Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Internacionales

Las tensiones sobre los géneros y las generaciones persisten en los Premios Grammy Latinos

Por:

infobae

30

Publicado: 17 de noviembre, 2019 — 2:32 a.m. (hace 3 semanas)

Por Jon Caramanica

Rosalía acepta el premio álbum del año por "El Mal Querer." REUTERS/Steve Marcus

En los últimos años, la expansión del reguetón y el surgimiento del trap latino han sido dos de las evoluciones más significativas que se han registrado en la música pop global. Estrellas como Bad Bunny, Ozuna, Maluma, J Balvin, Nicky Jam y otros han transformado el pop en español con sonidos que son completamente modernos y escandalosamente populares.

Entonces, cuando se anunciaron las nominaciones para la vigésima edición anual de los Premios Grammy Latinos en septiembre, el desaire fue muy claro: ningún artista de reguetón o trap latino estaba en las categorías más importantes, que se entregaron principalmente a los favoritos de siempre que hacen música más tradicional y convencional. Muchas de las figuras más importantes de la comunidad reguetonera, incluidos J Balvin y Daddy Yankee, una estrella de una generación anterior, se manifestaron en contra de lo que percibieron como una falta de respeto sistemática hacia su sonido.

Como sucede con los Premios Grammy, la versión latina tiene un claro problema generacional, así como uno de género, derivados de un organismo de votación que evoluciona mucho más lentamente que el mundo de la música.

Bad Bunny. REUTERS/Steve Marcus

Es por eso que los esfuerzos para demostrar equilibrio en la ceremonia de los Grammy Latinos de este año, realizada la noche del 14 de noviembre en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas y transmitida por Univision, fueron muy intensos. Aunque varias estrellas de reguetón decidieron no asistir, otras aprovecharon la oportunidad para abogar por su género.

Bad Bunny ganó en la categoría de mejor álbum urbano por “X 100PRE” y en su discurso pidió que se tomara más en serio al reguetón y alentó a sus compañeros artistas para que se esfuercen más en el aspecto creativo. Su interpretación de “Callaíta”, acompañado de una orquesta, cerró el evento y fue uno de los momentos más destacados de la ceremonia. Previamente, el cantante de reguetón panameño Sech también ofreció una interpretación impresionante (junto con el rapero Darell) de su éxito “Otro trago”, una de las canciones más populares de este año, antes de que se le uniera en el escenario la superestrella reguetonera Ozuna para cantar “Si te vas”.

La categoría de mejor canción urbana la ganó “Con Altura”, de Rosalía y J Balvin, lo que resultó problemático por un par de aspectos. Primero: J Balvin no asistió a la ceremonia, en protesta; segundo: Rosalía, un prodigio español del flamenco que se está convirtiendo en una floreciente vanguardista pop, no es, estrictamente hablando, una artista de reguetón. Además, al igual que Alejandro Sanz y Enrique Iglesias, quienes han sido agasajados en estas ceremonias a lo largo de los años, ella es una artista europea, no latina.

Residente, Ricky Martin y Bad Bunny. REUTERS/Steve Marcus

Rosalía también ganó en las categorías de álbum del año y mejor álbum vocal pop contemporáneo por “El mal querer”. Sanz también se llevó tres premios, incluyendo grabación del año y canción pop por “Mi persona favorita”, su dueto con Camila Cabello.

Los Premios Grammy Latinos celebran una amplia gama de géneros: varios estilos regionales mexicanos, música en idioma portugués, música tropical, rock, jazz y más. La ceremonia también hizo esfuerzos para incluir a un puñado de artistas invitados de la música en inglés. Alessia Cara subió al escenario con el cantante colombiano Juanes; Alicia Keys interpretó una canción con Miguel y luego cantó con Pedro Capó y Farruko “Calma”, uno de los grandes éxitos del verano. Además, Lars Ulrich de Metallica le otorgó a Juanes el premio a la persona del año de la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación.

Hubo varios momentos, especialmente en la presentación de apertura de los premios, que intentaron establecer de manera similar puentes entre los artistas más jóvenes y figuras ya establecidas. Pero ninguno tuvo tanto éxito como la colaboración entre la leyenda ranchera Vicente Fernández, su hijo Alejandro y su nieto Alex. De los tres, Vicente destacó claramente como la gran estrella al interpretar “Volver Volver” con una gran intensidad. Luego de más de seis décadas de carrera, todavía canta como si tuviera que ganarse un lugar en el escenario.

*Copyright: c.2019 The New York Times Company

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0