Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Entretenimiento

Descubre las 7 curiosidades de la icónica catedral de Notre Dame

Por:

caraotadigital

1

8

Publicado: 15 de abril, 2019 — 19:14 p.m. (hace 4 dias)
Ver en fuente

Otras fuentes (1)



Notre Dame / Foto: Cortesía

Muchos de los grandes monumentos históricos del mundo esconden más de un par de anécdotas interesantes. La arquitectura de Notre Dame es todo un prodigio arquitectónico. En esta oportunidad, te presentamos las curiosidades de la catedral de Notre Dame.

La catedral de Notre Dame en Francia, ha sido tomada como inspiración para artistas de todo tipo y también para los transeúntes. Ciertamente, es difícil escapar del encanto de esta joya de la capital francesa que comenzó a construirse en el año 1163 y se terminó en el año 1345.

El halo de misterio que rodea a la catedral viene a ser producto de la literatura y las diversas interpretaciones de ciertos hechos en concreto, su estilo arquitectonico es el “gótico francés”.



Notre Dame – interior / Foto: Cortesía

La catedral de Notre Dame fue dedicada a María, madre de Jesucristo, se sitúa en la pequeña isla de la Cité , rodeada por las aguas del río Sena. Es uno de los monumentos más populares de la capital francesa.

1. Notre Dame fue escenario de hechos históricos

La catedral fue testigo de la beatificación de Juana de Arco que se realizó en la misma, en el año 1909.



Juana de Arco Beatificación – Notre Dame / Foto: Cortesía

Otros actos importantes en la catedral fueron la coronación de Enrique VI de Inglaterra en 1429 y la misa Réquiem de Charles de Gaulle. Y la coronación de Napoleón Bonaparte en 1804 .

2. Intento ser derribada

Ya en el siglo VI se levantó un templo en el lugar en el que hoy está la catedral . No obstante, 600 años después, el obispo Maurice de Sully decidió derribar el templo. En 1163, apenas tres años más tarde, Luis VII ordenó que se construyera de nuevo con el aspecto que luce hasta el día de hoy.

Sin embargo, la historia no terminaría aquí, pues durante la Revolución Francesa fueron robados y destruidos muchos de sus tesoros . Una vez más, en el año 1871, intentaron quemar la catedral, aunque no lo lograron por completo, tan solo en el interior.



Notre Dame – exterior / Foto: Cortesía

3. Sus gárgolas

Su función principal consiste en evacuar el agua de los tejados en épocas lluviosas.  Son tétricas, algunos las catalogan de feas, y su significado resulta una verdadera intriga para quienes se detienen a contemplarlas.

Muchas de las leyendas de la catedral giran en torno a sus gárgolas.  Una de las más llamativas es la que tiene que ver con la muerte de Juana de Arco.

Se dice que cuando la heroína fue quemada, las gárgolas despertaron y sobrevolaron París para vengar su muerte , causando el terror.

Al día siguiente, las calles estaban llenas de los cadáveres de aquellas personas que habían presenciado la muerte de Juana y no la ayudaron.



Notre Dame – gárgolas / Foto: Cortesía

4. La historia del jorobado

Son muchos los que se preguntan si fue un personaje real o simplemente una leyenda de la muchas que envuelven este magnífico templo. Pues bien, no existió tal personaje, pero sí existió un escultor del edificio que se caracterizaba por tener una joroba .

Ese artista fue la inspiración de Victor Hugo  para crear uno de los personajes de su novela Nuestra Señora de París. Novela que narra la triste historia de Esmeralda, una gitana, y Quasimodo, un hombre sordo y jorobado que vive en la catedral.



Notre Dame quasimodo / Foto: Cortesía

5. La Puerta del Diablo

Una de las puertas de la catedral lleva este nombre “La Puerta del Diablo” encierra una leyenda terrible.

Se cuenta que un cerrajero muy  joven recibió el encargo de hacer la puerta lateral de Notre Dame, que tendría el nombre de Santa Ana.

Abrumado, el joven invocó al diablo para que le ayudara a hacerla a cambio de su alma.

Al día siguiente, con un trabajo de orfebrería espectacular, el cerrajero presentó su obra y obtuvo el ascenso que deseaba, de aprendiz a maestro.

Sin embargo, una vez se hizo maestro , el diablo no dejó de atormentarlo para que le entregase su alma.

