ojo, no está mal gastarse el dinero en cosas que te hagan feliz, pero estos gastos deben encajar en tu plan financiero y debes ser tú el que tome la decisión de comprarlo, no un impulso al que no le importa en absoluto tu bienestar económico. Si contínuamente nos gastamos el dinero en cosas que no podemos permitirnos acabaremos metiéndonos en una situación financiera complicada, que a la larga puede causar mucho estrés.

Por ello, hemos recopilado algunos trucos para ahorrar dinero cuando eres una persona impulsiva . Tener control sobre tu cuenta bancaria es imprescindible si quieres aumentar tu fortuna .

Automatiza el ahorro : Una de las claves para impedir que tus carácter impulsivo tome decisiones financieras es reducir al máximo las decisiones económicas que vayas a tomar. Por ejemplo, si cada mes quieres destinar parte de tu dinero a una cuenta de ahorro programa una transferencia periódica para que el día que te ingresen la nómina esa cantidad desaparezca automáticamente; esto también es aplicable a tu cuenta de emergencias. Así, también deberías estar ahorrando para tu jubilación, para lo que recomendamos un plan de pensiones si necesitas motivación extra y disciplina para ahorrar.

Deshazte de tu tarjeta de crédito : Empieza a vivir solo con efectivo durante una época. Esconde tu tarjeta de crédito o dásela a alguien de confianza para que te la guarde, y procura eliminar todos los datos de tu tarjeta de las plataformas de ecommerce donde te fundes el sueldo mensual. Si tienes que pagar siempre en efectivo serás más consciente del gasto y del dinero que te queda , ayudándote a ser más consciente de lo que supone fundirse el dinero. Cuando hayas entendido a controlarte y manejar tu dinero podrás empezar a replantear recuperar tu tarjeta. El método 6 sobres puede servirte de ayuda.

Encuentra una alternativa fácil a todas tus tentaciones : Siéntate y piensa cuáles son tus debilidades: ¿siempre caes en la tentación de pedir comida a domicilio? Asegúrate de tener siempre comida preparada en la nevera para evitar caer en la tentación, es más inmediato y más barato. ¿Te cuesta no comprarte un croissant y un café todos los días en la panadería de camino al trabajo? Cambia tu ruta. Ten un plan de acción para derrotar al impulso.

Pídeles apoyo a tus seres queridos : ¿No eres capaz de controlarte por ti mismo? Pide ayuda a tus amigos. Explícales qué es lo que quieres cambiar y pídeles que te avisen cuando estés apunto de caer en una actitud impulsiva. Ten en cuenta que esto solo deberías hacerlo con personas con las que tengas mucha confianza, ya que probablemente reacciones mal cuando te pongan límites. Procura acordarte de que lo hacen por tu bien y simplemente porque tú se lo has pedido.

Evita aquello que te provoca el impulso : Piensa en las últimas veces que gastaste dinero de manera impulsiva , ¿encuentras algún patrón? Tal vez tiendes a hacerlo cuando estás de mal humor, o especialmente frustrado con algo, o puede que el problema sea el lugar donde te encontrabas o la persona con la que estabas. Sea como sea intenta identificarlo para ser consciente de ello y reducirlo en el futuro. Pongamos que tienes un amigo con el que siempre acabas gastándote mucho dinero en comer fuera; la próxima vez que quedes con esa persona propón hacer una cena en casa o un picnic, o simplemente quedar a las 6 de la tarde a tomar un café para evitar el riesgo. Así, también establece mecanismos de acción para cuando se den las circunstancias: la próxima vez que estés triste en vez de irte de compras puedes salir a dar un paseo con el dinero justo para comprarte un helado.

Se consciente de las consecuencias negativas de tus impulsos : Vale, la camisa que te has comprado es preciosa, pero en vez de centrarte en eso intenta repasar las consecuencias negativas que ha tenido comprársela, ¿a qué has tenido que renunciar o que dificultades te has encontrado por hacerlo? Es uno de los pocos casos en los que conviene centrarse en el lado negativo de las cosas.

Planea tus gastos impulsivos con antelación : Otra última solución muy eficaz es incluir el gasto impulsivo en tu presupuesto . Puedes apartar una cantidad de dinero cada mes para gastártelo en caprichos, así no afectará al resto de tu dinero y serás más consciente del gasto.

Sea como sea, no te rindas. Si un día te rindes y te dejas llevar por tus impulsos no pasa nada, puedes aprender la lección para el próximo día. Todo el mundo es capaz de ahorrar , hasta aquellos con una personalidad más impulsiva.

Vía | The Simple Dollar

“;n.innerHTML=”window._taboola = window._taboola || [];_taboola.push({mode:’alternating-thumbnails-b’, container:’taboola-below-article’, placement:’below-article’, target_type: ‘mix’});”;insertAfter(t,e);insertAfter(n,t)}injectWidgetByXpath(‘//main[contains(@class, ‘main-box-single’)]’);

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0