Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Cultura

ICOM decide aplazar la nueva definición de museo

Por:

elpais

80

Publicado: 7 de septiembre, 2019 — 12:15 p.m. (hace más de 1 mes)

“La discusión continúa”, ha dicho Suay Aksoy, presidenta del Consejo Internacional de Museos, ante el 70,4% de los votos en contra de la propuesta alternativa

Una imagen del Museo Nacional de Qatar. IWAN BAAN

La última jornada de la Asamblea General Extraordinaria del Consejo Internacional de Museos (ICOM), que se celebra en Kioto (Japón) desde el lunes, presentaba en la agenda el plato fuerte: la aprobación de una nueva definición para la palabra museo. Jette Sandhal, responsable del Comité permanente para la definición, perspectivas y potenciales del término, ha mostrado a los más de 500 miembros con capacidad de voto los argumentos centrales de la nueva propuesta y el resultado ha sido aplastante: un 70,4% ha votado a favor de posponer la definición alternativa y un 28% de seguir adelante con la votación (abstención de un 0,36% y no han votado un 1,25% de los miembros).

Durante más de una hora los comités nacionales han ofrecido su versión y sus enfoques sobre la nueva definición propuesta por la cúpula del ICOM. Incluso Australia, que ha respaldado la necesidad de cambio y la intención de los nuevos valores que se proponen, ha pedido votar una nueva redacción de la definición, pero la asamblea no lo ha aceptado. Sandhal ha asegurado que “cambiar la definición de un museo no es un ejercicio técnico, sino un proceso de contextualización de la definición en la sociedad contemporánea”. Sin embargo, sus palabras no han causado efecto positivo en los representantes de los comités.

“Este ha sido uno de los procesos más democráticos en la historia del ICOM. La discusión continúa y el Comité permanente para la definición, perspectivas y potenciales del término continuará su trabajo preguntando a todos los Comités. Este es solo otro comienzo en este proceso de redefinición”, ha asegurado Suay Aksoy, presidenta del ICOM, como conclusión a un fuerte revés a la muy alternativa propuesta. La nueva definición rompía por completo el convencional recorrido que se había marcado la mayor organización internacional de museos y profesionales (ligada a la Unesco) desde hace más de cuatro décadas.

Frente a la propuesta del equipo de Aksoy hubo opciones opuestas, como la de Bruno Brulon Soares, en representación de 26 comités del ICOM, que recordó “la naturaleza operativa” de la definición de museo, en alusión a los aspectos confusos de la propuesta alternativa. La mayoría de los ponentes ha demostrado su apoyo a los valores expresados en la propuesta alternativa, pero han sido muy críticos con la redacción de la definitiva. A pesar de proponer la inclusión ha sido tildada de excluyente. “Se debe dar tiempo a la comunidad museística para experimentar y discutir los nuevos términos que se proponen”, ha dicho Soares. Lauran Bonilla-Merchav, presidenta de ICOM Costa Rica, ha apuntado que “uno de los aspectos que más admira de los museos es que “la creatividad es esencial para adaptar su misión a los límites de sus realidades”. Desde ICOM EEUU se ha explicado que “cambiar la definición no cambiará quiénes somos o quién es usted, pero indicará un cambio en la manera en la que nos ven”.

La Junta Directiva había hecho pública su opinión sobre la definición actual, “que solo ha visto ajustes menores en las últimas décadas, no refleja ni expresa adecuadamente las complejidades del siglo XXI y las responsabilidades y compromisos actuales de los museos, ni sus desafíos y visiones para el futuro”. Hasta el momento cada aprobación de una nueva definición ( la actual es de agosto de 2007) no era más que la repetición de las anteriores (2001, 1995, 1989, 1974). En ellas el museo es “una institución permanente y sin ánimo de lucro al servicio de la sociedad y su desarrollo, abierta al público, que adquiere, conserva, investiga, comunica y exhibe el patrimonio tangible de la humanidad y su entorno con fines de educación, estudio y disfrute”. Una definición clásica que ha mantenido inquebrantable el consenso a lo largo de todos estos años.

La propuesta alternativa pretendía ampliar este canon tradicional para aclarar el futuro de las instituciones museísticas: “Los museos son espacios democratizados, inclusivos y polifónicos para el diálogo crítico sobre el pasado y el futuro. Reconociendo y abordando los conflictos y desafíos del presente, mantienen los artefactos y objetos que les han sido confiados por la sociedad, salvaguardan la diversidad de la memoria para las generaciones futuras y garantizan la igualdad de derechos y el acceso al patrimonio de todas las personas”. Además, incluye nuevos conceptos propios de la sociedad contemporánea: “Son participativos y transparentes, y trabajan en asociación activa con y para diversas comunidades para recopilar, preservar, investigar, interpretar, exhibir y mejorar la comprensión del mundo, con el objetivo de contribuir a la dignidad humana y la justicia social, la igualdad global y el bienestar planetario”, añade.

La mayor parte de estas ideas suceden ya en los museos contemporáneos, pero la Asamblea General del organismo pide más tiempo para recapacitar y, sobre todo, rectificar este nuevo ADN museístico propuesto por Aksoy, presidenta desde 2016, que finaliza su mandato este año y con ella, probablemente, la oportunidad de incluir los nuevos términos vinculados a los museos del futuro. La clara ausencia de unidad en la definición del futuro deja un escaso margen para que una propuesta radicalmente nueva pueda avanzar. De hecho, a lo largo de este proceso de creación de definición alternativa se han recibido más de 250 definiciones de los miembros de ICOM, que en el informe presentado hoy en Kioto aseguran que han crecido hasta los 40.860 profesionales de museos, en 138 países (con 212 nuevos miembros institucionales).

Se adhiere a los criterios de Más información >

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0