En poco tiempo, el joven fue hallado muerto en extrañas circunstancias y todavía se cree que su alma vaga por Notre Dame.



Notre Dame – exterior / Foto: Cortesía

6. Es el punto cero de Francia



Notre Dame – Punto Cero / Foto: Cortesía

El Kilómetro cero  o también llamado Punto cero  de un país es el punto geográfico desde donde comienzan a contar los metros de las carreteras del mismo.

En España está en la puerta del Sol de Madrid, en Francia está en la Plaza de Notre Dame , justo de ante de la puerta central de la catedral parisina, de la Puerta del Juicio final .

Realmente es un punto imaginario que fue establecido por los cartógrafos del siglo XVIII porque tenían necesidad de tener un lugar de referencia y podían haber escogido éste como otro cualquiera.

7. Sus Campanas

Las campanas de la catedral de Notre Dame tuvieron que pagar un precio demasiado alto: los revolucionarios se hicieron de todas las campanas, menos una, y las fundieron para hacer cañones, bayonetas o guillotinas.

En el 2013 la catedral contó con nuevas campanas, después de una historia llena de desaguisados para intentar reponer las que los revolucionarios parisinos habrían destruido. Estas nuevas campanas, como las originales, llevan nombres de personas:

Emmanuel:  es la única campana que sobrevivió los embates de la revolución. No queda claro, eso sí, si los revolucionarios decidieron dejar una campana para respetar al menos algo de la tradición o si simplemente no lograron bajarla del campanario, ya que pesa trece toneladas. Es la encargada de marcar las horas del día y los acontecimientos especiales.

Marie:  obviamente, lleva este nombre en honor a la Virgen. En ella se leen las inscripciones “Je vous salue Marie”, en francés, y “Via viatores quaerit”, en latín (que está, además, inscrita en todas las otras campanas también) junto a una imagen del Niño Jesús rodeado de estrellas y un relieve con la Adoración de los Magos. Pesa seis mil kilos.

Gabriel:  sobre esta campana se lee la primera frase del Angelus, “el ángel del Señor anunció a María”, sobre 40 líneas circulares que representan los 40 días de Jesús en el desierto, y los 40 años de Moisés cruzando el Sinaí.



Notre Dame – Campanas 2013 / Foto: Cortesía

Anne Genevieve:  su nombre es un homenaje a Santa Ana, la madre de la Virgen María, y a Santa Genoveva, la patrona de París. En ella se lee la segunda frase del Angelus, “y concibió por obra del Espíritu Santo”. En ella se ven tres líneas circulares que representan a la Santísima Trinidad y a las tres virtudes teologales.

Denis:  nombrada así en honor a Saint Denis, el mártir que además fuese el primer obispo de París, en la campana está escrita la tercera frase del Angelus, “he aquí la esclava del Señor”. Se ven en ella, también, siete líneas circulares que representan los Dones del Espíritu Santo y los siete Sacramentos.

Marcel:  San Marcelo, el noveno obispo de París, conocido por su incansable servicio a favor de los pobres y enfermos, vivió en el siglo V. La campana que lleva su nombre, a modo de tributo, también lleva escrita la cuarta frase del Angelus, “hágase en mi según tu palabra”.



Notre Dame – Campanas 2013 / Foto: Cortesía

Étienne:  Esta campana recuerda a la antigua iglesia catedral de París, que precedió a la construcción de Notre Dame, que estaba dedicada a San Esteban (Étienne, en francés), el primer mártir. Sobre ella se lee además la quinta frase del Angelus, “y el Verbo se hizo carne”.

Benoit-Joseph:  Su nombre es un homenaje al Papa Emérito Joseph Ratzinger, porque el año 2013 –el año del Jubileo de la Fe decretado por Benedicto XVI- fue también el año del 850 aniversario de la Catedral. Se lee en ella la sexta frase del Angelus, “y habitó entre nosotros”

Maurice:  Maurice de Sully fue el obispo de París que puso la primera piedra, en 1163, de la construcción de la actual Catedral de Notre Dame. Tiene escrita la séptima frase del Angelus, “ruega por nosotros, Santa Madre de Dios”.

Jean Marie:  la décima campana de la catedral de Notre Dame lleva el nombre del Cardenal Jean-Marie Lustiger, quien fuese obispo de París de 1981 hasta el 2005, y en ella se lee la octava y última frase del Angelus, “para que seamos dignos de alcanzar la promesas de Nuestro Señor Jesucristo”.

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0