Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Nacionales

Y ahora solo 4 personajes conforman el núcleo duro de Maduro

Por:

konzapata

57

Publicado: 20 de marzo, 2019 — 13:43 p.m. (hace más de 4 semanas)
Ver en fuente

Otras fuentes (1)

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Nicolás Maduro anuncia cambio de ministros. Reacción lógica a lo que ha venido ocurriendo en las últimas semanas. Ya esto es cuestión de duros y blandos. No de eficiencia en la gestión. De ser así, hace tiempo que muchos funcionarios estuvieran fuera del radar. Es el libreto cubano que se impone otra vez.



Maduro se rodea de los más fieles a Cuba y a la idea del socialismo. / Twitter: @NicolasMaduro

Juan Guaidó ha hablado de 7 personajes, a lo sumo 8, que controlan el poder. Pero según fuentes de alto crédito, el anillo real de Maduro se redujo a 4 figuras claves, incluyendo al mismo Maduro. Y estas son, Cilia Flores, la mujer; y los hermanos Delcy y Jorge Rodríguez. Con ellos, el poder cubano. La inteligencia cubana. El espionaje cubano. El control cubano. Rotondaro habla de la influencia de Tareck El Aissami, pero se sabe que este luce desconectado del equipo principal. Ha perdido iniciativa. Y Cilia Flores no lo admite ya en el anillo cerrado del poder. En el mundo militar, el general Vladimir Padrino López es la cabeza fundamental. Pero aunque en hechos y palabras aparece plegado a la idea y al proyecto socialista –y chavista-, no es un personaje al que los cubanos, la inteligencia cubana, le otorga todo el crédito que sí es el caso de aquellos otros personajes, los ya mencionados, militantes dentro de la izquierda desde los tiempos jóvenes, e inclusive destaca Maduro que recibió formación en Cuba.

La inteligencia cubana. La seguridad cubana. Es el manual. Y el manual dice que no es un problema de ser los mejores sino de estar convencidos del modelo político que se construye. En Cuba se convencieron de estar construyendo el paraíso terrenal. El socialismo. El comunismo. Aunque esta última palabra la pronuncian ahora entre dientes. En Venezuela, unos cuantos, también están convencidos de que el socialismo es el futuro, sigue siendo el futuro, y es hacia allá hacia donde dirigen el barco del chavismo. Para ello requieren de firmes militantes. De firmes ministros. Que crean en el proyecto.

No requieren de los que dudan. De los que desaparecen en horas cruciales. De los que se acercan a empresarios y plantean negociar porque el modelo se agotó, o la patria puede perderse, o que la situación se les fue de las manos, o que el país corre hacia escenarios impredecibles. Ya lo hemos dicho. Todo este episodio desde que apareció Juan Guaidó, dividió al régimen de Maduro entre blandos, tibios y radicales. O para hacerlo más sencillo. En convencidos y no convencidos de que se marcha hacia el socialismo. Y el socialismo es un asunto serio, y hay que asumirlo con seriedad, y ello requiere entrega y pocas dudas. Y ello implica enfrentarse a los Estados Unidos. Y ello implica batallas. Una detrás de otra. Y ello implica depurar la sociedad venezolana. Y depurar al PSUV, y seguir depurando al estamento militar.

Como dice el general Carlos Rotondaro, (otro que se fue), el régimen de Maduro derivó hacia el control. Y son pocos los que deciden. O mejor dicho, el que manda es Maduro. Y manda con los cubanos que imponen el manual. El libreto que aplicó la revolución cubana y que le produjo a los Castro el resultado que buscaban: Sostenerse en el poder. Y allí están, desde 1959. De modo que la inteligencia cubana, ha detectado hace tiempo los “cuadros” militares y civiles fieles al plan. Convencidos del plan. Por tanto esta removida de mata de Maduro vendrá menos por los resultados de su gestión que por el convencimiento en el programa del socialismo.

Juan Guaidó ha hablado de 7 personajes, a lo sumo 8, que controlan el poder. Pero según fuentes de alto crédito, el anillo real de Maduro se redujo a 4 figuras claves, incluyendo al mismo Maduro. Y estas son, Cilia Flores, la mujer; y los hermanos Delcy y Jorge Rodríguez. Con ellos, el poder cubano. La inteligencia cubana. El espionaje cubano. El control cubano. Rotondaro habla de la influencia de Tareck El Aissami, pero se sabe que este luce desconectado del equipo principal. Ha perdido iniciativa. Y Cilia Flores no lo admite ya en el anillo cerrado del poder. En el mundo militar, el general Vladimir Padrino López es la cabeza fundamental. Pero aunque en hechos y palabras aparece plegado a la idea y al proyecto socialista –y chavista-, no es un personaje al que los cubanos, la inteligencia cubana, le otorga todo el crédito que sí es el caso de aquellos otros personajes, los ya mencionados, militantes dentro de la izquierda desde los tiempos jóvenes, e inclusive destaca Maduro que recibió formación en Cuba.

La composición ministerial será una señal de Maduro. Y ya se entenderá en buena parte por qué se dio en tiempos tempranos la purga de Rafael Ramírez. No era un hombre convencido del socialismo. De hecho, el plan económico que proponía en 2015 iba orientado hacia otro modelo. Y ya se entenderá la propia situación de Diosdado Cabello, que cada vez mantiene menos “amigos” en la administración central, y él mismo ha quedado para hacerle la comparsa a Maduro. Para ser un duro de la revolución, y para repetir la palabra socialismo, sin convencer a los cubanos. Por ello, se le ve con menos poder.

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0