Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Internacionales

Pañuelos amarillos, cumbia y muñecos contra Cristina: crónica de una tarde en la que una multitud gritó para revertir la elección

Por:

infobae

37

Publicado: 20 de octubre, 2019 — 1:45 a.m. (hace más de 4 semanas)

Cientos de miles de personas acompañaron a Mauricio Macri en su último acto en la ciudad de Buenos Aires

Banderas argentinas y pañuelos amarillos invadieron la escena durante el acto de Mauricio Macri (Gustavo Gavotti)

Como Romeo y Julieta / Lo nuestro es algo eterno.

El sonido y la musicalización del último acto de Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires previo a las elecciones del 27 de octubre apeló a lo emotivo. La célebre canción de cumbia del grupo Los Charros fue el primer tema que se reprodujo en el acto que el Presidente encabezó frente al Obelisco. “Amores como el nuestro quedan ya muy pocos, del cielo caen estrellas sin oír deseos”, reza la letra que escucharon y bailaron cientos de miles de personas durante la tarde del sábado.

Potenciar el vínculo gobernante/votante siempre es el objetivo . La música, que causó el efecto esperado en un público calmo y paciente, fue el cómo. El grueso logró "despertarse” cuando algunos pocos comenzaron a bailar. Lo hicieron los cientos de miles que se ubicaron frente al escenario y también otro grupo numeroso que se instaló del otro lado de la Plaza de la República ante la imposibilidad de cruzar Avenida Corrientes.

“No hay gente en los balcones, mirá...” , le dijo una mujer a su marido mientras señalaba los edificios que encierran la Avenida 9 de Julio. “Para que no nos digan que no venimos a las marchas”, agregó. A través de los parlantes continuó -en loop - el “Mauricio da la vuelta y esto se da vuelta” que acompañó al mandatario en toda la gira nacional que llevó a cabo tras las PASO con el objetivo de revertir el mal resultado que obtuvo el 11 de agosto.

Tras el himno, vino el discurso de Horacio Rodríguez Larreta y luego el de Mauricio Macri. En el medio, más música y cantitos que nacieron durante la campaña de 2015, continuaron en la de 2017 y permanecen en la actual. También expresiones nuevas, como aquel grito repetido en donde fiscalizar se transformó en “¡fis-ca-lizar, fis-ca-lizar!”, ante el pedido expreso del presidente de la Nación. Bajo esta temática bromeó otro hombre cuando finalizó la movilización: “Bueno, ¿dónde están los $5.000 que nos iban a dar por fiscalizar?” , dijo ante las risas cómplices de sus hijos, quienes festejaron la ocurrencia de su padre en la puerta del estacionamiento en el que esperaban para irse.

Los muñecos con la imagen de Cristina Kirchner

La gastronomía fue variada y la venta ambulante ofreció diversos artículos y accesorios. Sándwiches de salame y queso a $60, hamburguesas a $80 y algodones de azúcar por el mismo precio. También banderas argentinas a $100, globos de helio a $150 y $200 y pañuelos amarillos, con la inscripción “Sí, se puede. Yo te voto”, a $80. Abundó el mate y los puestos de gaseosas y jugos acompañaron la oferta.

Las equivocaciones no faltaron. Cuando arribó la Juventud Radical de CABA, con Martín Lousteau entre los militantes, hubo un hombre que comenzó a gritarle “Patricio, Patricio, te bancamos" , identificando erróneamente al candidato a senador nacional por la Ciudad y confundiéndolo con Patricio Loustau, árbitro de la Superliga Argentina de Fútbol. La mujer, a los pocos segundos, lo corrigió: “Se llama Martín, Jorge”.

El grupo que encabezó Lousteau irrumpió con bombos, trompetas, banderas y la cara de Raúl Alfonsín en el centro de la escena . “Gracias, radicales, gracias” , gritó una mujer desde la vereda, emponchada con una bandera argentina, y logró la retribución del saludo por el propio economista.

Martín Lousteau bajo la imagen de Raúl Alfonsín y acompañando a la Juventud Radical de CABA

El grito se volvió unánime cuando Macri tomó el micrófono, saludó a la multitud y comenzó su discurso. Miguel Ángel Pichetto fue ovacionado, María Eugenia Vidal aclamada y Juliana Awada muy aplaudida. Al candidato a vice le entonaron su apellido alargando la e cual saludo de cancha. Para la gobernadora provincial, quien acompañó la movilización desde un sector lindero del escenario, gritaron el clásico “¡Ahora, ahora, Vidal gobernadora!” . También hubo un cantito para Awada, quien saludó con ambas manos cuando escuchó “¡he-chi-cera, he-chi-cera!” casi al final del acto.

Casi invisibles, las marquesinas de la icónica avenida porteña modificaban sus publicidades al ritmo de un pestañeo. Mientras el Presidente preguntaba si se podía dar vuelta la elección, la cara de Alberto Fernández le sonreía a los cientos de miles. Lo mismo ocurrió con la imagen de Matías Lammens. Sin embargo, fue Cristina Kirchner la única persona de la oposición que estuvo expresamente en el recuerdo de los seguidores de Cambiemos: “¡Que vaya presa, que vaya presa!” , gritaron, mientras exponían una decena de muñecos con la imagen de la ex presidente vestida con un traje blanco y negro a rayas.

Una vecina de la ciudad de Buenos Aires envuelta entre la bandera argentina y el pañuelo amarillo

Sobre el final, más cumbia. Cuando el jingle “da la vuelta" se detuvo apareció Gilda, quizá para rememorar aquel balcón de la Casa Rosada en donde la vicepresidente Gabriela Michetti se animó a emular a la cantante. “No me arrepiento de este amor, aunque me cueste el corazón” , fue lo último que se oyó antes de que sólo quedara el bullicio de la multitud que se desconcentraba. De las mismas voces que antes, bajo un sol que nunca fue sofocante, gritaron para que Macri consiga otro mandato hasta 2021.

SEGUÍ LEYENDO:

Ante cientos de miles de personas reunidas en el Obelisco, Macri llamó a dar vuelta la elección

El gesto de María Eugenia Vidal en favor de las dos vidas en el acto en el Obelisco

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0