Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Internacionales

A los 7 años protagonizó "ET", a los 11 tuvo problemas con las drogas y estuvo al borde de la muerte: las mil reinvenciones de Drew Barrymore

Por:

infobae

98

Publicado: 8 de septiembre, 2019 — 5:17 a.m. (hace 1 mes)

En su infancia fue la nena más famosas del mundo, pero inició un camino descontrolado que la puso al borde de la muerte. Sin embargo, Logró resurgir y se convirtió en una de las actrices más queribles de la comedia romántica

Por Susana Ceballos



Drew Barrymore (AP)

Drew Blythe Barrymore  nació el 22 de febrero de 1975, en Culver City, California, en una familia de origen bien diverso. Su padre era John Drew Barrymore, integrante de una dinastía de actores que atravesaba varias generaciones; su madre, Ildikó Jaid Makó, había nacido en un campo de refugiados húngaros en Alemania Occidental, y buscaba su lugar en la industria del espectáculo. Todo indicaba que la pequeña seguiría el mandato paterno y los sueños maternos: a los 11 meses ya protagonizaba un comercial de alimentos para mascotas.

La niña encantaba a todos con su histrionismo y eso que los que la rodeaban no se asombraban fácilmente. Sus madrinas eran la famosísima Sophia Loren , la increíble Anna Strassberg ; y el padrino, Steven Spielberg . Alguien diría que en celebridades Drew tenía: Cartón lleno. Pero escarbando un poco en esa casa de muñecas, los cimientos eran débiles. Había un padre alcohólico y ausente, que se marchó cuando su hija tenía meses de vida, y una madre que hacía lo que podía con su propia vida.

Drew siguió su camino en el espectáculo, después de un pequeño papel en la película Estados Alterados  se presentó a una prueba para Poltergeist , pero su padrino Spielberg le bajó el pulgar. No fue por celos o destrato, simplemente tenía guardado un mejor papel para ella. Con apenas cinco años su ahijada sería la maravillosa coprotagonista en E.T., el

extraterrestre , la película que marcó a una generación y se convirtió en un clásico. En su rol de la adorable Gertie , Drew enterneció al público del mundo entero, no sabía que el precio a pagar sería altísimo.

(Video: Drew Barrymore en ET / Youtube)

A los 15 años, cuando la mayoría de los adolescentes empieza a vivir sus primeras experiencias fuertes, Drew ya tenía material suficiente para publicar una biografía de trescientas páginas, y no aburrir. En "The little girl lost" (La

pequeña niña perdida) cuenta en primera persona el lado oscuro de la fama, y pone de manifiesto ese karma que suele acechar a los niños actores. En este caso, el linaje de los Barrymore fue un salvavidas de plomo, y la bohemia y el jet set se configuraron como un escenario peligroso para una niña que había crecido demasiado pronto.

Según se lee en sus memorias, a los 9 años había probado el alcohol, a los 11 la marihuana y a los 12 la cocaína . Su casa no era su casa sino el Studio 54, la mítica disco neoyorquina, donde iba acompañando a su madre y donde se volvía naturalmente el centro de atención. Las compañías eran cada vez más peligrosas, Drew perdió el rumbo y ningún adulto parecía, podía o quería ayudarla a reencontrarlo. A los 14, intentó cortarse las venas con un cuchillo de cocina , y su madre, que no conocía de términos medios, decidió internarla en una clínica para tratar adicciones y problemas mentales.

"Era como un campamento militar, horrible y oscuro, y fue mucho tiempo, un año y medio, pero lo necesitaba. Necesitaba un cambio radical" . Cuando salió de la clínica, Drew tomó la decisión de emanciparse de sus padres. Legalmente, ya era adulta, una parte de ella no imaginaba un futuro más allá de los 25 años, pero la otra mitad puso los pies firmes sobre la tierra y decidió salir adelante. Algo tenía claro. No quería más generar la noticia "la niña de ET envuelta en otro escándalo". Quería ser actriz y para eso tenía que tomar una decisión drástica. "Había tenido una crisis vital, me habían ingresado y me habían vetado en la industria y no tenía familia. Me tocó convertirme en mi propia figura paterna y ordenar mi vida ", contó en carne viva.



Drew Barrymore en 1991

Se tuvo que arremangar, trabajó limpiando baños, y se propuso recuperar el lugar del que Hollywood la había desterrado. Dicen que una vez que se toca fondo, solo queda ir para arriba y Drew tenía suficientes fuerzas para dar pelea. Algunos papeles en películas menores, un par de desnudos en las revistas Playboy y Rolling Stone y una campaña gráfica en Guess volvieron a ponerla en consideración. Ya no era la niña inocente de ET ni la adolescente conflictuada que no podía manejar su rebeldía. Empezaba a ser una joven sexy, lejos de lo que el mundo de la moda considera como perfecta, pero encantadora, con su sonrisa como mejor arma de seducción y una espontaneidad incalculable. No era necesario ocultar sus tropiezos, habían estado en las planas de todos los noticieros y habían sido charla de café y de peluquería. Todos habían hablado de ella, y pronto todos serían testigos de su resurrección.



