Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Internacionales

La Fuerza Aérea de EE.UU. arriesga al cambiar la filosofía en el desarrollo de sus aviones de combate

Por:

rt

20

Publicado: 19 de septiembre, 2019 — 14:49 p.m. (hace más de 3 semanas)

La Fuerza Aérea más numerosa del mundo pone en marcha una estrategia que rompe con los paradigmas tradicionales al apostar por lotes de aeronaves que se reemplazarían cada cinco años.



La Fuerza Aérea de EE.UU. se está preparando para alterar radicalmente la estrategia de adquisición de aviones de combate de próximas generaciones, al lanzar un plan que podría requerir que la industria diseñe, desarrolle y produzca un nuevo caza cada cinco años o menos .

El 1 de octubre, el servicio reformará oficialmente su programa de caza de próxima generación, conocido como Next Generation Air Dominance, ha anunciado Will Roper, principal responsable de adquisiciones de la Fuerza Aérea, en una entrevista concedida a Defense News.

El programa NGAD supone el desarrollo de pequeños lotes de cazas por parte de varias compañías , al igual que el proyecto conocido como Century Series de aviones construidos en la década de los 50.

¿Qué representó Century Series?

El proyecto de la Century Series constituyó una ola de modernización que desembocó en la creación de seis diseños de cazas e interceptores entre 1953 y 1956 y otros tres diseños más que no resultaron en aeronaves construidas], y cuya aportación finalmente se tradujo solo en 5.531 aviones entregados a la Fuerza Aérea.

El mando Aéreo Táctico trató de abordar el problema de los bombarderos soviéticos centrándose en los interceptores que podrían atrapar y abatir a estos potenciales portadores de municiones nucleares.

Considerado por varios analistas como uno de los mayores fracasos del sector aeronáutico estadounidense, la serie de varios aviones desarrollados no fue un completo desastre. Por ejemplo, el Lockheed F-104 Starfighter era rápido y atractivo pero resultó ser una trampa mortal para sus propios pilotos. Se ganó el apodo de 'ataúd volador' porque sufrió más de treinta accidentes por cada 100.000 horas de vuelo (también se le conocía como el 'misil con un hombre dentro').

El gran número de F-105 Thunderchief merecía algo mejor. Fue diseñado como un bombardero nuclear, pero resultó inadecuado para misiones de bombardeo convencional en la guerra de Vietnam. Se convirtió en una presa fácil para los Fishbeds (MiG-21) y los sistemas de misiles antiaéreos de producción soviética.

En general, desarrollados con mucha prisa , los aviones de esta serie  sufrieron problemas asociados a la misma causa: la incapacidad de la Fuerza Aérea de EE.UU. de conceptualizar una guerra , según constata un viejo [artículo
publicado en la revista The National Interest.



Los cinco peores cazas de todos los tiempos


¿Un nuevo enfoque?

La idea, según las estimaciones de Roper, es diseñar un nuevo caza cada cinco años, y mantener ese ritmo de desarrollo para la próxima generación de programas.

El enfoque de la Century Series representa una desviación notable de la práctica anterior de la Fuerza Aérea de desarrollar y adquirir nuevos aviones de combate. En su estudio  'Air Superiority 2030' publicado en 2016, la Fuerza Aérea sostuvo que usaría la creación de varios prototipos para acelerar el desarrollo de tecnologías clave con la esperanza de 'madurarlas'  para incorporar estas avanzadas técnicas en aviones desplegados a principios de la década de los 30.



Los cazas furtivos F-35 pueden perder su sigilo y sufrir daños estructurales a velocidades supersónicas


Pero el plan anunciado por Roper cambiaría ese paradigma: en lugar de hacer 'madurar' las tecnologías con el tiempo para crear un caza muy avanzado , el objetivo de la Fuerza Aérea sería construir rápidamente el mejor caza que la industria pueda desarrollar en un par de años , integrando en ellos la tecnología ya existente.

De este modo, la Fuerza Aérea cerraría los contratos de compraventa de un grupo de aeronaves nuevas y luego reiniciaría otra ronda de competencia entre los fabricantes que revisarían sus diseños de cazas y explorarían nuevos avances tecnológicos.

El resultado sería una familia de cazas desarrollados para cumplir requisitos específicos  para cada modelo. Un avión podría ser desarrollado para poner en marcha una capacidad revolucionaria; por ejemplo, un láser de combate. Otro caza podría desplegar sensores de última generación e incluir inteligencia artificial. Uno más podría servir como plataforma de armas no tripulada, apunta Defense News.

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0