Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Opinión

Informe Otálvora: Venezuela se convierte en crisis internacional

Por:

runrun

2

498

Publicado: 28 de enero, 2019 — 15:07 p.m. (hace más de 2 meses)
Ver en fuente

Otras fuentes (5)

Nueve miembros del Consejo de Seguridad de la ONU aprobaron el 26ENE19 debatir sobre la situación en Venezuela Foto: Departamento de Estado EE.UU.

LA DESIGNACIÓN DE EMBAJADORES EN VARIAS CAPITALES claves sería un inminente paso del presidente del parlamento venezolano, Juan Guaidó, quien el 23ENE19 juró “asumir formalmente las competencias del ejecutivo nacional como el presidente encargado de Venezuela”.

El plan de acción de la oposición venezolana para provocar la salida del chavismo ha estado fuertemente basado en el apoyo de gobiernos extranjeros y su capacidad de respaldar operativamente las decisiones del gobierno en formación.  Aparte de hacer valer en términos diplomáticos el reconocimiento político otorgado por una creciente lista de gobiernos, el nombramiento de representantes diplomáticos tendría el propósito de coordinar oficialmente acciones financieras y de cooperación. Fuentes cercanas al proceso de formación del gobierno de transición en Venezuela, consultadas para este Informe, aseguran que la designación de representantes diplomáticos y de directivos de empresas estatales en el extranjero están orientadas a cumplir uno de los objetivos inmediatos del nuevo gobierno: preservar los activos del estado venezolano situados en el exterior. El 25ENE19, el gobierno de EEUU recibió de Guaidó la solicitud para reconocer al dirigente político venezolano Carlos Vecchio como representante diplomático de Venezuela con rango de Encargado de Negocios, a lo cual accedió el Departamento de Estado y lo hizo público el 27ENE19. Vecchio, miembro del partido de Leopoldo López y Guaidó, permanece en el exilio desde el año 2014 y desde entonces ha sido uno de los activistas de la oposición venezolana ante diversos gobiernos y organismos internacionales.

A petición de EEUU, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá el 26ENE19 para tratar la situación en Venezuela. El secretario de Estado Mike Pompeo  estará encabezando la delegación de EEUU y se espera la presencia de varios cancilleres latinoamericanos. Según Pompeo, su asistencia a la ONU busca el reconocimiento a Juan Guaidó como Presidente Encargado y la cooperación internacional para el nuevo gobierno en Venezuela. La sesión que es deliberativa y donde no se someterá a votación alguna resolución, promete enfrentar a EEUU con Rusia que se ha convertido en el defensor del régimen chavista en las instancias internacionales. Antes de la sesión del Consejo de Seguridad se produjo una negociación tras bastidores entre las delegaciones permanentes. EEUU propuso debatir una resolución pero China y Rusia advirtieron que la vetarían con lo cual se cerró la posibilidad de adelantar una decisión del Consejo.

EE.UU. podría estar evaluando prestar ayuda humanitaria a Venezuela bajo la bandera de la ONU. Según el senador Marco Rubio, ya Juan Guaidó solicitó formalmente el 24ENE19 al secretario Pompeo el envío urgente de ayuda humanitaria incluyendo un buque hospital. El 25ENE19 durante un acto público en Caracas, Guaidó afirmó que la ayuda internacional sería distribuida en Venezuela mediante ONG´s y agencias de la Iglesia.

Hasta la tarde del 25ENE19, luego de su juramento el 23ENE19, el diputado Juan Guaidó ha sido oficialmente reconocido como Presidente Interino de Venezuela por los gobiernos de EEUU, Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Paraguay, Perú, Ecuador, Costa Rica, Chile, República Dominicana, Panamá, Guatemala, Honduras, Bahamas y Haití. Además, cuatro países europeos que no forman parte de la UE pero que mantienen sanciones contra el régimen chavista desde el año 2018: Georgia, Albania, Suiza y Ucrania. El 27ENE19, el primer ministro de Israel Benjamín Netanyahu anunció su reconocimiento a Guaidó y el 28ENE18 la ministra de Asuntos Exteriores de Australia, Marise Payne, informó su reconocimiento a Guaidó como “presidente interino.