Drew Barrymore en Playboy

En 1994 fue una de las protagonistas de Bad Girls  (traducida como Cuatro mujeres y un destino ), un western de fugitivas en el que compartía cartel, bien atrás por cierto, con Madeleine Stowe, Mary Stuart Masterson y Andie MacDowell, todas actrices en ascenso y con varios cuerpos de ventaja por sobre la ex niña ET . Ella agachó la cabeza, aceptó su lugar y siguió adelante en su resurrección actoral. El siguiente paso lo dio con Solo ellas… los chicos a un lado , una road movie junto a Whoopi Goldberg y  Mary-Louise Parker. En ambos filmes, su rol estaba claro. Torpe, desprejuiciada, simpática, enamoradiza, un personaje que le caía como anillo al dedo, siguiendo el consejo que alguna vez le había dado su padrino Spielberg. "No actúes tus personajes, sé tus personajes".

Con su nombre nuevamente instalado en la pantalla grande, y ya despegada definitivamente de la niña y el extraterrestre, llegaron pequeñas participaciones en Batman Forever , Todos dicen te quiero  y Scream , todos sucesos de taquilla en los que cimentó su resurgir. Mientras, lidiaba con las cuestiones del corazón que nunca fueron su fuerte. En 1994, conoció a Jeremy Thomas , el dueño de un bar de Los Ángeles, con el que se casó seis semanas después de conocerlo y estuvieron juntos apenas poco tiempo más.

(Video: Drew Barrymore en "Scream", película de 1996/ Youtube)

En 2001 y luego de un año de noviazgo, le dio el sí a Tom Green , un cómico canadiense, con el que duró algo más: cinco meses. Fue con Will Kopelman con el que logró establecer una relación más duradera. Estuvieron juntos entre 2012 y 2016 y tuvieron dos hijas, Olive y Frankie. El año pasado se rumoreaba que mantenía un romance con Kristen Stewart y Drew no solo lo desmintió son que además contó por qué no estaba en pareja: "No creo que jamás hubiese podido imaginar que estaría tan feliz, que me sentiría tan completa, sin mantener una relación amorosa. Eso habría sido toda una novedad para mi yo más joven" y agregó que entre su rol de madre y sus compromisos laborales no tenía demasiado tiempo para una relación.

En 1995, con 20 años recién cumplidos, Barrymore dio un paso decisivo en su carrera: fundó su propia productora. Junto a Nancy Juvonen, a quien conoció durante el rodaje de Amor de locos , dio vida a Flowers Films, una compañía sobre la cimentaría su resurrección definitiva. El primer paso fue lo dio con Jamás besada , con David Arquette como galán. Después llegó la remake de Los Ángeles de Charlie , que protagonizó con Cameron Díaz y Lucy Liu, que fue un boom absoluto.

La película fue un suceso a nivel mundial y puso a Drew Barrymore definitivamente en el centro de la cartelera. Para la ex niña prodigio, fue un triunfo en varios frentes. No solo como actriz y productora del filme, detrás de escena forjó una amistad con Cameron Díaz que con el tiempo se volvió indestructible. Para Drew, Cameron "es una buena compañera, tanto para cocinar, como para ver televisión o para cuando necesitas una ayuda médica. Siempre está allí", comentó y siguió su descripción "somos como hermanas, tenemos una relación casi fraternal que se fraguó hace muchos años y que continúa viva con la misma intensidad de siempre. A veces nos comportamos como adolescentes cuando estamos juntas, vivimos alocadas aventuras y nos comportamos como dos niñas traviesas". Es que famosas o no ¿Para qué están las amigas si no es para disfrutar de los buenos momentos y "bancar" los malos?



Drew Barrymore con Cameron Diaz y Lucy Liu

Drew Barrymore nunca dejó de estar en la cresta de la ola y se convirtió en una de las heroínas preferidas de Hollywood. Junto a Adam Sandler, protagonizó Como si fuera la primera vez, La mejor de mis bodas y Luna de miel en familia  y con Hugh Grant, Letra y música , películas que se dejan ver varias veces con una sonrisa y sin demasiadas complicaciones.

Si su rol de comediante ya estaba probado, solo le quedaba un desafío: mostrarse como directora y lo encaró cuando se sintió preparada. "Creo que aquel que es lento pero constante también gana la carrera", contaba parafraseando la fábula de la liebre y la tortuga. "No necesitaba dirigir a los 21 años. Quise producir y aprender sobre el proceso cinematográfico para que, cuando me llegara el momento de dirigir, estuviera lo más preparada posible", agregaba sobre Whip it , su debut como directora en 2009, ambientada en el mundo del roller derby.

Cuando le preguntan sobre su presente luminoso y los claroscuros de su pasado ensaya una dolorosa explicación: "A veces pienso que mis problemas fueron el resultado de un período de rebeldía en el que, en realidad, lo que estaba pidiendo a gritos era algo de atención paternal. Siempre confié en que mi madre aparecería para ayudarme, pero nunca fue así. Creo que el mundo nos pone a todos un sinfín de retos que tenemos que superar por nosotros mismos, pero pienso que ningún niño debería sufrir el abandono total de sus padres".



Drew Barrymore con Steven Spielberg

Esa niña que tenía destino de cadáver hermoso hoy transita la adultez con la serena alegría que solo pueden irradiar los sabios o como en su caso, los sobrevivientes.

SEGUÍ LEYENDO

Enamoró a Tom Cruise en "Top Gun", se negó a ser sex symbol y contó que es lesbiana: la vida de la actriz que ama verse con arrugas

Hugh Laurie, el actor que tuvo el salario más alto de la industria pero llegó a odiar a Doctor House

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0