Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Opinión

Informe Otálvora: Activadas intensas gestiones internacionales sobre Venezuela

Por:

runrun

50

Publicado: 11 de febrero, 2019 — 13:57 p.m. (hace más de 2 meses)
Ver en fuente

Otras fuentes (1)

El canciller de Brasil Ernesto Araújo y el secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo el 06FEB19. Foto Departamento de Estado EEUU.

EL APOYO A JUAN GUAIDÓ ES UNA POLÍTICA BIPARTIDISTA EN EE.UU. , salvo por el rechazo de congresistas del ala más izquierdista del Partido Demócrata. El 08FEB19, la presidente de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, emitió un pronunciamiento reconociendo a Guaidó “como el Presidente interino hasta que se puedan celebrar elecciones completas, justas y libres”.

La declaración de Pelosí compensó la falta de un pronunciamiento por parte de los voceros del Partido Demócrata, el californiano Xavier Becerra y la georgiana Stacey Abrams, cuando fueron comisionados para responder al mensaje sobre el estado de la Unión pronunciado el 05FEB19 por Donald Trump. En sus dos comparecencias anuales ante el Congreso, Trump se ha referido a Venezuela y en la de este año  resaltó su decisión de reconocer a Guaidó.

Juan Gauidó anunció que la coalición partidista que lo apoya estaría dispuesta a solicitar y autorizar el ingreso de “una fuerza internacional para restituir el orden constitucional” en Venezuela y “proteger la vida de nuestros ciudadanos”.

Esa afirmación fue hecha en una entrevista concedida por Guaidó al diario uruguayo El País difundida el 07FEB19. Según Guaidó, dicha autorización estaría sustentada en la actual Constitución venezolana que faculta a la Asamblea Nacional para “autorizar el empleo de misiones militares venezolanas en el exterior o extranjeras en el país”. La acción internacional, según Guaidó, estaría enmarcada en “la doctrina  de la Responsabilidad para Proteger”. Agregó Guaidó que “queda de parte de la comunidad internacional, y de actores como Colombia, Brasil y EEUU definir si en el escenario de que se prolongue la crisis y la ayuda humanitaria resulte inefectiva o insuficiente, adoptarán una posición de tolerancia ante estos hechos”.

En el denominado “Estatuto que rige la transición a la democracia” aprobado por la Asamblea Nacional el 05FEB19 ya aparece la posibilidad de que el “gobierno de transición” solicite ayuda internacional para “restablecer la soberanía estatal”.  El artículo 29 de ese “estatuto” dice: “El Gobierno provisional podrá solicitar la ayuda de la comunidad internacional a los fines de restablecer la soberanía estatal en el territorio de la República, previa autorización de la Asamblea Nacional de conformidad con las competencias establecidas en el artículo 187 de la Constitución”.

En todo caso, las afirmaciones al diario uruguayo, es la primera declaración en la cual expresamente Guaidó se refiere al tema de la presencia de fuerzas extranjeras en Venezuela. El 07FEB18, el enviado especial del gobierno de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams, afirmó en Washington que su gobierno llevará ayuda hasta la frontera con Venezuela pero no forzará su ingreso. En sus declaraciones al diario uruguayo, Guaidó coloca en manos de EEUU, Brasil y Colombia la decisión de intervenir en Venezuela. Mientras EEUU ha dejado abiertas desde el principio del gobierno de Trump “todas las opciones” sobre Venezuela, los gobiernos de Jair Bolsonaro e Iván Duque han descartado planes de acción militar sobre el vecino país.

En tanto, la coalición que respalda a Guaidó y el chavismo han iniciado sus propias estrategias de desgaste del contrincante. Movilización política interna y respaldo de gobiernos extranjeros son los principales activos de Guaidó. El control del aparato gubernamental es la carta del régimen chavista del cual forman parte los altos jefes castrenses.

