Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Regionales

Las dos caras de las noches maracaiberas: Luz pa’ la calle y oscuridad pa’ la casa

Por:

noticiaaldia

79

Publicado: 13 de diciembre, 2019 — 21:00 p.m. (hace 1 mes)



Composición: Argelia Nuñez

En Maracaibo han hecho cinco encendidos en las icónicas plazas y el Angelito de Amparo, mientras los hogares permanecen en total oscuridad por un racionamiento que no falla

El 2019 ha sido el año de la peor crisis eléctrica que ha vivido el país, especialmente la  región zuliana, donde la ciudadanía ha permanecido hasta 18 horas sin electricidad bajo un esquema de racionamiento diario, sin contar las fallas eléctricas, que en algunas comunidades, no han permitido que sus habitantes noten cuando están dentro del plan de administración de carga.

Desde marzo, los estragos del racionamiento, apagones y las incesantes fluctuaciones, afectaron la cotidianidad de una ciudadanía, que entre su falta de descanso, debía salir a estudiar o trabajar bajo condiciones poco favorables o hacer colas para adquirir alimentos, gasolina u otros, aunado a la crisis en los servicio públicos, especialmente en el de agua potable, que convirtió al Zulia en un estado a medio vivir.

Sin embargo, no fue hasta mediados de octubre cuando los habitantes del estado petrolero, comenzaron sentir un cambio y una mejoría en el sistema eléctrico. A los 23 días del mes, el anuncio tan esperado llegó; “Ha comenzado el día de la estabilidad eléctrica en el Zulia”, dijo esa noche el gobernador Omar Prieto.

«Ha comenzado el día de la estabilidad en el estado Zulia. Se prendió Termozulia. Este es el mes del nuevo comienzo, del renacer del estado zuliano, de la victoria que vamos a tener», agregó Prieto.

El progreso se vio en algunas zonas, pero las declaraciones del Jefe del Ejecutivo regional, retumbaron desde el primer momento, no solo en los usuarios que temen que las mejoras se esfumen, sino en aquellas personas que no comenzaron a disfrutar de los avances en el servicio.

El 01 de noviembre, inició la navidad en Maracaibo con el encendido de la Plaza República.



Este primer encendido, alegró a la comunidad porque les presentó la oportunidad de salir de la rutina y respirar el aire navideño, aunque los comentarios negativos no faltaron.

Otros cuatro encendidos surgieron, pero la receptividad no fue la misma.

El encendido del icónico Angelito de Amparo se dio el 18 de noviembre, día de la Virgen de Nuestra Señora de Chiquinquirá. La estructura de 1800 bombillos iluminó las noches maracaiberas a la vista desde cada rincón de la ciudad.



«Llego a la casa y escasamente puedo ver lo que hago, casi todos los días mis noches son de penumbras. El racionamiento llega sin previo aviso y con tiempo indefinido, intento dormir pero los zancudos no me dejan, su zumbido en el oído y las picadas en las piernas me agobian», comenta Lenys Vargas, quien vive desde hace años en el Barrio Cuatricentenario.

«Arroparme no es la opción, porque cual agujas punzantes traspasan las sábanas y el calor me hace más incómoda la velada. Mientras espero a llegada de tan anehalada luz, subo a la segunda planta, abro la ventana para que entre brisa pero me invade la histeria, al otro lado de mi localidad, no muy lejos de Cuatricentenario, entre penumbras y dormitada observo la silueta del imponente Angelito de Amparo, encendido cada día», lamentó Lenys.



La noche del 28 de noviembre la pesadilla volvió, el doble racionamiento se ajustó a cada vivienda de Maracaibo, el desvelo se vio reflejado en los rostros de los habitantes, y no fue solo una noche, continuó sin anuncio previo, ni posterior. Las autoridades callaban al respecto.

El 1 de diciembre llegó el tercer encendido. La virgen de La Plaza El Ángel brilló en medio de la oscuridad en los hogares adyacentes, que durante seis horas de oscuridad veían a lo lejos la plaza iluminada, con tarima para agrupaciones musicales, además del show de pirotecnia.

¡Hasta los Haticos tuvieron encendido!

Con un día de diferencia, se realizó el cuarto encendido que inició con un conteo regresivo para iluminar el arbolito de Navidad de cinco metros de altura, el túnel de ocho metros de largo, el techo de luces de nueve metros de largo, además de la elaborada estructura metálica de luces en la tarima en la Plaza Salvador Allende, ubicada detrás del mercado Corito en Haticos por arriba.

El encendido de las zonas circunvecinas se dio por las estrellas. Esa misma noche, vecinos algunas comunidades de Haticos por abajo reportaron cortes eléctricos programados.

No fue hasta el 4 de diciembre que el gobernador y Corpoelec confirmaron la tragedia eléctrica: “es necesario continuar el racionamiento 6×6”. Las ojeras volvieron a los rostros marabinos.

Algunos se preguntan: ¿será que la luz que nos quitan a nosotros es pa’ mantener las plaza boniticas?

Desde el reintegro de la doble tanda de apagones hubo cuatro encendidos, pero no el de la Salvador Allende no fue el último. La noche del jueves 12 de diciembre la Plaza Indio Mara también se iluminó con la navidad y para muchos, ya un quinto encendido parece una burla.

No obstante este viernes 13, en Cuatricentenario también está programado un encendido (que los vecinos desconocen) para las 5:00 de la tarde, en la zona donde usualmente cortan de forma programada la electricidad entre las 6:00 y las 8:00 de la noche.

Al consultar a los residente de las comunidades cercanas, dijeron que nadie ha puesto una lucecita por ahí y que no tiene ni idea de qué y para qué van a encender si el racionamiento es lo único seguro en la comunidad.

Sarcásticamente, los zulianos coinciden en que todo se trata de seguir un refrán: “Luz pa’ la calle y oscuridad pa’ la casa. Nunca tengo luz mientras las calles están iluminadas».

Urbina Hernández

La entrada Las dos caras de las noches maracaiberas: Luz pa’ la calle y oscuridad pa’ la casa se publicó primero en noticia al dia.

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0