Los gobiernos de Alemania, Francia, Reino Unido, Dinamarca, Portugal, España y Finlandia han manifestado su respaldo a la Asamblea Nacional de Venezuela y aúpan un pronunciamiento colectivo de la Unión Europea reconociendo al gobierno de Guaidó.

Los gobiernos socialistas de España y Portugal, encabezados por Pedro Sánchez y António Costa, han ido modificando su posición respecto a Venezuela. España y Portugal  impulsaron en la UE la creación de un mecanismo internacional denominado “grupo de contacto” que propiciaría el diálogo entre el gobierno y la oposición en Venezuela, sin abandonar la imposición de sanciones. El ministro de Exteriores español, Josep Borrell,  anunció el 21ENE19 que ese grupo sería formalizado el 18FEB19 y contaría con el apoyo de algunos gobiernos latinoamericanos. Ahora se sabe que los gobiernos latinoamericanos que apoyan el esquema promocionado por los socialistas europeos son los de México y Uruguay. El 23ENE19 los gobiernos del mexicano AMLO (separado del Grupo de Lima) y del uruguayo Tabaré Vázquez emitieron un comunicado conjunto proponiendo “un nuevo proceso de negociación incluyente y creíble” (…) “en sintonía con los Gobiernos de España y Portugal”. El gobierno de AMLO, incluso, ofreció Ciudad de México como sede para una negociaciones entre representantes de Maduro y Guaidó. La opción del “grupo de contacto” quedó sin piso ante los últimos desarrollos de la crisis en Venezuela los cuales hicieron que la disyuntiva dentro de la UE cambiara entre reconocer un nuevo gobierno en Venezuela o no. El 25ENE19 el propio Juan Guaidó rechazó la oferta de México y Uruguay.

Maduro ha recibido los apoyos automáticos de los gobiernos de Cuba, Bolivia, Nicaragua, El Salvador, Surinam y San Vicente y las Granadinas así como el pronunciamiento de Turquía. El gobierno ruso ha sido especialmente activo atacando la posición de EE.UU. y ratificando su reconocimiento a Maduro. Vladimir Putin se comunicó telefónicamente con Maduro el 25ENE19 y según la versión Putin “expresó su apoyo para las autoridades legítimas de Venezuela en medio de la agravación de la crisis política interna provocada desde el exterior. Hizo hincapié en que la interferencia destructiva externa es una violación flagrante de las normas fundamentales del derecho internacional”. El 26ENE19, el gobierno ruso por intermedio del jefe del Departamento para Latinoamérica del Ministerio de Exteriores, Alexandr Schetinin, se ofreció como mediador en la crisis en Venezuela aunque confirmando su reconocimiento a Maduro. El canciller ruso, Serguéi Lavrov acusa a EEUU de propiciar un golpe de Estado en Venezuela y lo califica como “política destructora”.

El respaldo de China a Maduro ha sido menos sonoro que el de Rusia. El gobierno de  Xi Jinping no emitió algún comunicado o pronunciamiento el 23ENE19 ante los acontecimientos en Venezuela y fue sólo el 24ENE19 cuando la cancillería china emitió sus comentarios en medio de una rutinaria rueda de prensa. En respuesta a preguntas de los periodistas, la vocera de la cancillería china, Hua Chunying, dijo que su país estaba preocupado por los acontecimientos en Venezuela y pidió “a todas las partes relevantes que se mantengan racionales y sensatos y busquen una solución política al problema”. Preguntada en dos ocasiones sobre la posición china de reconocer al gobierno de Maduro, Hua respondió con un texto pre elaborado: “China y organizaciones internacionales, enviaron representantes para asistir a la ceremonia de inauguración del Presidente Maduro en este 10 de enero. China apoya los esfuerzos realizados por el gobierno venezolano para defender la soberanía nacional, la independencia y la estabilidad”. La vocera chino se cuidó de no atacar a EEUU y dijo: “como países importantes en el hemisferio occidental, EE.UU. y Venezuela tienen relaciones tradicionales (…) esperamos que los dos países puedan manejar sus relaciones sobre la base de tratarse como iguales, respeto mutuo y no injerencia”.