Los gobiernos de EEUU y Colombia establecieron en la frontera entre el estado Táchira y el departamento Norte de Santander, un lugar para el  acopio de “ayuda humanitaria” aportada por el gobierno estadounidense y transportada seiscientos kilómetros por vía terrestre desde Bogotá. La llegada de diez camiones el 07FEB19 a las instalaciones de la aduana colombiana en el puente de Las Tienditas, situado a casi novecientos kilómetros de Caracas, fue la primera muestra de una operación con la cual Guaidó busca materializar el respaldo internacional y procurar apoyo de las fuerzas militares venezolanas de las cuales depende el ingreso y la circulación de esa ayuda en territorio venezolano. Se trata de una acción simbólica con potencial alto impacto político y el propio Guaidó ha reconocido que sólo la apertura de un “corredor humanitario” con ingreso no limitado de ayuda internacional permitiría la provisión de suministros para “garantizar la gobernabilidad”.

Los cancilleres de Colombia y Brasil, Carlos Holmes Trujillo y Ernesto Araújo, realizaron visitas a Washington tras su participación en la reunión del Grupo de Lima del 04FEB19 en Canadá. El Asesor de Seguridad Nacional John Bolton, cuya oficina en la Casa Blanca se ha convertido en estos días en lugar obligado de tránsito para los jefes diplomáticos extranjeros, recibió a Araújo el 05FEB19 y a Holmes al día siguiente. El 05FEB19 ambos, por separado,  también fueron recibidos  en el Departamento de Estado por el Secretario Mike Pompeo. Aparte de temas bilaterales, las reuniones de los cancilleres con Bolton y Pompeo estuvieron fuertemente marcadas por el “tema Venezuela”. En ambos casos fueron revisados los aspectos logísticos de la participación de Colombia y Brasil en la construcción de un esquema de acopio y suministro de ayuda humanitaria hacia Venezuela, así como la evaluación de las diversas gestiones diplomáticas que adelantan diversos grupos de países sobre la crisis venezolana.

Araújo dejó saber que su gobierno analiza diversas opciones para la instalación de un punto de apoyo al ingreso de ayuda humanitaria hacia Venezuela dadas las dificultades logísticas que representa. Se trató de la primera visita a Washington del enviado de Jair Bolsonaro desde que asumiera la cancillería brasileña el 01ENE19 y en sus conversaciones con los interlocutores estadounidenses se habría analizado aspectos geopolíticos como el régimen de Cuba y la presencia de Rusia y China en la política continental.

El 04FEB19, la vicepresidente y canciller de Panamá Isabel de Saint Malo, de viaje en Washington, sostuvo una reunión con su colega Mike Pompeo en la cual se trató las crisis de Venezuela y Nicaragua. El “tema Venezuela” y el rol del Grupo de Lima fue objeto de la reunión sostenida el 06FEB19 por el vicecanciller peruano Hugo de Zela con el secretario de Estado Adjunto John Sullivan y con el encargado de Venezuela en el Departamento de Estado Elliott Abrams. Sullivan igualmente habló sobre Venezuela en su reunión del 07FEB19 con el Secretario de Exteriores de España, Fernando Martín Valenzuela de visita en Washington.

El 13FEB19 el presidente colombiano Iván Duque estará en la Casa Blanca para una reunión con Donald Trump y su equipo durante la cual, aparte de temas bilaterales, analizarán la participación de Colombia en la estrategia de apoyo a Guaidó. Al día siguiente, el 14FEB19, el secretario de Estado Mike Pompeo llegará a Bruselas donde sostendrá un encuentro con la Alta Representante de la Unión Europea Federica Mogherini en el cual intercambiarán sobre las acciones de EEUU y la UE hacia Venezuela. El 18FEB19 el Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea sostiene una sesión de rutina y el “tema Venezuela” ya fue incluido en la agenda en la cual Mogherini informará a los ministros sobre la reunión sostenida en Montevideo el 07FEB18.

El “tema Venezuela” ha ganado una altísima figuración política y mediática planetaria en desmedro del régimen chavista. Decenas de diarios de América y Europa, cadenas internacionales de noticias y hasta altos funcionarios de diversos gobiernos coincidieron al mostrar y comentar una fotografía aérea, tomadas el 06FEB19 al puente Las Tienditas sobre el rio Táchira, el cual comunica a Venezuela y Colombia. La imagen que fue un duro golpe publicitario contra Maduro, mostraba improvisadas barricadas (contenedores y una cisterna rodante) colocadas sobre un amplio puente binacional que permanece cerrado al tráfico desde que concluyera su construcción en 2016. Aquella foto que rápidamente fue complementada por video aéreos producido por agencias de noticias, reforzó una creciente percepción internacional  sobre la negativa de Maduro para permitir el tránsito de “ayuda humanitaria” hacia Venezuela.

