Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Opinión

Rubén Monasterios: Silencio es complicidad

Por:

noticierodigital

17

Publicado: 19 de enero, 2019 — 11:22 a.m. (hace 1 mes)



Mi muy recordada Moraima Blanco, en estos días pasados te tuve presente más que de costumbre; sí, pongo énfasis en el “más que de costumbre” porque tú eres una de mis presencias ausentes en medio de la muchedumbre solitaria. Y la razón fue porque me invitaron a ver a Chuchito Valdés en el legendario Yohis de Oakland. Creo que este genio de la música es el mayor exponente actual del jazz latino, y sé que es uno de tus músicos predilectos, o al menos lo fue, en aquellos tiempos mejores en los que actuaste como promotora de esa valiosa música en el ambiente venezolano.

Recordé un encuentro propiciado por ti en un bar de Caracas en homenaje a Chucho; participaban músicos de su banda y otros invitados; y ocurrió un acontecimiento que quizás ignoras. En el discurrir de la conversa salió a relucir el tema de la miseria en Cuba bajo el régimen de Castro. Chucho, para ese entonces residenciado en Cuba, evitó comprometerse con una opinión, y dijo algo así como: “Yo no sé mucho de eso, porque trabajo afuera y cobro en dólares y vivo en dólares”… Siguió la fiesta, y en un momento apartado, otro de los músicos cubanos presentes me comentó: “Sí, cobra en dólares, vive en dólares y en La Habana se pasea en tremendo coche, mientras la mayoría de los músicos que nos negamos a representar al régimen comemos **** o tenemos que irnos de nuestro país”.

Es un hecho: todo talento que se preste a ser pancarta de la propaganda internacional de un régimen dictatorial se hace cómplice, así no se declare explícitamente partidario del mismo. Indiferencia y silencio son formas de complicidad con el poder inhumano.

Hoy en día el ganador de seis Grammy y tres Grammy Latino reside en México, y según dicen en una nota biográfica en Google, aún en esa situación libre de riesgos, sigue manteniendo su actitud acrítica respecto a dictadura de su país. ¿Verdad que es difícil esto de admirar a un personaje en una dimensión y repudiarlo en otra?, sí, porque la mente humana no es una serie de compartimientos estancos; muy en sentido contrario, están interconectados; pero, dada la realidad, uno tiene que vivir con esas dicotomías si quiere ser razonablemente objetivo.

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0