En medio de la grave crisis venezolana, el gobierno de Guyana no ha dudado en sacar provecho para su posición en el conflicto territorial por el Esequibo reclamado por Venezuela. Guyana ha participado en el Grupo de Lima y ha apoyado sus posiciones contra el régimen chavista. Simultáneamente la diplomacia guyanesa con apoyo de las petroleras estadounidenses se valió del conflicto entre Venezuela y EE.UU. como argumento para lograr que Washington cambiara su posición de relativa neutralidad en cuanto al diferendo que ahora tiene impacto por el descubrimiento de importantes reservas petroleras en aguas en disputa.

El 04ENE19, el Grupo de Lima emitió un comunicado mediante el cual los gobiernos miembros (salvo México) declararon no reconocer “la legitimidad del nuevo periodo presidencial del régimen de Nicolás Maduro”. La delegación de Guyana exigió y los demás cedieron a incluir en esa declaración un expreso pronunciamiento según el cual las exploraciones petroleras realizadas por un consorcio chino estadounidense encabezado por la empresa Exxon se produjeron en “la zona económica exclusiva” de Guyana. La inclusión de ese asunto de conflictivo bilateral fue un error de quienes negociaron el documento, a juicio de varias cancillerías involucradas. De hecho, varios gobiernos miembros del Grupo de Lima emitieron aclaratorias desmintiendo o relativizando ese punto de la declaración. Posteriormente Guyana se negó a suscribir la declaración del 23ENE19 en la cual el Grupo de Lima  reconoció y expresó “su pleno respaldo al Presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó quien ha asumido en la fecha como Presidente encargado” de Venezuela.

El gobierno guyanés presidido por David Granger emitió el 23ENE19 su propio comunicado en el cual no reconoció a Guaidó y llamó a un “diálogo inmediato entre a todos los actores políticos y sociales” en Venezuela. Ese mismo día, cuando se esperaba que Guaidó en Caracas asumiera la condición de Presidente Encargado y EE.UU. lo reconociera, el vicepresidente y canciller de Guyana Carl Greenidge se encontraba en Washington tras solicitar una audiencia urgente. Greenidge, quien procuraba confirmaciones de la continuidad del apoyo de EE.UU., fue recibido por el subsecretario John J. Sullivan. Según la nota emitida por el Departamento de Estado, Sullivan “afirmó los derechos soberanos y la jurisdicción de Guyana dentro de su Zona Económica Exclusiva” sin mayores detalles y los dos funcionarios habrían hablado sobre “la importancia de la cooperación entre EE.UU. y Guyana para la seguridad de Guyana ante la inestabilidad en la vecina Venezuela”. Pocas horas después, el 24ENE19, Guyana se negó a votar un proyecto de resolución en la OEA promovido por el Grupo de Lima y EE.UU. mediante la cual el organismo reconocería la presidencia de Guaidó y aceptaría a un representante suyo.

Por cierto, el gobierno ruso, por medio del organismo de turismo Rosturizm, emitió el 24ENE19 una advertencia a sus nacionales en la cual “aconseja a los ciudadanos de Rusia que se encuentran en Venezuela que actúen con precaución, observen medidas de seguridad personales, eviten visitar lugares concurridos y, si es posible, sigan los informes de las autoridades locales”.

@ecotalvora

Diario Las Américas

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0