Montevideo, la capital de Uruguay, fue escenario para un fracasado intento del régimen chavista para crear un esquema de apoyo internacional que le brinde oxígeno político mediante la promoción de un esquema de “dialogo” entre Nicolás Maduro y Juan Guaidó.

La Unión Europea acordó el 30ENE19 la creación de un “grupo internacional de contacto” para promover “condiciones necesarias para la “celebración inmediata de elecciones libres y justas” en Venezuela. Del mecanismo forman parte los gobiernos de Francia, Reino Unido, Alemania, Portugal, España, Países Bajos, Italia, Suecia, Ecuador, Costa Rica, Uruguay y Bolivia y tendría su primer encuentro el 07FEB19 en Montevideo. En tanto, Uruguay y México, en clara coordinación con el régimen chavista, promocionaba en paralelo la celebración de una “conferencia internacional” de países “neutrales” que promoverían un “diálogo” en Venezuela.

El 05FEB19, la presidencia de Uruguay emitió un comunicado afirmando que “ante versiones vinculadas a la reunión del próximo jueves 7 en Montevideo entre países de la Unión Europea y de América Latina, Presidencia de la República Oriental del Uruguay aclara que la única reunión acordada es la que se realizará efectivamente ese día y en la que participarán: la Unión Europea, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, España, Suecia, Reino Unido, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, México y Uruguay”. Llamaba la atención que el canciller mexicano Marcelo Ebrard viajara a Montevideo para participar en la reunión promovida por la UE, pese a que la posición del gobierno de AMLO es la de no reconocer a Guaidó y rechazar nuevas elecciones en Venezuela.

Tras un largo viaje con escala en Miami, el 06FEB19 llegaron a Montevideo los primeros ministros de Trinidad & Tobago, Barbados y San Cristóbal y Nieves, Keith Rowley, Mia Mottley y Timothy Harris, con sus respectivas delegaciones de funcionarios diplomáticos y personal de prensa. Los tres enviados caribeños junto a los cancilleres de Uruguay y México sostuvieron un almuerzo en el Palacio Santos, sede de la cancillería uruguaya, y procedieron a suscribir un documento creando el “Mecanismo de Montevideo” con el propósito de promover el diálogo en Venezuela. Simultáneamente el gobierno de Bolivia anunciaba su apoyo al “mecanismo”, Nicolás Maduro lo aplaudía desde Caracas y comenzaba a circular una carta de apoyo suscrita por una lista de figuras de la izquierda mundial encabezada por las brasileñas Dilma Rousseff y Gleisi Hofmann, el español Juan Carlos Monedero y la chilena Camila Vallejo. El montaje de una maniobra diplomática promovida desde Caracas resultaba evidente.

El 07FEB19 se produce la reunión del “Grupo de Contacto” copresidida por el mandatario uruguayo Tabaré Vázquez y la italiana Federica Mogherini quien llegó acompañada de un grupo de ministros de exteriores europeos. Los enviados europeos descartaron considerar el “Mecanismo de Montevideo” ideado por México y Uruguay. El documento final del encuentro del “Grupo de Contacto” señala que los participantes “procederán con los contactos necesarios con los actores venezolanos relevantes así como con los socios regionales e internacionales con el objetivo de establecer las garantías necesarias para un proceso electoral creíble, en el menor tiempo posible” en Venezuela y  “permitir la entrega urgente de asistencia de acuerdo a los principios internacionales de ayuda humanitaria”.

De esta manera el gobierno uruguayo, sin reconocer a Guaidó, se sumó a la posición de exigir nuevas elecciones en Venezuela. El canciller mexicano Marcelo Ebrard quien asistió a la reunión del Grupo como invitado y el canciller boliviano Diego Pary no suscribieron la declaración.

Ya el 06FEB19 una representante de la Unión Europea, Veronique Lorenzo, viajó a Caracas para sostener reuniones con Guaidó y con Jorge Arreaza el canciller de Maduro. Según Guaidó, la reunión tuvo como propósito  “consolidar su apoyo y la transición democrática”. En la práctica, ya la UE comenzó sus gestiones ante los dos principales actores políticos de la crisis venezolana.

Edgar C. Otálvora

Diario Las Américas

@ecotalvora

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0