Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Humor y curiosidades

Las 5 frases que podrían salvar tu relación de una ruptura inminente 

Por:

lapatilla

16

Publicado: 18 de octubre, 2019 — 16:31 p.m. (hace más de 4 semanas)

Lapatilla



No entiendes la forma de pensar de tu pareja. Simplemente no te cuadra y, además, no te parece necesario hacer ningún esfuerzo por comprender qué puede pensar o qué puede estar sintiendo.  Llegas a la conclusión de que tienes maneras distintas de ver las cosas y eso no está mal.

Por Código Nuevo

Pero en una relación, casi siempre, suele haber formas diferentes de ver y vivir los conflictos. Justamente esto es lo que ocurre: tu pareja necesita tu comprensión, necesita que hagas ese esfuerzo por entender su punto de vista.

1. “Te escucho”

Lo has notado, tú sabes perfectamente cuándo alguien te está escuchando. Y así como sabes cuándo lo están haciendo, también sabes perfectamente cuando alguien no lo hace. Esta sensación que has tenido en algunas ocasiones también puede ocurrirle a tu pareja. Ahora bien, la tan sencilla frase de “te escucho” no solo deja claro que se está prestando atención sino que hay un esfuerzo extra por comprender.

2. “Respeto tu perspectiva”

Dentro de cualquier relación hay ciertos pilares que no pueden romperse. La confianza es uno de ellos, el respeto otro. Es por ello que es importante no olvidar que dos personas pueden estar unidas y pensar de forma diferente, tener ideologías o creencias distintas. Decir en voz alta “respeto tu manera de entender las cosas” o “respeto tu perspectiva” no solo hará que se sientes escuchadas sino que, además, la pareja se sentirá cómoda de hablar abiertamente de lo que opina.

3. “Busquemos un punto medio”

Estas dándote cuenta de que vuestras ideas se mueven de forma paralela. Parece que la discusión podría ser eterna. Tú manteniéndote en tus ideas y la otra persona en las suyas. Hay conversaciones o temas en los que esta postura no es problemática pero sí podría serlo a la hora de tener que tomar una decisión que os concierna a ambos.

Es por ello que hay que aprender a buscar (y a encontrar también) un punto medio que vaya bien para los dos. Si a ti te gusta tener reuniones con más gente y a tu pareja no, pídele que de todas las veces que puede haber en un año, al menos te acompañe a dos o tres. Dilo, déjalo claro: “busquemos un término medio”. En el equilibrio está, a veces, el bienestar.

Leer más en: Código Nuevo

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0