Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Cultura

Literatura del XXI

Por:

elpais

42

Publicado: 10 de octubre, 2019 — 23:47 p.m. (hace más de 1 semana)

El Nobel premia a una escritora original, erudita y libre. Pura literatura del siglo XXI

La escritora Olga Tokarczuk en Breslavia, Polonia, en marzo pasado. Reuters

Los errantes (Flights, en inglés) de Olga Tokarczuk se publicó en inglés en 2018. Anagrama lo hará en español el 23 de octubre. Sin embargo, la novela había salido 10 años antes en polaco. El libro esperó 10 largos años antes de ser conocido en inglés. Pero a partir de entonces todo ocurrió muy rápidamente, con la velocidad de los aviones. Primero fue galardonado con el Man Booker International Prize al mejor libro traducido al inglés (Jennifer Croft firmó la traducción) y ahora le llega el Premio Nobel. Es un libro muy original, muy diverso y escrito con muchísima libertad creativa. En ella la autoficción se encuentra con la erudición sebaldiana y la ficción más imaginativa. Mezcla personajes reales con ficticios. Algunas veces suena a diario, otras veces a ensayo académico. No hay un personaje principal. No es necesario en el siglo XXI. La voz de la narradora es la que une toda la novela. Y el tema. El tema del desplazamiento, el viaje. El viaje en el tiempo y en el espacio. ¿Hay acaso otro tema que retrate mejor nuestros días?

En diciembre de 2010, coincidí con Tokarczuk en el Festival de Literatura Europea en Nueva York, gracias a una invitación de Eduardo Lago. También asistieron la alemana Jenny Erpenbeck y el francés Philippe Claudel. Tokarczuk me pareció una escritora muy seria, rigurosa. El año pasado la volví a ver en la Biblioteca de Brooklyn. Presentaba su novela junto a su traductora. No había mucha gente. Habló de su obsesión por la anatomía, muy presente en la novela. “Sabemos mucho del universo, de las estrellas, las estudiamos todos los días. Pero qué poco sabemos sobre nuestros cuerpos, sobre lo que está pasando ahí dentro ahora mismo. No sabemos nada. De ahí surge mi interés por la anatomía”. Habló de Europa y de Polonia, su país, un país que fue invadido primero por los alemanes y luego los rusos (no los soviéticos) y del polaco, una lengua que ha dado tan buenos escritores como Zsymborska, Herbert, Milosz, Zagajewski, Kapuscinski, Mrozek… Habló de todo ello pero también de su pelo, que a muchos les parece rasta. “No es rasta, las mujeres polacas antiguamente se peinaban así”. La fuerza de los prejuicios, prejuicios que ella combate constantemente. No quiso pronunciarse sobre la política polaca. Ella había venido a hablar de literatura y la política lo puede desfigurar todo. En el turno de preguntas, parecía que no se acordaba bien de lo que pensaba cuando escribió Los errantes 10 años antes. Su mente estaba en nuevos proyectos, en nuevos libros. “Lo que quiero es volver a Polonia y escribir”. Ahora no podrá hacerlo durante un tiempo. El Nobel premia a una escritora original, erudita y libre. Pura literatura del siglo XXI.

Se adhiere a los criterios de Más información >

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0